Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Domingo, 22 de octubre de 2017

Abadía Cisterciense de Villers

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Situada en los límites de Villers y Tilly, Ducado de Brabante, actual diócesis de Namur (Bélgica) y primer monasterio de la Orden en este territorio. En Abril de 1146 (muy probablemente), San Bernardo envió a doce monjes y cinco hermanos legos desde Clairvaux (Claraval), bajo la dirección del abad Lawrence, para establecerse en Boverie desde donde, tras un año de esfuerzos contra el desánimo y el fracaso, cambiaron el monasterio a un lugar más adecuado, distante 4.8 km, donde pronto erigieron un modesto oratorio y una vivienda. Los primeros años estuvieron llenos de sufrimientos para la nueva comunidad, pero poco a poco, a medida que llegaron a ser conocidos, los nobles de los alrededores vinieron en su auxilio con ayuda material. El abad Charles (1197-1209) puso los cimientos para la magnífica iglesia, cuyas ruinas aun hoy causan una profunda impresión al observador, pero que no fue completada sino hasta el año 1300; él también inició la construcción del nuevo monasterio. Con el incremento de la prosperidad temporal y sus mentes libres de tales ansiedades, el crecimiento espiritual de los miembros de la comunidad llegó a ser notable; las vocaciones se multiplicaron y la abadía logró gran renombre como un lugar de santidad. En 1231 y 1238 se fundaron los monasterios de Grand Pre y Lieu St.Bernard. Hacia mediados del siglo XIII Villers estaba en el pináculo de su gloria; sus ingresos eran muy grandes, los poderes tanto temporal como espiritual la trataban con la mayor consideración y contaba entre sus miembros a más de 100 monjes y más de 300 hermanos legos. Más de 50 monjes y hermanos legos que vivieron durante este período, son honrados como santos y beatos en la Orden de Cîteaux. Destacados entre éstos estuvieron los primeros trece abades, especialmente Gérard I, quién murió como obispo de Tournai (1166), y Conrad de Syne, que murió como Cardenal-Obispo de Porto. Gradualmente la selección de los abades llegó a ser prerrogativa del soberano, y el monasterio sufrió la intrusión de prelados indignos; también sufrió desórdenes políticos, de modo que en una ocasión la comunidad entera fue obligada a abandonar la abadía por cerca de veinte años. En 1776 la comunidad aun contaba con 54 monjes y 11 hermanos legos, pero poco después (1796) la abadía cayó bajo la ley de supresión. Más tarde el gobierno belga compró las ruinas, las reestableció y las preserva como monumento de su historia.

SANDERUS, Chronographia sacra Brabantiae, I (The Hague, 1726); BRASSEUR, Origines omnium hannoniae caenobiorum (Mons, 1650); NIMAL, Villers et Aulne (Liege, 1896); IDEM, L’Eglise de Villers (Brussels, 1904); DE MOREAU, L’Abbaye de Villers en Brabant (Brussels, 1909); Gallia Christiana, III; MANRIQUE, Annales Cistercienses (Lyons, 1642); MARTENE et DURAND, Thesaurus novus anecdotorum, III (Paris, 1717); IDEM, Hist Villariensis monasterii (Paris, 1717); IDEM, Veterum scriptorum et monumentorum amplissima collectio, V (Paris, 1729); HENRIQUEZ, Fasciculus sanctorum Ord.Cisterciensis (Brussels, 1623); Caesarii Heisterbacensis Dialogus Miraculorum (Cologne, 1851); JANAUSCHEK, Originum Cisterciensium, I (Vienna, 1877).

EDMOND M.OBRECHT

Transcrito por Michael T.Barrett

Dedicado a los religiosos del monasterio de Villers

Traducido por Eduardo Torres