Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Martes, 24 de octubre de 2017

Edimburgo

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Edimburgo es la capital de Escocia, pero no es la ciudad más grande, deriva su nombre del tiempo (alrededor A. D. 620) en que la fortaleza del burgo de Edwin fue levantada en una espuela alta de las montañas de Pentland dominando la primera de la Cuarta y establecida en el dominio anglicano en la parte norte del reino del norte de los umbrales. El castillo de Edimburgo fue una residencia real en el reino de Malcolm Canmore, esposo de Santa Margarita quien murió en 1093. Alrededor del castillo el pueblo creció y un poco mas bajo del colegio iglesia de San Giles, predecesor de la iglesia presente llevando ese nombre, fue erigida en el siglo doce. El hijo de Santa Margarita, el rey David I, fundo la abadía de Holyrood, en el pie de la montaña del castillo. 1128, pero el pueblo de Edimburgo sor algunos siglos no extendió hasta el cerro inclinado hacia el este del castillo. En la mitad del siglo quince, Edimburgo se volvió la capital real de Escocia, eso es, el asiento del Parlamento y el Gobierno así como la residencia de los reyes, y la escena de muchos y los más importantes concilios provinciales que regularon los negocios de la iglesia de Escocia. Jaime II, fue el primer rey coronado en Edimburgo en lugar del Abad de Scone, y el y sus sucesores confirieron muchos privilegios en la capital e hicieron todo en su poder para desarrollar y aumentar su prosperidad. El crecimiento de la ciudad gradualmente se extendió a los viejos muros, todo a lo largo del inclinado cerro que se extendía desde el castillo hasta lo alto de Holyrrod hasta el suelo. Y hacia el fin del siglo XIX, el nuevo pueblo fue construido hacia el norte entre los extensos lagos (desde el filtro) que se extendía bajo la montaña del castillo.

Durante los pasados 100 años, tuvo un incremento fuertemente en población y riqueza, no tan rápido como otras ciudades que son grandes centros de manufacturas y comercio. La belleza sin rival de esta situación y lo social y otros adelantos que se ofrecieron como la capital del país, tan bien como facilidades educativas remarcables, proporcionaron por sus muchas escuelas equipadas espléndidamente y colegios, tuvieron siempre hecho atractivos excepcionales como lugar de residencia. Literalmente el sabor y cultura fueron largamente la característica especial de la sociedad de Edimburgo y aun posee algunos de los encantos literarios que ganaron para la ciudad el titulo de la Atenas Moderna en el segundo cuarto del siglo diecinueve, Cuando Scott,, Wilson, Jeffrey Brougham y otros hicieron de famosos por su personalidad y genio. Facilidades modernas de viajar y de intercomunicaciones fueron dadas inevitablemente a Edimburgo como cada centro de población, en el reinado de fuera de Londres, una cierta nota de provincialismo, pero todas juntas no perdieron la dignidad y encanto propio de la capital. La población de Edimburgo, es ahora (1908) 317,000 e incrementaron en mas de 100,000 en los pasados treinta años, y es área total como cerca de 11000 acres. Regresan cuatro miembros del parlamente y es gobernado por un concilio del pueblo de cincuenta miembros precedido sobre el señor alcalde. Imprimiendo, elaborando cerveza y destilando a lo largo del tiempo ha sido y aun es la industria principal de la ciudad. Edimburgo es el asiento de la suprema corte de justicia, que en su forma externa como en muchos puntos esenciales difiere grandemente de la ley de Inglaterra. Los presidentes de las cortes son señores de justicia en general y el señor de justicia eclesiásticas, y los jueces propiamente llamados " Senadores del colegio de justicia" disfrutan el titulo oficial de señor. La corte suprema ocupa la antigua casa del parlamento escocés elevada en el siglo diecisiete su construcción y bajo el mismo alojo esta la biblioteca de los abogados, una de las más extensas y validas colecciones de libros y manuscritos en el reino.

Universidad de Edimburgo.

La universidad de Edimburgo, la única de las cuatro universidades escocesas no fundada en los tiempos católicos, fue establecida en 1582, por carácter real, garantizado por Jaime VI, y fue aceleradamente enriquecida por muchos benefactores de prominentes ciudadanos. Sus edificios ocupan el sitio del colegio anciano de la Iglesia de Santa Maria en los campos, o los campos de Kirk, (bien conocidos como la escena de los asesinados misteriosos del Señor Darnley) y en recientes años ha sido grandemente extendida y embellecida. La universidad comprende las facultades usualmente de divinidad, ley, medicina y artes y ha producido muchos hombres eminentes. La escuela de medicina de Edimburgo, fue la de más amplia reputación y atrajo estudiantes de todas partes del imperio, como muchos extranjeros. Los tests religiosos no previenen a los católicos del disfrute de todos los beneficios de la educación universitaria en Edimburgo. Pero el numero de católicos frecuentemente, las escuelas son pequeñas remarcablemente. El numero total de estudiantes frecuentemente la universidad es entre tres y cuatro mil.

Historia Eclesiástica.

Edimburgo es naturalmente muy envuelta en la historia eclesiástica con el país entero. En los tempranos siglos de su existencia, perteneciendo como fue al Reinado del Norte de los umbrales, Edimburgo fue incluido en la Diócesis de Lindisfarne, como encontramos la lista de iglesias pertenecientes a esa santa compilación de San Simón de Durham en 854. La temprana conexión de la ciudad con Lindisfarne, es mostrada por la dedicación a San Cutberto por su iglesia antigua, fundada probablemente en el siglo nueve. La iglesia de San Cutberto, fue presentada a la nueva establecida Abadía de Holyrrod por el rey David. Fue la más rica iglesia en Edimburgo y posee algunas capillas extrínsecas, como San Ninian, San Roque y San Juan Bautista. Cuando el sistema diocesano vino totalmente establecido en Escocia bajo Malcolm y Margarita y sus hijos. Edimburgo fue incluido de la Diócesis metropolitana de San Andrés y continuo siendo así hasta la supresión de la jerarquía antigua en el siglo dieciséis. El arzobispo de la Sede, tan bien como residencia episcopal, fue en el curso de la ciudad principal de San Andrés entre el primero y el cuarto, y ahí no hubo construcción conocida como una catedral en Edimburgo antes de 1634, cuando la nueva diócesis anglicana de Edimburgo fue formada fuera del viejo archidiaconado de Lothian y Forbes se convirtió en el primer ocupante de la Sede. El viejo iglesia colegio de San Giles, fue en este tiempo y durante el revivir del episcopalismo en Escocia, usado como catedral de obispos protestantes. Con miras a que la Iglesia Católica, Edimburgo, fue el cuartel general de vicarios apostólicos del distrito del este de Escocia desde el tiempo de la fundación del vicariato en 1828, cuando la iglesia ahora conocida como La Catedral católica de Santa Maria, fue en existencia por algunos quince años. No tiene interés arquitectónico, pero un espacioso cancel fue agregado y otras mejoras llevadas a cabo en 1891. una catedral para el cuerpo episcopal (cuyos obispos residen en Edimburgo) Fue erigido alrededor de 1878 con un costo de $500,000.00 de fondos dejados por dos damas caritativas. Es la construcción gótica de mucha dignidad y por lejos fina construcción eclesiástica, tampoco vieja o moderna, ahora existente en Edimburgo. Los presbiterianos tienen ahora algunas iglesias bellas, pero la gran vieja iglesia de San Giles, ahora en sus manos, ha sido esperadamente vulgarizada por el restaurador. Una nueva iglesia construida por los Irvingitas es adornada con algunos finos murales pintados.

Las siete iglesias católicas que ( a un lado de la catedral) proveen las necesidades de la población católica de Edimburgo no son de particular merito arquitectónico, las de mas importante interés han sido últimamente erigidas San Pedro, que es la mas temprana del estilo bizantino y formas con su presbiteriado, un pequeño grupo de mucha originalidad y encanto. El arzobispado católico de San Andrés y Edimburgo (el cuarto que ha llevado el oficio en treinta años) reside en Edimburgo y tiene un asiento episcopal en la Catedral de Santa Maria. San Andrés (cuyo titulo de Edimburgo fue agregado a la restauración de la jerarquía en 1878) posee una iglesia católica pequeña. Pero la población católica de la primera ciudad es estimada en numero acerca de 20,000. En el reino de la reina Ana (1702-14) una lista fue enviada en el concilio privado del "Padres papistas y sus hijos en varios distritos de Escocia" dado el numero de católicos en Edimburgo como 160, incluyendo al duque y duquesa de Gordon con su familia y ama de llaves y algunos otros nobles de la familia. La mayoría de los católicos de Edimburgo al día son de las clases más pobres y origen irlandés, pero la pasada década testifico un considerable numero de conversiones entre el mas bullicio de los no habitantes de la ciudad. Desde el gran anticatólico tumulto de 1779 cuando las capillas y casas pertenecían al cuerpo insignificante de católicos fueron quemadas por los alborotadores, el espíritu de tolerancia fue haciendo progreso en Escocia capital, como en todas las partes del reino. Los católicos generalmente respetados y pudieron crecer a altas posiciones de verdad en lo comercial, legal y mundo municipal.

Algunas remembranzas a ser dichas de las casas religiosas que han florecido en Edimburgo en los viejos y tiempos modernos. El principal y opulento monasterio en días formales fue la Abadía de Holyrood, fundada por David I para los cánones agustinianos, quienes fueron traídos de San Andrés. Los monjes negros o monasterio dominico fue fundado por Alejandro II en 1230 en un sitio ahora ocupado por un hospital. Los monjes grises o iglesia franciscana ( de la rama de la orden de observantes) estuvo en el Grassmarket hasta que fue destruido por el fuego en 1845. Los monjes blancos o carmelitas no se asentaron en Edimburgo hasta 1518. Sus casas en el lado verde, cerca de la montaña de Calton, fueron transformadas por la disolución en hospitales para leprosos. Entre la casa Carmelita, Cercana a Leith estuvo la preceptoría de San Antonio, la única casa de la orden en Escocia. Las iglesias colegiales en y alrededor de Edimburgo incluyeron a San Giles y Los campos de Santa Maria ( ya mencionadas) La iglesia de la Trinidad, Restalrig, Corstorphine, Creihton y Dalkeith. La iglesia de la Trinidad, una de las más exquisitas construcciones góticas en Escocia, fue destruida en el siglo diecinueve por un deplorable acto de vandalismo, que hizo espacio para nuevos trabajos de ferrocarriles. Ninguno de los benedictinos ni monjes cistercianos, que tuvieron numerosas casas en Escocia, fueron establecidas en Edimburgo. Los cistercianos o monjes benedictinos sin embargo poseyeron el convento de Santa Maria en el sendero (o senda) cerca de los hospitales, donde las hermanas atendían a los enfermos. Los monjes dominicos tuvieron también un convento (llamado Sienes o Shenes de Santa Catalina de Siena) en las orillas de la ciudad. Numerosos hospitales en la iglesia católica comprendieron Santa Maria Magdalena en Cowgate, fundado en 1503 ( la capilla recuerda y ahora es usada como misión medica) San Leonardo al pie de Salisbury Crags, Santa Maria en Leith Wynd por doce mendigos (convertida en casa de trabajo por los magistrados de Edimburgo en 1619) Santo Tomas cercano a la puerta de agua fundada en 1541 por el Abad C Richton de Holyrood por siete hombres de caridad en vestidos rojos, y El hospital Ballantyne fundado por Robert Ballentyne o Bellenden, Abad de Holyrood. Las dos ordenes religiosas de hombres ahora trabajando en Edimburgo y su puerto de Leith son los jesuitas y los oblatos de Maria Inmaculada. Los formadores sirven a una de las mas grandes iglesia en la ciudad y los últimos tienen una casa en Leith. Hay ocho conventos de las Hermanas de la Caridad, pequeñas Hermanas de los Pobres, Hermanas del Sagrado Corazón, Pobres Clarisas, Orden de Maria Reparatriz, ayudadoras de las santas almas, y Hermanas de la Inmaculada Concepción, las otras instituciones católicas de la ciudad incluyen a niños de refugios, orfanatos para niños y niñas, casas de trabajo para niños, casas para niños destituidos, dispensarios y casas para penitentes.

Maitland Historia de Edimburgo 1754. Andrson. Historia de Edimburgo, (Edimburgo 1856)

D. O. Hunter Blair. Transcrito por W. G. Kofron Con gracias a Fr. John Hilkert, Akron, Ohio. Traduccion Patricia Reyes