Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Sábado, 21 de octubre de 2017

Antifonas "O"

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(Breviario Romano: Antiphonæ majores, "antífonas mayores").

Las siete antífonas del Magnificat en el Oficio ferial de los siete días anteriores a la vigilia de Navidad; así llamadas porque todas comienzan con la interjección "O". Sus palabras iniciales son: (1) "O Sapientia", (2) "O Adonai", (3) "O Radix Jesse", (4) "O Clavis David", (5) "O Oriens", (6) "O Rex Gentium", (7) "O Emmanuel". Dirigidas a Cristo, según uno u otro de Sus títulos Escriturales, concluyen con una petición específica al Señor que viene (por ejemplo: "Oh Sapiencia … ven a enseñarnos el camino de la prudencia"; "Oh Adonaí … ven a redimirnos con tu brazo extendido"; "Oh Llave de David … ven a liberarnos de la prisión del cautivo que permanece en tinieblas a la sombra de la muerte" etc.). Redactadas en una fraseología escritural poética, que constituye una notable característica de los oficios de Adviento. Las siete antífonas se encuentran en el Breviario Romano; sin embargo, otros Breviarios medievales agregaron (1) "O virgo virginum quomodo fiet" etc., que aún se conserva en el Breviario Romano como la antífona adecuada para el Magníficat en la segunda Víspera de la fiesta Expectatio Partus B. M. V. (del 18 de diciembre), la oración de esta fiesta termina con la antífona "O Adonai" como conmemoración del oficio ferial del 18 de diciembre; (2) "O Gabriel, nuntius cœlorum", luego reemplazada, casi universalmente, por la antífona del siglo XIII, "O Thoma Didyme", para la fiesta del apóstol Santo Tomás (el 21 de diciembre). Algunas Iglesias medievales tenían doce antífonas mayores agregando a las anteriores (1) "O Rex Pacifice", (2) "O Mundi Domina", (3) "O Hierusalem", dirigidas a Nuestro Señor, Nuestra Señora y Jerusalén, respectivamente. Guéranger presenta el texto latino de todas ellas (con excepción de "O Mundi Domina"), con la traducción a prosa vernácula ("Liturgical Year", Advent, Dublin, 1870, 508-531), junto con un extenso devocionario y algunos comentarios históricos. El Rito Parisino agregó dos antífonas ("O sancte sanctorum" y "O pastor Israel") a las siete del Rito Romano y comenzó la recitación de estas nueve antífonas el 15 de diciembre. Las versiones en prosa de las antífonas "O" del Breviario Romano se encuentran en la traducción de dicho Breviario Romano por el Marqués de Bute (volumen de invierno). Guéranger destaca el hecho de que las antífonas fueron debidamente asignadas a la Hora de Vísperas, porque el Salvador llegó a la hora de la noche del mundo (vergente mundi vespere, como lo canta la Iglesia) y se agregaron al Magnificat para honrar a aquella a través de la cual vino al mundo. Como excepción a la regla de los siete días feriales, las siete antífonas se cantan completas antes y después del Cántico. "En algunas Iglesias se acostumbraba antiguamente cantarlas tres veces: es decir antes del Cántico, antes del Gloria Patri y después del Sicut erat" (Guéranger). Hay varias traducciones al inglés, en verso, realizadas tanto por católicos como por no católicos, la más reciente se encuentra en Dom Gregory Ould "Book of Hymns" (Libro de Himnos de Edimburgo, 1910, no. 5) realizada por W. Rooke-Ley, en siete cuartetos con un cuarteto refrán que incluye una traducción del versículo y su respuesta ("Rorate", etc.). Se han encontrado las siete antífonas en MSS. del siglo XI. Algunas de ellas se encuentran parafraseadas en el himno "Veni, veni, Emmanuel" presentado por Daniel en su "Thesaurus Hymnologicus" (II, 336) y traducido por Neale en su "Medieval Hymns and Sequences" (Himnos Medievales y Secuencias) (3a ed., Londres, p. 171) y otras que se utilizan en varios libros de himnos (el Texto Latino se encuentra en "The Roman Hymnal", New York, 1884, 139). Neale supuso que el himno era del siglo XII, pero ahora se ha rastreado a una época anterior, a la primera década del siglo VIII. Para las primeras líneas de las traducciones, véase "Julian's Dict. of Hymnol (Diccionario de Himnología de Julian)." (2a ed., Londres, 1907, 74, i; 1551, i; 1721, i). Para las fuentes escriturales de las antífonas, véase John Marquess of Bute (Juan Marqués de Bute), "Breviario Romano", invierno 203, y también "Carmina Scripturarum" etc., de Marbach (Estrasburgo, 1907) bajo "O" en el Index Alphabeticus.

THURSTON, The Great Antiphons, Heralds of Christmas in The Month (Dic., 1905), 616-631, presenta los usos litúrgicos, ilustraciones literarias y costumbres peculiares relacionadas con las antífonas; pone en duda el concepto de CARROL, L'Avent Liturgique in Revue Bénédictine (1905), n. 4, en el sentido de que no son anteriores al siglo IX, presenta muchos datos (especialmente de The Christ of Cynewulf escito aproximadamente en el año 800) para mostrar que "son muchos más antiguas", y que no existe "razón válida conocida para considerarlas posteriores a las demás Antífonas Romanas o a la época del Papa Gregorio"; CARROL en Dict. d'archéologie et liturgie chrétienne, s. v. Avent, repite (col. 3229) su concepto, aunque en una nota de pie de página remite al lector al artículo de THURSTON' en The Month; a la obra de BAYLEY, Greater Antiphons of Advent en Pax (un periódico Anglicano, 6 Dic., 1905), 231-239; a la obra de STALEY, O Sapiensia en Church Times (13 Dic., 1907), p. 812; y a WITHERBY O Sapiensia, Seven Sermons on the Ancient Antiphons for Advent (Londres, 1906).

H.T. HENRY Trascrito por WGKofron Con agradecimientos a la Iglesia de St. Mary, Akron, Ohio Traducido por Rosario Camacho-Koppel