Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 18 de octubre de 2017

Asociación Educativa Católica

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

La Asociación Educativa Católica es una organización voluntaria compuesta por educadores católicos y por otras personas que tienen un interés en el buen desarrollo de la educación católica de los Estados Unidos de América. Incorpora varias asociaciones formadas para garantizar una unión más cercana y una cooperación más activa en líneas específicas de trabajo común. El movimiento para su unificación comenzó por una iniciativa para desarrollar una conferencia de directores y profesores de seminarios. La primera reunión fue convocada por el Rector Rev. T. J. Conaty, de la Universidad Católica de América, en el Seminario de San José, Nueva York, en mayo de 1898. Una segunda reunión fue celebrada en Filadelfia, en septiembre de 1899, pero no hubo ninguna más hasta abril de 1904, cuando, a instancias del Rector Rev. D. J. ÓConnell, representantes de varios seminarios resolvieron y decidieron restablecer las conferencias, y celebrar una reunión en San Luis, en julio de 1904. La primera reunión de la Asociación de Colegios y Universidades Católicas de los Estados Unidos fue convocada por el Rector Rev. T. J. Conaty, y celebrada en Chicago en abril de 1899. Desde entonces se han celebrado reuniones todos los años. La Conferencia de la Escuela Parroquial fue desarrollada en Chicago, en julio de 1902, y allí fue donde se decidió realizar en Filadelfia la de la Asociación de Colegios Católicos y Universidades en 1903. En la de Filadelfia se concluyó que la Conferencia de la Escuela Parroquial aprobara una resolución que autorizase a un comité permanente el estudio de su unión con la Asociación de Universidades Católicas. Estas tres conferencias se realizaron en San Luis del 12 al 14 julio de 1904; y un comité, incluyendo representantes de cada una, propuso una constitución que se probó por un año. El informe del comité fue adoptado unánimemente en una reunión conjunta de las tres, la Asociación Educativa Católica fue contituida formalmente el 14 de julio 1904 y el Rector Rev. D. J. O'Connell fue elegido unánimemente como Presidente General de dicha Asociación.

Esta Asociación celebró su segunda reunión en Nueva York y una característica principal de la reunión fue el apoyo notable del público al finalizar, en Carnegie Hall. La tercera reunión fue celebrada en Cleveland, y la cuarta en Milwaukee; ambas fueron dignas de elogios por el interés creciente que suscitó y por la aprobación cordial del movimiento concedida por los miembros de la jerarquía. En la reunión de Milwaukee, en julio de 1907, la constitución, que había sido revisada cada año, finalmente fue ratificada, y el Consejo de Dirección fue autorizado plenamente para establecer y ejecutar normas de incorporación a dicha Asociación. La quinta reunión anual fue celebrada en Cincinnati en julio de 1908. Hubo un aforo de 769 personas en esta convención; todas las secciones del país estuvieron representadas, y un buen número de comunidades religiosas enviaron a sus delegados oficiales. Para tener una idea del alcance general de estas reuniones se pueden consultar los temas tratados dentro de la documentación e informes de este encuentro. Entre las contribuciones más importantes destacaron: "la actual condición de los estudios del Latin en las instituciones católicas de los Estados Unidos"; "el método de enseñar la religión"; "la necesidad y los medios de promover vocaciones en las Órdenes dedicadas a la Enseñanza"; "Biblioteca Escolar y Lectura Infantil", y en el estudio de preguntas y de problemas sociales en el seminario, el estado actual de la educación y el plan de estudios. En la reunión pública los asuntos eran "instrucción religiosa, la base de la moralidad", "la escuela católica y la moralidad social", y "la necesidad de una conciencia clara para la implementación cabal de los deberes cívicos".

La Convención fue la primera reunión más numerosa y representativa que reunía a los educadores católicos en el país. La utilidad de esas reuniones hoy en día se reconoce por todos. Dan una idea de la fuerza y de la debilidad de la posición educativa católica que no se podía conocer de ninguna otra manera. Se hace un trabajo serio y concienzudo en las mismas; se fomenta el espíritu de unidad y cooperación en todos los departamentos del trabajo educativo; e inspiran a los educadores a un mayor amor y dedicación a su vocación. El sistema entero de la actividad educativa católica ha sido consolidado, unificado y desarrollado por las convenciones anuales de la asociación, y fue éste el resultado más importante de la reunión en Cincinnati.

Mientras que la comprensión de la situación educativa católica, con sus dificultades y posibilidades, cada vez está más clara, el trabajo de la Asociación cada año resulta ser más preciso y práctico. El crecimiento lento y gradual de la Asociación le ha dado una forma de organización bien ajustada al desarrollo del trabajo. Los educadores católicos tienen una buena comprensión de los problemas que deben solucionar, entre los que está el de la Educación Secundaria, y el del Plan de Estudios. De mayor importancia, incluso, que la minuciosidad del trabajo educativo, es la defensa de los intereses generales de la educación católica, y la justificación de los principios en los cuales se basa. El sistema secular de la educación se fundamenta en gran parte en la teoría de que el hombre nace para el Estado y que de él se derivan sus derechos. El sistema socialista hizo que el Estado acaparara toda la autoridad en el poder sobre la Enseñanza y la Industria, y hay muchos educadores seculares que verían satisfechos el monopolio de la educación en poder del Estado. El sistema católico se basa en los derechos de los padres, los derechos del niño, y un individualismo razonable. Las resoluciones de la convención de Cincinnati insistieron en los derechos de los padres en materia de educación, y que la asociación existía con el fin de defender los derechos de los padres y el principio de libertad educativa. La Asociación Educativa Católica es una manifestación de la unidad del principio que une a todos los educadores católicos.

La Junta de la Asociación está compuesta por un Presidente General, varios Vicepresidentes Generales, un Secretario General, un Tesorero General, y un Consejo de Dirección. La Asociación incluye la Universidad, la Escuela, y los Departamentos de los Seminarios. Los asuntos de la Asociación son tratados por el Consejo de Dirección. Cada Departamento es representado en esta organización por su Presidente y otros dos miembros elegidos por el mismo Departamento. Cada Departamento regula sus propios asuntos, y cada uno puede organizar las secciones para el trabajo más específico en el que sus miembros están más interesados. En el Departamento de la Escuela Parroquial, hay una Sección de los Superintendentes y una Sección para Sordomudos. Con este Departamento se organiza en cada convención una reunión local para los profesores.

Los objetivos de la Asociación se indican de esta maneraen su Constitución: "El objeto de esta Asociación será concienciar a las personas acerca de su necesidad por una instrucción y experiencia religiosas como base de la educación moral y el mismo concepto de educación; para promover los principios y salvaguardar los intereses de la educación católica en todos sus Departamentos; para desarrollar los intereses generales de la educación católica, de animar el espíritu de la cooperación y de la ayuda mutua entre educadores católicos, de promover esto mediante el estudio, la reunión, y la discusión pormenorizada del trabajo educativo católico en los Estados Unidos; para ayudar a la causa de la educación católica mediante la publicación y el intercambio de materiales tal como se desarrollará en estos términos."

Según el informe del secretario general, el 1 de julio 1908, había trescientos sesenta y cuatro miembros en el Departamento Escolar Parroquial, cincuenta y dos colegios en el Departamento Colegial, y catorce seminarios en el Departamento de Seminarios. La asociación publica un informe anual ofreciendo todos los documentos y discusiones de la asociación y de sus departamentos. También publica cuatrimestralmente el "Boletín de la Asociación Educativa Católica ", que contiene materias del interés de los miembros de la asociación y artículos que tienen mucha importancia en el trabajo educativo católico. La asociación ha publicado en 1908 cinco informes anuales de la oficina de su secretaría, Columbus, Ohio.

FRANCIS W. HOWARD Transcrito por Douglas J. Potter Traducido por Luis Javier Moxó Soto Dedicado al Corazón Inmaculado de la Bienaventurada Virgen María