Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Martes, 23 de abril de 2019

Caraítas

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Secta judía que profesaban seguir el texto de la Biblia (Miqra) hasta excluir las tradiciones rabínicas, y por lo tanto se oponían al Talmud. En los escritos judíos se les llama Bene Miqra' Ba' Migra', Quera’im---es decir, seguidores de la Biblia. La tendencia a rechazar o minimizar las tradiciones y decisiones de los antepasados es bastante antigua; a ese respecto, los saduceos fueron los precursores del caraísmo. Nuestro Señor mismo se dice que descartó dichas tradiciones por completo, pero cuando se examinan más cuidadosamente los pasajes citados muestran simplemente que Él, conociendo que esa erudición popular era humana, insistió más en el verdadero espíritu de la Biblia. El corrigió las tradiciones individuales para salvaguardar el verdadero contenido de la legislación bíblica, pero no negó el principio (cf. Mt. 15,2 ss.).

El caraísmo propiamente hablando debe su origen a Anán (m. c. 780 d.C.) y por un tiempo llevó el nombre de ananismo. Ganó terreno entre los judíos hasta el siglo X, pero entonces se encontró con un decidido y hábil oponente en Saadia al-Fayyumi, 892-942. Durante el siglo XI hubo una lucha candente entre los caraítas y los rabinitas, especialmente en España, pero a través de la influencia de dos hombres de estado, Joseph Faussol y Judah ben Ezra, el caraísmo fue sacado de dicho país casi por completo, y prácticamente fuera de Europa occidental. Desde entonces ha logrado mantenerse en Oriente, pero ha perdido terreno continuamente ante el judaísmo ortodoxo matriz. En 1911 el caraísmo contaba con 10,000 seguidores en Rusia y 2,000 en otros países.

En armonía con su principio de que sólo el texto bíblico es autoritativo, los caraítas han hecho algunas valiosas contribuciones a la gramática y filología bíblica; se debe reconocer, sin embargo, que el deseo de hallar en la Biblia una justificación para ciertas creencias afirmadas sobre otras bases, ha llevado a muchos caraítas a vindicar reglas de interpretación tan arbitrarias como muchas del antiguo judaísmo. Anán y sus sucesores han sido grandemente influidos por los modelos islámicos al deducir leyes de sus propios libros sagrados. Entre los más conocidos autores del caraísmo podemos mencionar a Judah Hadassi (siglo XII) cuyo "Eskhol ha-Kofer" fue en la Edad Media y todavía es una de las principales fuentes del caraísmo; Aaron ben Joseph (siglo XIII); Aaron ben Elijah (siglo XIV); Elijah ben Moses Bashyasi (siglo XV). En el siglo XIX el erudito caraíta más famoso lo fue Abraham Firkowich (1786-1874), a quien sus bien merecidas obras y descubrimientos, y aún más sus falsificaciones literarias a favor del caraísmo, lo han hecho especialmente famoso.

Las creencias del caraísmo respecto a Dios y el hombre son substancialmente aquellas del judaísmo ortodoxo. Difieren especialmente en las observancias religiosas. Las caraítas han retenido, o revertido a, muchas de las opiniones místicas del esenismo, particularmente con relación a la higiene. La ley del Sabbath es muy rigurosa. Se debe añadir, además, que cualquiera que sea su independencia del rabinismo en teoría, los caraítas han adoptado en la práctica muchas costumbres y observancias rabínicas.


Fuente: Butin, Romain. "Caraites." The Catholic Encyclopedia. Vol. 3. New York: Robert Appleton Company, 1908. <http://www.newadvent.org/cathen/03329b.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina