Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 23 de octubre de 2017

Alma Redemptoris Mater

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Santa Madre del Redentor)

Palabras iniciales de una de las cuatro Antífonas cantadas en las Completas y las Laudes, en honor a la Santísima Virgen, en varias estaciones del año. Esta Antífona particular se asigna a aquella parte del año entre las primeras Vísperas del primer domingo de Adviento y las Completas del segundo de Febrero (en el cual cesa, aunque la Fiesta de la Purificación se transfiera desde ese día). Consiste en seis versos hexámetros en estricta forma prosódica, seguidos de versículo, respuesta, y oración, los cuales varían por estación: hasta Nochebuena (las primeras Vísperas de Navidad), V. Angelus Domini etc., R. Et concepit etc., con la oración Gratiam tuam etc.; en adelante, V. Post Partum etc., R. Dei Genitrix, etc., y la oración Deus qui salutes æ terna etc. Los versos hexámetros son acreditados a Hermannus Contractus, o Hermann "el cojo" (muerto hacia 1054), de quien una interesante nota biográfica se puede encontrar en Duffield, "Escritores de Himnos Latinos", 149-168. Ha sido traducido al inglés por el Padre Caswall (Madre de Cristo, escucha el llanto de tu pueblo); por el Cardenal Newman, en "Tratados para los Tiempos", número 75 (Santa Madre del Redentor), y J. Wallace (Dulce Madre de Nuestro Bendito Salvador). La traducción de Caswall se encuentra en el "Manual de las Oraciones" oficial (Baltimore), 76. En el "Breviario; Volúmen de Invierno", 176 del Marqués de Bute (Doncella! Madre de Aquél que nos redimió, tú que obedeces), la versión del hexámetro sin rima es muy literal.

La Antífona debió haber sido muy popular en Inglaterra antes y después de su tratamiento por Chaucer en "El cuento de la priora", el cual está basado enteramente en una leyenda conectada con su recitación por el "Pequeño Corista"

Este niño pequeño estudiando su librito,

sentado en la escuela con su manual,

oía a otros cantar Alma redemptoris,

cuando los niños aprendían sus antífonas;

Y, mientras se acercaba, cada vez más,

Escuchó las palabras y las notas,

Hasta que los primeros versos memorizó.

El profesor Skeat, en su "Oxford Chaucer", pensaba que el Alma Redemptoris aquí era la secuencia (cf. Mone, Lateinische Hymnen, II, 200):

Alma Redemptoris mater Quem de cælis misit Pater

Pero en lo subsiguiente (cf. Modern Philology, abril, 1906, "Chaucer's 'Litel Clergeon", para una explicación del error y un buen tratamiento de las diversas cuestiones relacionadas con la Antífona) admitió que el Antífona del Breviario fue referido por Chaucer.


Bibliografía

For other hymns or sequences founded on the Antiphon. see Analecta Hymnica XVII, 149 ( De S. Maria Salome ) and XLVI (Leipzig, 1905), 200, 201, No. 149 ( Alma redemptoris Mater, omnium Salus etc.).

Escrito por H.T. Henry.

Trascrito por Cloistered Dominican Nuns of the Monastery of the Infant Jesus, Lufkin, Texas.

Traducción de Eduardo Acuña