Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Sábado, 22 de septiembre de 2018

Vuestro Nombre Sacrosanto

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar
40488441 2018624584865208 8685863120347856896 n.jpg
40538638 1830591806990615 8493931550264524800 n.jpg

A solicitud de un pio Sacerdote se ha sacado el siguiente Trobo del Diario de Barcelona del Lunes 21 de Marzo de 1796.

TEXTO.

  • SEÑOR Y DIOS MIO,
  • vuestro Nombre Sacrosanto
  • sea en todo el Orbe bendito,
  • y todos con dulce canto
  • digan levantando el grito,
  • O Dios Santo, Santo, Santo.
  • MI DIOS, ¡Ó cuan ultrajada
  • se mira tu Majestad,
  • de aquellos cuya maldad
  • tu Ley dexó abandonada!
  • Pero aun es mas extremada
  • para tu corazón pio,
  • que la ofensa del impío,
  • de tu pueblo el duro trato,
  • y ó quanto de tanto ingrato
  • sufres, Señor y Dios mio.


  • ¡ Ó Jesus, como no advierte
  • el Christiano, que en la parte
  • donde mas debe adorarte,
  • tal vez intenta ofenderte!
  • Ah Señor! trocad de suerte
  • su pecho, que en tierno llanto,
  • tanto gima y ruege tanto,
  • que todas sus culpas labe,
  • porque todo el mundo alabe,
  • vuestro Nombre Sacrosanto.


  • Sea Jesus alabado,
  • sea su Nombre nuestra Luz,
  • nuestra gloria sea su Cruz,
  • nuestro centro su costado:
  • sea Jesús exaltado,
  • que con amor infinito,
  • pago por nuestro delito,
  • haciendo dichoso al hombre,
  • para que su Santo Nombre
  • sea en todo el Orbe bendito.


  • Feliz el tiempo que se emplea,
  • con tu alabanza, Señor,
  • ella aviva de tu amor
  • la siempre encendida tea.
  • Así pues, mi alma desea,
  • exaltar tu Nombre Santo,
  • y hacer que te elogien tanto,
  • que unidos en una voz,
  • todos te alaben, mi Dios,
  • y todos con dulce canto.


  • En tiempo en que tanta ofensa,
  • se hace a tu Nombre Sagrado,
  • debe ser preconizado
  • con la pluma y con la prensa:
  • de su alto honor en defensa
  • te alabe el mundo infinito,
  • no tenga el Orbe distrito
  • adonde no te bendigan,
  • y quanto en tu Nombre digan,
  • digan levantando el grito.


  • Señor, pues tu nos hiciste
  • sacándonos de la nada,
  • y a la estirpe inficionada
  • benigno la redimiste:
  • si tu gracia nos asiste,
  • cesará nuestro quebranto,
  • nada nos causará espanto,
  • y sirviéndote en el suelo
  • te diremos en el Cielo,
  • O Dios Santo, Santo, Santo.

Transcrito por Augusto Jim, conservando la ortografía original. Fotos: Augusto Jimm