Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Sábado, 21 de octubre de 2017

Alvarez de Paz

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Famoso místico de la Sociedad de Jesús; nació en Toledo en 1560, y murió en Potosí, el 17 de enero de 1620. Entró a la Compañía de Jesús en 1578, enseñó teología y filosofía en Lima, y fue Provincial de Perú.

Le refirió a su confessor que durante todas las ocupaciones de distracción, durante veinticinco años, su union con Dios no había sido interrumpida. Algunas veces, durante sus sermones, llegó a estar en éxtasis, y tuvo que ser retirado del púlpito. La fama de su santidad fue tan grande, que cuando llegó casi muriendo a Potosí, la ciudad entera salió a recibirlo, a la espera de su bendición

El día de su muerte, unos 10,000 mineros en los yacimientos de plata, detuvieron su trabajo para asistir a su funeral. Se menciona muy frecuentemente, que llegó a tener el don de la profecía; también se señala que luego de su muerte, su cuerpo permaneció incorruptible. Hunter indica de los tres volúmenes de su trabajo: "Summi aestimantur; rara et cara sunt". Su primer tratado fue "De viât spirituali ejusque perfectione" (1608); el segundo, "De exterminatione mali et promotione boni: (1613); el tercero, "De inquisitione pacis, sive de studio orationis" (1611).

Estos trabajos han sido utilizados ampliamente en compendios, extractos y traducciones. En opinion de una muy reconocida autoridad del misticismo, el Padre Poulain, S. J., “sus observaciones fueron pacientemente realizadas y su filosofía fue mostrada con erudición. Fue el primero en utilizar la expression oratio affective, implicando con esto que la oración tenía los rasgos de la contemplación o meditación, con dominio del afecto. Al parecer no había leído a Santa Teresa, cuyos trabajos estaban recién publicados, y él puede ser considerado como uno de los grandes representantes de la antigua escuela de misticismo”.

Hurter, Nomenclator; Sommervogel, Bibliotheque de la c. de J. I, 252; Poulain in Dict. de theol. cath.; Varones ilustres, IV.

T.J. CAMPBELL Transcripción de J. Christopher McConnell Traducción al castellano de Giovanni E. Reyes