Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Viernes, 20 de octubre de 2017

Achard de San Victor

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Canónigo regular, Superior de la Iglesia de San Víctor (París) y Obispo de Avranches, alrededor de 1100 y 1172. Algunos estudiosos afirman que fue de origen inglés, otros que era descendiente de la noble familia de los Norman de Pertins, en Domfront. Terminó sus estudios en la Escuela de San Victor y entró al convento ahí mismo. A la muerte de primer abad, Gilduin en 1155, fue elegido para ocupar el sitio vacante, en un momento en que el abad principal se ubicaba en el punto más alto de la gloria y el poder. Dos años después, la Catedral Séez, compuesta por canónigos regulares, eligieron a Achard como su Obispo y la elección fue confirmada por Adrián IV. Pero Enrique II intervino en la elección poniendo a su capellán Froger, o Roger. Sin embargo, las sucesivas relaciones entre Achard y los miembros de la Casa Real de Inglaterra (Plantagenet) fueron sumamente cordiales, y el abad utilizó sus influencias en la Corte Inglesa para entregar el tesoro real a Ricardo de Ely para distribuirlo en beneficio de los pobres, dinero que en algún momento fue recogido de una manera injustificada; su carta a Enrique II a este respecto aun existe. Cuando en el año de 1162, Achard fue ascendido a la vacante (See) de Avranches, Enrique no presentó ninguna objeción a su consagración, y ese mismo año, el Obispo Achard se convirtió en padrino de su hijo Elinor nacido en Domfront, pero el rey francés Luis VII no vio con buenos ojos semejante acción de que la Iglesia Parisina fuese traspasada al territorio Normando como evidentemente lo muestra una carta que escribió al superior de San Víctor. En 1163 Achard estaba en Inglaterra asistiendo a la solemne ceremonia de traslado de Eduardo el Confesor a la Abadía de Westminster.

El más grande monumento de sus diez años de episcopado, fue la exuberante Premonstratense Abadía de la Santísima Trinidad, en Lucerna, habiendo colocado la primera piedra en el año de 1164 , donde además por petición expresa de Achard, fue enterrado, con este sencillo epitafio : “Hic jacet Achardus episcupus cujus caritate ditata est paupertas nostra.” Sus contemporáneos de San Víctor celebraron su memoria con los siguientes términos: “Huju oliva domus, Anglorum gloria cleri-Jam dignus celesti luce foveri-Félix Achardus florens etate senile- PresulAbricensis ex hoc signature ovili”. La no menos apreciada gema de la corona de Achard, fue la memoria de su alejada amistad de Santo Tomas Beket a través de todos los años de su persecución. En las crónicas de San Víctor Achard es caracterizado como “Bendecido”. Un sistemático escrito que menciona a Achard (de una traducción del latín al francés del siglo dieciocho) y que actualmente se encuentra en la Biblioteca Nacional de Paris, es un largo comentario o Sermón de la Tentación de Cristo en el despoblado, en el cual Achard describe los siete grados de renuncia personal, que él llama las siete soledades de el alma. Hauréau en su “Histoire literaire du maine”, menciona algunos pasajes y fragmentos verdaderos del sermón. Bibliografía

BUTLER, Lives of the Saints, 2 May; STANTON, Menology (London and New York, 1892); BONNARD, Histoire de l'Abbaye Royale de St. Victor de Paris (Paris, 1907); PENNOTTO, Hist. Cleric. Canon. (Rome, 1642).

Escrito por Vincent Scully.

Trancrito por Thomas M. Barrett.

Traducido por Enrique Engroñat