Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 23 de octubre de 2017

William Allen

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Cardenal nacido en Inglaterra en 1522, murió en Roma el 16 de Octubre de 1594. Fue el tercer hijo de John Allen de Rossall, Lancashire, y a la edad de quince años ingresó al Colegio Oriel, en Oxford, donde se graduó de Bachiller en Artes en 1550 y fue electo Profesor de su Colegio. En 1554 obtuvo su Maestría en Artes y dos años después fue elegido Director de la Residencia Santa María. Por un corto tiempo fue ministro en York, ya que se había decidido a abrazar el estado eclesiástico. Al asumir el trono la Reina Elizabeth, y reestablecer el Protestantismo, Allen fue uno de los que permaneció más firme del lado Católico, y es en gran parte gracias a su labor que la religión Católica no fue erradicada completamente. Habiendo renunciado a todos sus cargos dejó el país en 1561 y busco refugio en el pueblo universitario de Louvain. Al año siguiente, sin embargo, lo encontramos de vuelta en Inglaterra, dedicándose a la evangelización de su país natal, aunque aún sin ser sacerdote. Tuvo tanto éxito que atrajo atención a si mismo y debió escapar por su seguridad. Por un tiempo se hizo un centro misionero cerca de Oxford, donde tenía muchas amistades, y después busco protección por un tiempo con la familia del Duque de Norfolk. En 1565 se vio obligado nuevamente a salir de Inglaterra, esta vez definitivamente. Fue ordenado sacerdote en Mechlin poco después. Los tres años que Allen pasó en Inglaterra como misionero tuvieron un efecto determinante por el resto de su vida. Ya que encontró por todos lados que la gente no era protestante por elección, sino por la fuerza de las circunstancias, y la mayoría estaba lista, en respuesta a su predicación y ministerio, a retornar al Catolicismo. Siempre estuvo convencido que la ola Protestante que cubría al país, debido a las acciones de Elizabeth, podría ser solamente temporal, y que todo el futuro dependía de una provisión de clero entrenado y apologistas listos para venir al país siempre que el Catolicismo debiera ser restaurado. Fue para llenar estas necesidades que fundó el Colegio en Douay, que desde entonces se identifica con ese nombre. La idea se desarrollo inicialmente en su mente durante una peregrinación a Roma en compañía con el Dr. Vendeville, Profesor Regio de Ley Canónica en la Universidad de Douay, en 1567. Sin duda esta fue una de las razones por las cuales pensó en Douay como un lugar adecuado para su nuevo colegio, pero no fue esta la única razón. Douay era una nueva Universidad, fundada por el Papa Pablo IV, bajo la tutela del rey Felipe de España (ya que en esa época estaba en sus dominios), con el objeto especial de combatir los errores de la Reforma, y, más a propósito, ya entonces estaba bajo influencia de Oxford. El primer canciller, Richard Smith, era un hombre de Oxford, así como muchos de los miembros más influyentes de la universidad en la época cuando Allen inició. Su ambición era perpetuar las tradiciones e influencias de Oxford, y hacer su nuevo colegio prácticamente una continuación del Oxford Católico. Se inició en una casa alquilada en el Día de San Miguel, 1568. Los medios para mantenerla incluían, aparte de los ingresos privados de Allen y otras donaciones voluntarias, una pensión anual de 200 ducados del Rey de España, y después una de 100 coronas mensuales del Papa. El número de estudiantes creció rápidamente. Frecuentemente se admitían más de lo que los ingresos permitían, lo que era considerado necesario debido al urgente estado de los asuntos católicos, y que Allen enfrentaba en el espíritu de la fe y a la larga, nunca faltaron los medios. Los nombres de Thomas Stapleton, Richard Bristowe, Gregory Martin, Morgan Philips, y otros aún son bien conocidos entre los católicos ingleses, y son por si mismos una muestra suficiente de la habilidad de los primeros compañeros de Allen y del trabajo realizado en el colegio. Allen tenía el poder de inculcar su espíritu en sus seguidores. Ellos vivieron juntos sin una regla escrita, pero en perfecta armonía, trabajando por una causa común. Desde la editorial de Douay salió un constante chorro de literatura católica y apologética, que no podía ser impresa en Inglaterra debido a las Leyes Penales. En todo esto Allen personalmente tuvo un papel prominente. Sus escritos se distinguen por la extensión de sus conocimientos y su perspicacia teológica. Uno de los principales trabajos realizados en los tempranos años del colegio fue la preparación de la conocida Biblia de Douay. El Nuevo Testamento fue publicado en 1582, cuando el colegio estaba en Reims, pero la publicación del Viejo Testamento, a pesar de estar terminado al mismo tiempo, se retrasó por falta fondos. Eventualmente apareció en Douay en 1609, dos años antes que la “Versión Autorizada” Anglicana.

Pero el trabajo por el cual el colegio de Allen es más famoso no es parte de su esquema original, sino más fue un fruto este. Este consistía en enviar misioneros para trabajar por la conversión de Inglaterra en desafío a la ley, mientras el país permanecía bajo las manos de los protestantes. Prácticamente no quedaban obispos católicos, y el clero Mariano estaba muriendo rápidamente. Dado que la regla Protestante continuaría indefinidamente, el único método para salvar a los católicos de su extinción era enviar a curas del extranjero, y a Allen le fueron otorgadas “facultades” para enviarlos a toda Inglaterra. Debían enfrentarse a una dura y precaria vida, frecuentemente a la persecución, al potro de tortura, o incluso a la muerte. Cuando eran descubiertos podían ser condenados de alta traición, para la cual el castigo era ser colgado, destripado y descuartizado. Se sabe que más de ciento sesenta curas de Douay fueron ejecutados, la gran mayoría perteneciente al clero diocesano. Muchos más sufrieron en prisión como Confesores de la Fe. Aún así era tal el espíritu que Allen inculcaba en sus estudiantes que se regocijaban con las noticias de cada martirio, y por un privilegio especial cantaban una Misa solemne de Acción de Gracias. Y el éxito de los “Curas de Seminario”, como eran llamados, era tal que al final del largo reinado de Elizabeth se decía que la mitad del reino era aún católico de corazón. En 1575 Allen hizo un Segundo viaje a Roma, donde ayudó al Papa Gregorio XIII a establecer otro colegio para enviar misioneros a Inglaterra. Para este propósito se obtuvo la posesión de un antiguo hospicio inglés en la ciudad, el cuál fue convertido en un seminario. En el viaje de vuelta a Douay, Allen encontró una tormenta formándose contra los ingleses y en 1578 fueron expulsados del pueblo. Los colegiados se refugiaron en la Universidad de Reims, donde fueron bien recibidos y continuaron con su trabajo como antes y Allen fue poco después electo canónico del Capítulo de la Catedral. En 1579 hizo su tercera visita a Roma, por ser convocado para usar su influencia personal para terminar una disputa entre los estudiantes ingleses y galeses en el nuevo colegio. Fue durante esta visita que fue nombrado miembro del la Comisión Pontificia para la revisión de la Vulgata. Hasta este momento la carrera de Allen le había ganado la admiración y gratitud universal de los católicos ingleses, por lo que él mismo había nombrado “intentos escolásticos” de convertir Inglaterra. Ese no fue el caso, sin embargo, con sus labores políticas para asegurarse el mismo fin, que se puede decir empezó alrededor de esta época, y fueron mucho menos exitosos. La famosa Bula “Regnans in excelsis” fue publicada por Pío V en 1570, destronando a la Reina Elizabeth, y liberando a sus súbditos de su lealtad a ella, pero la bula no tuvo ninguna forma práctica hasta diecisiete años después, cuando se hacían preparativos para la invasión de Inglaterra por el Rey de España. Allen estaba una vez más en Roma, a donde había sido convocado por el Papa después de una peligrosa enfermedad sufrida dos años antes. Nunca volvió a dejar la Ciudad Eterna, pero se mantuvo en comunicación constante con sus compatriotas en Inglaterra. Fue debido a su influencia que la Sociedad de Jesús, a la cual era muy cercano, se unió al trabajo de la misión en Inglaterra; y entonces Allen y el Padre Parsons se convirtieron en los líderes del “Partido Español” dentro de los Ingleses Católicos. La exhortativa de levantarse en armas en conexión con la invasión española, impresa en Antwerp, fue publicada en nombre de Allen, aunque se cree que puede haber sido compuesta bajo la dirección del Padre Parsons. A petición del Rey Felipe, Allen fue creado cardinal en 1587 y estuvo presto para ir inmediatamente a Inglaterra, si acaso la invasión era exitosa. Al estimar el número de aquellos que se unirían al plan, tanto Allen como Parsons estuvieron equivocados. La gran mayoría de los católicos ingleses, generosamente olvidando el pasado, se unieron con su propia nación en contra de los españoles, y la derrota de la Armada (1588) fue objeto de regocijo para ellos, no menor que para sus compatriotas protestantes. Allen vivió aún seis años después de la derrota de la Armada. Hasta el final de su vida siguió completamente convencido que el tiempo para que Inglaterra fuera católica nuevamente estaba cercano. Durante sus últimos años hubo un distanciamiento entre él y los Jesuitas, a pesar de que su relación con el Padre Parsons continuó intacta. En 1589 cooperó con él para establecer un nuevo colegio inglés en Valladolid, España. El mismo año fue nominado por Felipe II para ser Arzobispo de Mechlin, pero por razones nunca explicadas satisfactoriamente, la nominación, a pesar de estar públicamente vigente, nunca fue confirmada. Continuó residiendo en el Colegio Inglés de Roma, hasta su muerte, el 16 de Octubre de 1594. Fue enterrado en la capilla de la Santa Trinidad, adjunta al colegio. La siguiente es una lista de sus trabajos publicados: "Certain Brief Reasons concerning the Catholick Faith" (Douay, 1564); "A Defense and Declaration of the Catholike Churches Doctrine touching Purgatory, and Prayers of the Soules Departed" (Antwerp, 1565), reeditado por el Padre Bridgett en 1886; "A Treatise made in defense of the Lawful Power and Authoritie of the Preesthoode to remitte sinnes &c." (1578); "De Sacramentis" (Antwerp, 1565; Douay, 1603); "An Apology for the English Seminaries" (1581); "Apologia Martyrum" (1583); "Martyrium R. P. Edmundi Campiani, S.J." (1583); "An Answer to the Libel of English Justice" (Mons, 1584); "The Copie of a Letter written by M. Doctor Allen concerning the Yeelding up of the Citie of Daventrie, unto his Catholike Majestie, by Sir William Stanley Knight" (Antwerp, 1587), reimpreso por la Sociedad de Chetham Society, 1851; "An Admonition to the Nobility and People of England and Ireland, concerning the present Warres made for the Execution of his Holines Sentence, by the highe and mightie Kinge Catholike of Spain, by the Cardinal of Englande" (1588); "A Declaration of the sentence and deposition of Elizabeth, the usurper and pretended Queene of England" (1588; reimpreso en Londres, 1842). Entre los antiguos retratos conocidos del Cardenal Allen Se encuentran los siguientes: Pintura que estuvo originalmente en el refectorio del Colegio Inglés, Douay, encontrado después de la Revolución en la alta sacristía de la iglesia parroquial de San Jacques, Actualmente en la Abadía de Douai, Woolhampotn; una copia de la misma en el Colegio de San Edmundo, Old Hall, una pintura originalmente perteneciente a Charles Brown Mostyn, abogado, ahora en el Colegio de Ushaw, Dirham; una pintura en el palacio arzobispal, Reims; y una posterior, representandolo como un hombre viejo en el Colegio Inglés, Roma. También una impresión belga, reproducida en la “Historia del Colegio de San Edmundo” y varias reproducciones de las pinturas arriba mencionadas.

Bibliografía

DODD, Ch. Hist. of Eng. ; LINGARD, Hist of Eng. ; KNOX, Hist. Introd. to Douay Diaries (1878); IDEM, Introd. to Letters and Memorials of Card. Allen (1882); PITTS, De Angliæ Scriptoribus (1619); Memoir in Cath. Direct., 1807; BUTLER, Hist. Mem. of Eng. Cath. (1819); GILLOW, Bibl. Dict. of Eng. Caths. ; Dict. of Nat. Biog. ; MAJOR MARTIN HUME, Treason and Plot (1901).

Escrito por Bernard Ward.

Trascrito por WGKofron.

Traducido por Carlos A. Urrutia.