Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Domingo, 24 de marzo de 2019

Diferencia entre revisiones de «Corazón de María: Noción»

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
Línea 1: Línea 1:
Entendemos la expresión “Corazón de María” el corazón de carne de la Santísima Virgen, como símbolo, expresión y asiento del doble amor, espiritual y sensible, por Dios y por los hombres, y, también, como el asiento de todas las virtudes - adquiridas e infusas -, de todos los carismas y de todos los dones de la Madre de Dios (cf. nuestro § 10).  
+
Entendemos la expresión “Corazón de María” el corazón de carne de la Santísima [[María|Virgen]], como símbolo, expresión y asiento del doble [[amor]], espiritual y sensible, por [[Dios]] y por los [[hombre]]s, y, también, como el asiento de todas las [[virtud]]es - adquiridas e infusas, de todos los [[carismas]] y de todos los [[don sobrenatural|dones]] de la Madre de Dios (cf. nuestro § 10).
 +
 
 +
El Corazón de María expresa y simboliza, pues, un amor que es, a la vez creado, redimido y corredentor, humano y sobrenatural, inmaculado, [[virginidad|virginal]], nupcial[4], maternal y glorificado frente a las Personas divinas, angélicas y humanas. Diremos siguiendo a Scheeben - que se inspira en [[Santo Tomás de Aquino]][5], que el Corazón de María es el centro vital de su [[persona]], el resumen sintético de la [[personalidad]] de la Madre de Dios 5bis. Es decir, que esta expresión incluye, además, una referencia a todos los actos de libertad de María, y a la historia de su existencia terrestre. Su significado es inseparablemente esencial y “existencial”[6] , pero de una irreductible originalidad: ¿cuál amor humano, totalmente y exclusivamente humano, ha sido a la vez inmaculado y rescatado, virginal y nupcial, virginal y maternal? ¿Cuál otro amor puramente humano ha sido elevado a los confines de la [[unión hipostática]]?
 +
 
 +
 
 +
'''NOTAS''':
 +
 
 +
4.  El sentido de este texto se esclarecerá en nuestro § 5.
 +
 
 +
5.  Santo Tomás de Aquino, Suma Teológica, Iª, 75.1.
 +
 
 +
6.  Para el sentido en que utilizo este término, ver mi artículo sobre “la mariología existencial de San Roberto Belarmino” (“la mariologie existentielle de saint RObert Bellarmin), Marianum, 1964, pp. 344-6.
  
El Corazón de María expresa y simboliza, pues, un amor que es, a la vez creado, redimido y corredentor, humano y sobrenatural, inmaculado, virginal, nupcial 4 , maternal y glorificado frente a las Personas divinas, angélicas y humanas. Diremos siguiendo a Scheeben - que se inspira en Santo Tomás de Aquino5 , que el Corazón de María es el centro vital de su persona, el resumen sintético de la personalidad de la Madre de Dios 5bis. Es decir, que esta expresión incluye, además, una referencia a todos los actos de libertad de María, y a la historia de su existencia terrestre. Su significado es inseparablemente esencial y “existencial”6 , pero de una irreductible originalidad: ¿cuál amor humano, totalmente y exclusivamente humano, ha sido a la vez inmaculado y rescatado, virginal y nupcial, virginal y maternal? ¿Cuál otro amor puramente humano ha sido elevado a los confines de la unión hipostática?
 
  
 
[[Bertrand de Margerie S.J.]]
 
[[Bertrand de Margerie S.J.]]
  
 
Traducido por [[José Gálvez Kruger]] para la Enciclopedia Católica.
 
Traducido por [[José Gálvez Kruger]] para la Enciclopedia Católica.

Revisión de 17:31 6 feb 2010

Entendemos la expresión “Corazón de María” el corazón de carne de la Santísima Virgen, como símbolo, expresión y asiento del doble amor, espiritual y sensible, por Dios y por los hombres, y, también, como el asiento de todas las virtudes - adquiridas e infusas, de todos los carismas y de todos los dones de la Madre de Dios (cf. nuestro § 10).

El Corazón de María expresa y simboliza, pues, un amor que es, a la vez creado, redimido y corredentor, humano y sobrenatural, inmaculado, virginal, nupcial[4], maternal y glorificado frente a las Personas divinas, angélicas y humanas. Diremos siguiendo a Scheeben - que se inspira en Santo Tomás de Aquino[5], que el Corazón de María es el centro vital de su persona, el resumen sintético de la personalidad de la Madre de Dios 5bis. Es decir, que esta expresión incluye, además, una referencia a todos los actos de libertad de María, y a la historia de su existencia terrestre. Su significado es inseparablemente esencial y “existencial”[6] , pero de una irreductible originalidad: ¿cuál amor humano, totalmente y exclusivamente humano, ha sido a la vez inmaculado y rescatado, virginal y nupcial, virginal y maternal? ¿Cuál otro amor puramente humano ha sido elevado a los confines de la unión hipostática?


NOTAS:

4. El sentido de este texto se esclarecerá en nuestro § 5.

5. Santo Tomás de Aquino, Suma Teológica, Iª, 75.1.

6. Para el sentido en que utilizo este término, ver mi artículo sobre “la mariología existencial de San Roberto Belarmino” (“la mariologie existentielle de saint RObert Bellarmin), Marianum, 1964, pp. 344-6.


Bertrand de Margerie S.J.

Traducido por José Gálvez Kruger para la Enciclopedia Católica.