Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Viernes, 20 de octubre de 2017

Venerable Ana de Xainctonge

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Fundadora de la Sociedad de las Hermanas de Santa Ursula de la Santísima Virgen, nacida en Dijon, el 21 de noviembre de 1567; murió en Dôle, el 8 junio de 1621. Era hija de Jean de Xainctonge, concejal en el Parlamento de Dijon, y de Señora Marguerite Collard, ambos de noble abolengo y la vida virtuosa. De una ventana en el Hotel Xainctonge Ana podía ver la Universidad Jesuita y el buen trabajo llevado a cabo por los Padres; en Misa en su iglesia, se sintió edificada moralmente viendo a los novicios recibiendo la Sagrada Comunión. Desde ahí la idea de su trabajo futuro de educar a las muchachas. Ella consideraba que era una ocupación que encajaba perfectamente para mujeres religiosas que podrían unir así la vida activa con la vida contemplativa. Fundar un orden de mujeres no de claustro, abrir escuelas públicas para muchachas, "donde la educación debe darse, no venderse", eran entonces las nuevas ideas a las que los prejuicios de ese tiempo, así como el amor ciego de sus padres, estaban profundamente en desacuerdo. Con la ayuda de cielo, a menudo milagrosamente, bajo la guía de los Padres Jesuitas de Villars y Gentil, ella superó todos los obstáculos y tuvo éxito. El 16 de junio de 1606, abrió el primer convento en Dôle en Franche-Comté (entonces territorio español) con Claudine de Boisset y otra compañera.

La compañía se fundó con "Nuestra Señora como general, Santa Úrsula como teniente", y la Regla de San Ignacio como la base de perfección. Durante quince años Ana era modelo viviente de todas las virtudes religiosas, en comunicación frecuente y visible con su ángel guardián, fundando nuevas casas y así su sociedad se extendió rápidamente al este de Francia y Suiza (vea ÚRSULA DE LA SANTÍSIMA VIRGEN). Después de su muerte su reputación de heroica santidad y las gracias obtenidas a través de su intercesión llevaron a un proceso de beatificación, pero las muchas guerras de la época, seguidas inmediatamente de la Revolución francesa, destruyeron todos los documentos. La causa fue restablecida después, y Ana de Xainctonge se declaró Venerable el 24 de noviembre de 1900. BINET, La Vie. . . d'Anne de Xainctonge (1635); ORSET, La vie de la el Vénérable et dévote A. de X.; (1691); ARNOULX, Vie de la Vén. A. De X. (1755); MOREY, La Vén. A. de X. (1892).


MADRE HÉLèNE MARIE

Transcrito por Thomas M. Barrett

Dedicado a la memoria de Ana De Xainctonge

Traducido por Armando Llaza Corrales