Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Martes, 17 de octubre de 2017

Beato Alberto

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Patriarca de Jerusalén, uno de los más conocidos eclesiásticos involucrados en los problemas entre la Santa Sede y Frederick Barbarossa. Se desconoce la fecha de su nacimiento; murió el 14 de septiembre de 1215. Se le pidió por parte tanto del Papa como del Emperador para que actuara como árbitro en su disputa y como compensación se le haría Príncipe del Imperio.

Nació en la diócesis de Parma y llegó a ser canónico regular en el monasterio de Mortara (no Martura como lo indica Butler) en Milán, y luego de ser obispo de Bobbio, durante un breve período, fue transaladado a la sede de Vercelli. Esto ocurrió aproximadamente en 1184. En ese tiempo, los latinos ocupaban Jerusalén y el patriarcado quedó vacante, los cristianos de Palestina pidieron a Alberto que aceptara la sede.

Aunque que esa situación implicaba persecución y martirio, aceptó y fue elevado a tal cargo por Inocencio III, quien al mismo tiempo le hizo delegado papal. Su santidad le valió la veneración aun de los musulmanes. Fue en estas condiciones cuando tomó una responsabilidad con la cual básicamente está asociado su nombre. En Palestina, en ese tiempo, los ermitaños del Monte Carmelo, vivía en celdas separadas. Luego se establecieron en comunidad, y en 1209 su superior, Brocard, le requirió al Patriarca, aún sin ser carmelita, que estableciera una regla que debía ser observada por tal comunidad. El aceptó y legisló de la manera más rigurosa, prescribiendo abstinencia de carne, realización de ayunos, largos silencios, y reclusión extrema. La norma fue tan severa, que Inocencio IV tuvo que hacerle en 1246.

El final de este gran Prelado fue trágico. Luego de asistir al Consejo General Laterano, por indicación de Inocencio III, en 1215, fue asesinado antes de dejar Palestina, mientras participaba en una procesión con motivo de la festividad de la Santa Cruz. Es honrado junto con los santos por los Carmelitas, el 8 de abril.

Los bolandistas llaman la atención sobre esta curiosa anomalía. Se le ubica no en la orden de Vercelli, donde era Patriarca, tampoco entre los canónicos regulares, grupo al que estrictamente pertenecía, sino en la Orden de los Carmelitas, de la cual no era miembro. Es allí donde recibe los honores como santo. “Esa santa orden no pudo olvidar la memoria de aquel quien apoyo su aprobación por la Iglesia Romana”. Se indica que el santo había indicado: “No tengo ningún deseo de impugnar el argumento de que la Orden de los Carmelitas señala que desciende de Elías”. En Vercelli, Alberto no figura ni como beato, y en el honor del Canónico Regular se le nombra como santo, pero sin mencionar culto público.

Escrito por T.J. Campbell.

Trascrito por Alberto Hernández Banuchi.

Traducción al castellano de Giovanni E. Reyes