Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Domingo, 22 de octubre de 2017

Valeriano

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(Publio Aurelio Licinio Valeriano).

Emperador romano (253-60). Miembro de una distinguida familia, había ocupado varias posiciones antes de que el ejército lo proclamara su emperador en 253 en Raecia. Débil e irresoluto, sus habilidades no igualaban las dificultades de los tiempos; a su hijo y corregente, Galieno, también le faltaba fuerza. La tradición cristiana lo considera como el originador de la persecución de los cristianos bajo Decio. Aunque estaba dispuesto favorablemente hacia los cristianos como emperador, pero fue inducido a medidas severas por el partido hostil, cuyo líder, el general Macriano, sólo deseaba obtener ventajas para sí mismo a través de las dificultades que los disturbios internos le pudieran causar el emperador. En 257 Valeriano emitió un rescripto, en lenguaje amable, con el que les retiraba a los cristianos el derecho de reunirse o de entrar a los lugares subterráneos de enterramiento, y desterró al clero. En 258, por un nuevo y absolutamente inmisericorde edicto, se ordenaba la ejecución inmediata de obispos, sacerdotes y diáconos, hombres de rango senatorial y ecuestre eran castigados y degradados y sus bienes eran confiscados, seguido de la muerte si se negaban a ofrecer sacrificio a los dioses paganos. Se amenazaba a las mujeres con la confiscación de sus propiedades y el exilio, y los cristianos de cada hogar eran enviados encadenados a realizar trabajos forzados en los dominios imperiales.

En esta persecución la Roma cristiana y Cartago perdieron a sus líderes: el Papa San Sixto II fue capturado el 6 de agosto de 258 en una de las catacumbas y fue asesinado; San Cipriano de Cartago sufrió martirio el 14 de septiembre. Otro famoso mártir lo fue el diácono romano San Lorenzo. En España el obispo San Fructuoso de Tarragona y sus dos diáconos fueron asesinados el 21 de enero de 259. Hubo también ejecuciones en las provincias orientales (Eusebio, VII, XII). Sin embargo, tomadas en conjunto las represiones se limitaron a algunos lugares dispersos y no tuvieron gran éxito. Finalmente Valeriano fue capturado por los persas y murió en la prisión. Macriano y sus dos hijos murieron en la lucha por el trono. Galieno quien sucedió a Valeriano, anuló de inmediato todas las leyes de su padre hostiles al cristianismo.


Bibliografía: TILLEMONT, Histoire des empereurs, III (Bruselas, 1707-39); SCHILLER, Geschichte der römischen Kaiserzeit, I (Gotha, 1883) II, 811-23; GIBBON, Historia del Ascenso y Caída del Imperio Romano (Londres, 1854), ch X; LINSENMAYER, Die Bekämpfung der Christen durch den römischen Staat (Munich, 1905), 146-58; HEALY, La Persecución Valeriana (Boston, 1905).

Fuente: Löffler, Klemens. "Valerian." The Catholic Encyclopedia. Vol. 15. New York: Robert Appleton Company, 1912. <http://www.newadvent.org/cathen/15256b.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina