Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 22 de mayo de 2019

Gregorio el Iluminado

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Nació en 257? y murió en 337?, de sobrenombre el Iluminador (Lusavorich). Gregorio el Iluminador es el apóstol, santo nacional y patrón de Armenia. No fue el primero en introducir el cristianismo en ese país; los armenios sostienen que la fe fue predicada allí por los Apóstoles San Bartolomé y San Judas Tadeo. Tadeo especialmente (el héroe de la historia del rey Abgar de Edesa y el retrato de Cristo) ha sido aceptado por los armenios con toda su historia. Abgar, en su versión, llega a ser rey de Armenia, así su país es el primero de todos en convertirse en cristiano. Es cierto que hubo cristianos, incluso obispos, en Armenia antes de San Gregorio. Las provincias sureñas habían sido evangelizadas desde Siria, desde Edesa y Nisibis especialmente, lo que explica la adopción armenia de la historia de Edesa. Un cierto Meruzanes era obispo de Alejandría cuando Dionisio de Alejandría (248-265) les escribió una carta “sobre la penitencia” ( Eusebio "Hist. Ecl.", VI.46).

Los persas destruyeron esta primera iglesia. Ardacher I, el fundador de la dinastía sasánida (226), restauró y extendió el antiguo poder de Persia. Armenia, siempre el estado fronterizo expuesto entre Roma y Persia, fue invadida por el ejército de Ardacher (Kosrov I de Armenia se había alineado con la antigua dinastía de los arsácidas); y se aplicó al reino sometido el principio de uniformidad de la religión mazdeana que los sasánidas habían convertido en un punto fundamental de su política. Un parto llamado Anak asesinó a Kosrov I por orden de Ardacher, que intentaba exterminar a toda la familia real armenia. Pero un hijo de Kosrov, Trdat (Tiridates) escapó, fue entrenado en el ejército romano y eventualmente regresó para expulsar a los persas y restaurar el reino de Armenia.

San Gregorio jugó una parte importante en esta restauración. Había sido criado como cristiano en Cesarea de Capadocia y parece que pertenecía a una ilustre familia armenia. Estaba casado y tenía dos hijos (llamados Aristakes y Bardanes en el texto griego de Moisés de Corene; vea abajo). Gregorio, después de haber sido perseguido por el rey Trdat, que al principio defendía la antigua religión armenia, eventualmente lo convirtió, y junto con él extendió la fe cristiana a todo su reino. Trdat se volvió tan cristiano que hizo del cristianismo la fe nacional; parece que la nobleza siguió su ejemplo fácilmente, y luego el pueblo también le siguió ---o fue inducido a seguirlo. Esto ocurría cuando Diocleciano era emperador (284-305), de manera que Armenia tiene el derecho a reclamar que fue el primer estado cristiano. Los templos fueron convertidos en iglesias y la gente fue bautizada por miles. Los restos del antiguo paganismo fueron erradicados de tal manera que no sabemos prácticamente nada sobre la religión armenia original (en cuanto distinta al mazdeísmo), excepto los nombres de algunos dioses cuyos templos fueron destruidos o convertidos (el templo principal en Ashtishat estaba dedicado a Vahagn, Anahit y Astil; Vanatur era adorado en el norte, alrededor del Monte Aararat, etc.).

Mientras tanto, Gregorio había vuelto a Cesarea para ser ordenado. Leoncio de Cesarea le consagró obispo de los armenios; desde entonces hasta el cisma monofisita la iglesia de Armenia dependió de Cesarea y los primados armenios (llamados Catholicos y sólo mucho más tarde [[patriarca y patriarcado | patriarcas) iban allí para ser ordenados. Gregorio colocó otros obispos por el territorio y fijó su residencia en Ashtishat (en la provincia de Taron), donde el templo se había convertido en la Iglesia de Cristo “madre de todas las iglesias armenias”. Predicaba en el idioma nacional y lo usó para la liturgia, lo que también contribuyó a dar a la iglesia armenia ese carácter nacional marcado que aún tiene, más quizás que ninguna otra en la cristiandad. Hacia final de su vida se retiró y le sucedió como Catholicos su hijo Aristakes, que estuvo presente en el Primer Concilio General (325). Gregorio murió y fue enterrado en Trotan. Se construyó un monasterio cerca de su tumba y sus reliquias fueron llevadas luego a Constantinopla, pero aparentemente devueltas más tarde a Armenia. Se dice que parte de esas reliquias se llevaron a Nápoles durante los problemas de la iconoclasia.

Esto es lo que se puede decir con certeza del apóstol de Armenia; aunque una famosa biografía escrita por Agantángelo (vea abajo) embellece la narrativa con historias maravillosas que no se pueden tomar muy en serio. De acuerdo con esa biografía, era el hijo del parto Anak que había asesinado al rey Khosrov I. Cuando Anak trató de escapar se ahogó en el Araxes con toda su familia excepto dos hijos, de los cuales uno se fue a Persia y el otro (Gregorio) fue llevado por su niñera cristiana a Cesarea y bautizado con el nombre de Gregorio, de acuerdo con lo que se le había dicho en una visión. Poco después de su matrimonio Gregorio se separó de su esposa (que se hizo monja) y volvió a Armenia. Allí rehusó tomar parte en un gran sacrificio a los dioses nacionales ordenado por el rey Trdat y se declaró cristiano. Fue torturado de muchas horribles maneras y más aún cuando el rey descubrió que era hijo del asesino de su padre. Después de haber sido sometido a una variedad de torturas (fue azotado y metieron su cabeza en un saco de cenizas, arrojaron plomo fundido sobre él, etc.) fue arrojado en un calabozo lleno de cadáveres, porquería venenosa y serpientes, en el que estuvo 15 años, alimentado con pan que una viuda piadosa le traía diariamente.

Mientras, Trdat iba de mal en peor. Una santa virgen llamada Rhipsime, que no cedió a las insinuaciones del rey y fue martirizada juega un papel importante en esta historia. Eventualmente, como castigo por su maldad, el rey es convertido en jabalí y es poseído por el demonio. Una visión les revela a las hermana del rey que nada puede salvarle sino las oraciones de Gregorio. Al principio nadie hace caso de esta revelación puesto que creen que Gregorio ha muerto hace tiempo; pero por fin lo buscan y encuentran en el calabozo. Sale, exorciza al espíritu malvado, restaura al rey y entonces comienza su predicación. Aquí se pone en boca del santo un largo discurso, ---tan largo que toma casi la mitad de su vida--- que es simplemente un compendio de lo que la iglesia armenia creía cuando fue escrito (siglo V). Comienza con un relato de la historia bíblica y sigue con la teología dogmática. Refuta el arrianismo, el nestorianismo y otras herejías hasta el monofisismo. El discurso lleva el sello de la segunda mitad del siglo V tan claramente que, aun sin el hecho de que autores tempranos que citan a Agatángelo (Moisés de Corene, etc.) no lo conocen, nadie dudaría de que es una composición de un teólogo armenio de ese tiempo y que se ha injertado en la biografía llena de maravillas. Sin embargo, esta "Confesión de Gregorio el Iluminador" fue aceptada como auténtica y utilizada como una especie de credo oficial de la iglesia Armenia durante los siglos siguientes. Incluso ahora son sólo los teólogos más liberales los que disputan su autenticidad.

La biografía continúa contando que Gregorio ayunó durante 70 días después de haber sido sacado del calabozo, de la conversión y de su viaje por todo el país con la ayuda del ejército para someter al paganismo. Los falsos dioses lucharon contra el ejército como hombres o como diablos, pero siempre eran derrotados por las armas de Trdat y las oraciones de Gregorio y eventualmente fueron forzados a retroceder hasta el Cáucaso. La historia de la ordenación del santo y el establecimiento de la jerarquía se cuenta con la misma imaginación, como el bautismo de 4 millones de personas en 7 días. Ordenó y envió a doce obispos apostólicos, e hijos de sacerdotes paganos. Con el tiempo llegó a regir una iglesia de 400 obispos y sacerdotes incontables. Cuando él y Trdat oyeron sobre la conversión de Constantino enviaron un ejército de 70.000 hombres para felicitarle. Constantino que acababa de ser bautizado en Roma por el Papa San Silvestre I selló una alianza con Trdat; el Papa recibió cálidamente a Gregorio (hay un cierto número de cartas entre ellos que son falsas; ver abajo), y así sucesivamente.

No sería difícil encontrar los modelos para todas estas historias. Gregorio en el calabozo actúa como Daniel en el foso de los Leones. Trdat como un jabalí es Nabucodonosor; las batallas del ejército del rey contra los paganos y sus dioses tienen obvios precedentes en el Antiguo Testamento. Gregorio es ahora Elías, Isaías o San Juan el Bautista y hasta cuando envía a sus doce obispos apostólicos sugiere un modelo aún más alto. El escritor de la biografía se llama a sí mismo Agatángelo, chambelán o secretario del rey Trdat. Fue compuesta en armenio a partir de varias fuentes después del año 456 (ver Gutschmid, abajo), aunque las fuentes pudieron haber estado en parte en griego o siríaco (cf. Lagarde). Pronto fue traducida al griego y usada por Simeón Metafrastes y más tarde traducida al latín en el siglo X. Durante la Edad Media esta vida fue la fuente invariable de la historia del santo. Los armenios (monofisitas y uniatos) guardan la fiesta el 30 de septiembre, fecha en que se depositaron sus reliquias en Tortan. Tienen muchas otras fiestas para conmemorar su nacimiento (5 de agosto), sufrimientos (4 de febrero), abandono en el foso (28 de febrero), salida del calabozo (19 de octubre), etc. (Niles "Kalendarium Manuale", 2ª ed., Innsbruck 1897, II, 577). La Iglesia Bizantina celebra su fiesta (Gregorios ho phoster) el 30 de septiembre, así como los sirios ( Nilles, I, 290-292). En septiembre de 1837 el Papa Gregorio XVI admitió su sobrenombre en el calendario romano y designó el 1 de octubre como su fiesta (entre las festa pro aliquibus locis).


Bibliografía: AGATHANGELOS La Vida de S. Gregorio fue publicada en armenio por los MEQUITARISTAS en Venecia en 1835 (reimpresa en Tiflis, en 1882); traducida al francés e italiano (Venecia, 1843). El texto griego fue editado por STILTING en las Acta SS., Sept. VIII, 320 ss; y de nuevo por LAGARDE, Agathangelos en Alhandl. der Gottinger Gesellschaft (1889). Ver también GUTSCHMID, Agathangelos en Zeitschrift der Deutschen, Morgenland. Geselischaft (1877), I. MOSES OF KHORNI (MOYSES CHORENVENNIS) en su historia de Armenia (III libros, VII o VIII cent., ed por los Mequitaristas, Venecia, 1843; en francés por LE VAILLANT DE FLORIVAL, Paris, 1847; italiano por TOMMASEO, Venecia 1850) usa a Agathangelos. Ver GUTSCHMID, Moisés de Corene en su Kleine Schriften, III, 332 ss.; y CARRIERE, Nouvelles sources de Moise de Khoren (Vienna, 1893). FAUSTUS de Bizancio (siglo V) narra la historia de la conversión de Armenia (Aremnian tr., Venecia, 1832); francés por LANGLOIS, Collection des historiens anciens et modernes de l'Armenic (2 vols., París, 1867, 1869). I; alemán por LAUER (Colonia, 1879). GELZER, Die Anfange der armenischen Kirche en Sitzungsberichte der Gottinger Gesellschaft 91895), 109 ss. THUMAIAN, Agathangelos et la doctrine de l'Eglise armenienne au V siècle (Lausanne, 1879). Las llamadas Cartas entre el papa Silvestre y San Gregorio están impresas en AZARIAN, Ecclesiae armeniae traditio de romani pontificis primatau (Roma, 1870).

Fuente: Fortescue, Adrian. "Gregory the Illuminator." The Catholic Encyclopedia. Vol. 7. New York: Robert Appleton Company, 1910. <http://www.newadvent.org/cathen/07023a.htm>.

Traducido por Pedro Royo. L H M.