Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Martes, 17 de octubre de 2017

Timothy Warren Anglin

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Periodista canadiense y miembro del Parlamento, nacido en la población de Cloankilty, County Cork, Irlanda, en 1822. Falleció el 3 de mayo de 1896, en Canadá. Fue educado en la escuela pública de su tierra natal. Su familia se arruinó en la hambruna de 1846-47, de modo que él tuvo que emigrar a la ciudad de Saint John, en Nueva Brunswick, en 1849. Fue un gran orador, pero más se distinguió en la provincia como escritor católico de gran vigor. Fundó el semanario Weekly Freeman y después el Morning Freeman (1851). Aunque era un fuerte defensor de la templanza en la bebida, se distanció de sus amigos políticos en el tema de la prohibición de elaboración y venta de bebidas alcohólicas al rechazar una medida que él consideraba demasiado drástica e inviable. La iniciativa fue aprobada por la legislatura de Nueva Brunswick, pero fue rechazada en el siguiente período de sesiones. En 1860 el Señor Anglin volvió a la legislatura como representante de la ciudad y municipio de Saint John, siendo el primer funcionario católico elegido para ese puesto. Cuando se debatió el tema de la confederación de las provincias británicas de Norte América, él desempeñó un papel muy importante en la oposición ya que no creía, según él mismo confesó, que no hacía falta tal confederación para mantener su alianza con el imperio británico, y porque estaba convencido de que ella significaría un incremento desmedido de impuestos en Nueva Brunswick.

En esa época, un grupo de personas que se denominaban los fenianos aparecieron en la frontera de la provincia y amenazaron con invadirla. Su cabecilla, el Doctor D.B. Killian, hizo una proclamación en la que invitaba a los opositores a la confederación a unírseles, derrocar el ejército británico y mantener la independencia legislativa de la provincia. Quienes se oponían a la confederación no tuvieron responsabilidad alguna en la invasión ni en la proclamación del Dr. Killian, sin embargo ésta tuvo el efecto de suscitar un acto de no confianza que culminó en la retirada temporal de la vida pública del señor Anglin. Cuando finalmente se configuró la confederación canadiense, Anglin fue electo como Presidente de la Cámara de los Comunes, puesto que conservó hasta el 31 de mayo de 1877. Nadie nunca le dio tal dignidad a la alta posición de ser el primer común de Canadá, y jamás fue disputada alguna de sus decisiones; tal era la medida de su imparcialidad.

El señor Anglin fue un eminente político canadiense, pero merece un lugar más particular en la historia por haber sido un periodista capaz, valiente e infatigable, que luchó a favor de la educación católica. El asunto de mayor importancia en Nueva Brunswick era la legislación que prohibía la educación separada. Durante muchos años Anglin utilizó sus columnas en el Freeman y la tribuna de la Cámara de los Comunes para luchar a favor de sus principios católicos. Su esfuerzo, y el de quienes colaboraban con él, fueron tan exitosos que se llegó a un acuerdo en la mayor parte de las provincias: de permitir que los católicos tuvieran sus propias escuelas y docentes, y que la religión se enseñase antes o después del horario de clase.

Esto, si bien no lo satisfizo del todo, fue mucho mejor que el sistema antirreligioso y furibundamente anticatólico que originalmente habían promovido sus opositores en la legislatura. El señor Anglin se unió al equipo editorial del Toronto Globe en 1883, y fue editor en jefe del Toronto Tribune, un semanario católico. Murió a los setenta y cuatro años de edad.


Fuente: Curran, John. "Timothy Warren Anglin." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1. New York: Robert Appleton Company, 1907. <http://www.newadvent.org/cathen/01504a.htm>.

Traducido por Javier Algara Cossío