Agnus Dei (disco de cera)

De Enciclopedia Católica

El nombre Agnus Dei ha sido dado a ciertos discos de cera con la figura impresa de un cordero y bendecidas en una ceremonia especial por El Santo Papa. Estos discos son redondos o algunas veces ovalados. El cordero generalmente sostiene una cruz o una bandera, otras veces llevan figuras de santos o el nombre y el escudo de armas del Papa está frecuentemente impreso en el reverso. Estos Agnus Deis pueden ser usados, colgados alrededor del cuello, o guardados como objetos de devoción. En virtud de la consagración que han recibido ellos son reconocidos tal como el Agua Bendita, las palmas benditas, etc., como "Sacramentales".

Contenido

Origen

El origen del Agnus Dei es bastante incierto. Algunas autoridades insisten en la falta de evidencias de su existencia antes del siglo IX. Pero parece probable que tiene su origen en el uso pagano de talismanes o amuletos, de los que el pueblo fue apartado gradualmente para sustituirlos por algo cristiano bendecidos con una oración. La reciente historia del Ceremonial Católico tomó muchos paralelos para la cristianización de los ritos paganos. No existe ninguna duda de que el Agnus Dei es originario de Roma. Si esto es correcto probablemente podemos llegar hasta el origen que se remonta a la derrota del paganismo en dicha ciudad alrededor del siglo V. Nosotros sabemos que la primera vez que se menciona el Agnus Dei (Alrededor del año 820) era hecho con los sobrantes del Cirio Pascual del año anterior. También sabemos por Ennoldius (año 510) que los fragmentos del Cirio Pascual eran usados como protección contra las tempestades y quemaduras. También es posible que la mención de la bendición de la cera en tiempos del Papa San Zósimo (año 418) en el "Liber Pontificalis" (1ª. edición) debe ser interpretado de acuerdo a Monseñor Duchesne, como el Agnus Dei aunque probablemente se refiera al Cirio Pascual. Fue durante este período, y antes del concilio de Trullan del año 691 que al símbolo del cordero se le dio más relevancia. Los ejemplos citados de unos primeros Agnus Dei como el de Gregorio El Grande en el tesoro de Monza no pueden ser garantizados. El más remoto espécimen actualmente en existencia pertenece al tiempo de Gregorio XI año 1370.

Historia

Desde tiempo de Amalarius año 820, en adelante encontramos que se menciona el uso frecuente del Agnus Dei. En un período posterior eran frecuentemente enviados por los Papas como regalo a los soberanos y a personajes distinguidos. Existe una famosa carta en verso que acompañaba al Agnus Dei que regalo el Papa Urbano V al Emperador Juan Paleologo en 1366. Entre las leyes penales de la Reina Isabel el Agnus Dei es frecuentemente mencionado entre otras "Bagatelas Papales" cuya importación a Inglaterra estaba estrictamente prohibida.

Bendición y distribución

Conocemos por el "Ordo Romanus" editado por Muratori (Lit. Rom, II p. 1004) que en siglo IX el archidiácono elaboraba los Agnus Deis temprano en la mañana del Sábado Santo con cera limpia mezclada con Crisma, y que era distribuida por él a la gente en el sábado siguiente (Sabbato in Albis). En una fecha posterior el mismo Papa generalmente asistia tanto a la bendición como a la distribución. La gran consagración del Agnus Dei se realizaba solamente en primer año de pontifícado y de allí en adelante cada siete años, esta regla se encuentra todavía en vigor. Los discos de cera son ahora previamente preparados por algunos monjes y ya no se usa crisma. En el miércoles de la Semana de Pascua estos discos son presentados al Papa quién los sumerge en un depósito de agua mezclada con crisma y bálsamo y diciendo algunas oraciones consagratorias. La distribución toma lugar con solemnidad el sábado siguiente, cuando el Papa después del "Agnus Dei" de la misa pone un paquete con Agnus Dei en la mitra invertida de cada cardenal y obispo que asisten a la ceremonia.

Simbolismo y uso

El simbolismo del Agnus Dei se puede deducir de las oraciones usadas en varias épocas para bendecirlos. Así como en el Cirio Pascual la cera representa la carne Virgen de Cristo, la Cruz asociada con el cordero, sugiere la idea de una víctima ofrecida en sacrificio y así como la Sangre del Cordero Pascual protegió las casas de la destrucción del Ángel, el propósito de estos medallones consagrados es de proteger a quienes los usen o posean de toda influencia maligna. En la oración de bendición se hace mención especial de pedir protección contra los peligros de las tormentas y de la peste, del fuego y de las inundaciones y también de los peligros en que se encuentran las mujeres que van a dar a luz. Es costumbre en Roma acompañar el regalo de un Agnus Dei con un folleto impreso que describe sus virtudes. Milagrosos efectos han obtenido los que lo usan con piedad. Fuegos han sido extinguidos, e inundaciones han sido detenidas. La fabricación de falsificaciones, y aún el pintar o adornar genuinos Agnus Dei ha sido estrictamente prohibido por varias Bulas Papales.

Pasta de los mártires

Existen también Agnus Deis de color gris hechos con la mezcla de cera y polvo que se cree es de los huesos de los mártires. Estos Agnus Dei que son llamados "Pasta de los Santos Mártires" no necesitan una consagración especial y son tratados como relíquias.


Bibliografía: MANGENOT en Dict de theol. Cath., I, 605; HENRY in Dict. D'archeol., I, 909; KRAUS, Real-Ecyclopadie, I,29; BARBIER DE MONTAULT in Analecta Juris Pontificii, VIII, 1475 BALDASSARI, I Pontifici Agnus Dei (Venice, 1714); THURSTON, Holy Year of Jubilee (Londres, 1900); 247-256; BARBIER DE MONTAULT, Un Agnus Dei de Gregoire II (Poiters, 1886); COZZA LUZZI, Sopra un antico stampo di Agnus Dei in the Romanische Quartaalschrrift (1893), 263.

Fuente: Thurston, Herbert. "Agnus Dei." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1. New York: Robert Appleton Company, 1907. 18 Oct. 2010 <http://www.newadvent.org/cathen/01220a.htm>.

Traducido por K.S.

Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 23 de julio de 2014