Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Viernes, 20 de octubre de 2017

Tribu Yazoo

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Una tribu pequeña, original del curso bajo del Río Yazoo, Mississippi, en cercana conexión con varias tribus, de las cuales la más importante era la Tonica.

No se conoce nada definitivo acerca de su lenguaje, pero parece haber sido análogo al de los Tonica, pero sin ser igual. En 1669, el Padre Antone Davion, del seminario de Misiones Extranjeras de Québec, estableció una misión entre los Tonica, dándole atención también a las otras tribus aliadas. Los Yazoo, sin embargo, como los Chickasaw estaban bajo la influencia de los comerciantes Ingleses de Carolina, y en 1702 asistieron a los Koroa en el asesinato del Padre Nicolás Foucault y de tres acompañantes Franceses mientras dormían; como resultado el Padre Davion estuvo temporalmente retirado. En 1718, los Franceses establecieron un fuerte (San Pierre) cerca de la villa, para comandar el río. En 1722, el joven Padre Jesuita Jean Rouel se hizo cargo de la misión Yazoo, en los alrededores del destacamento Francés. Permaneció en ese lugar hasta que se desató la guerra Natchez en 1729, cuando los Yazoo y los Koroa se unieron con los Natchez. Repentinamente, el 28 de noviembre, los Natchez atacaron la guarnición Francesa en su ciudad, matando varios cientos de personas, incluyendo al Padre Jesuita Paul Du Poisson, y llevandose a la mayoría de mujeres y niños. El 11 de diciembre, repasando el evento, los Yazoo y los Koroa emboscaron y asesinaron al Padre Rouel junto con su sirviente negro que trató de defenderlo, cerca de su cabaña, y al día siguiente atacaron la guarnición vecina, matando a toda la compañía. El cuerpo del Padre Rouel fue respetado, y una prisionera Francesa convenció a los Indios de darle sepultura. Su campana y algunos libros fueron recuperados y restaurados, tiempo después por los Quapaw. Los Yazoo compartieron la destrucción de los Natchez, y aparentemente fueron absorbidos finalmente por los Choctaw.

En cultura general, parecen haber diferido muy poco de los Tonica, a quienes sin embargo parecen haber sido inferiores. Enterraban en la tierra, arrojando antorchas encendidas a la tierra con el cuerpo, y sollozando noche a noche en el lugar por varios meses. Creían en un espíritu bueno y en otro malo, pero le rezaban solamente al malo, en la tierra en donde el otro no les haría daño de ninguna manera.

DUMONT, Hist. Louisiana, Memoires historiques sur la Louisiane in French Hist. Colls. of La. (New York, 1853); Jesuit Relations, ed. THWAITER (73 vols., Cleveland, 1896-1901).


JAMES MOONEY

Transcrito por Michael T. Barret

Traducido por Alonso Teullet