Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Jueves, 19 de octubre de 2017

Teófilo de Alejandría

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Patriarca de Alejandría (385-412). Sólo tenemos escasa información respecto a la ascendencia y juventud de Teófilo. Tenía una hermana de temperamento similar, y San Cirilo de Alejandría, su sucesor, era su sobrino. Hidacio (“Chron.”, II; P.L., LI, 874) lo llama “el hombre más instruido”, y le dedica una tabla de Pascua por cien años. San Jerónimo nos dice que él no se presentó como maestro público antes del 385 ("Contra Rufin.", III, 18, in P.L., XXIII, 492). Después de su elección al patriarcado de Alejandría (385) se mostró como un hombre de grandes dotes y capacidad intelectual, pero también sumamente violento e inescrupuloso al escoger sus medios. Su nombre esta conectado con tres eventos históricos importantes: la decadencia del paganismo en Egipto, la controversia origenista y la deposición y destierro de San Juan Crisóstomo.

Cerca de 390 Teófilo privó a los paganos de un templo en Alejandría, probablemente con el consentimiento del emperador Teodosio I, y aparentemente destruyó muchos otros templos (Sócrates, V, 16; Ammian., XXII, XI, 7). Ocurrió un motín y cierto número de cristianos fueron asesinados. Con Teófilo a la cabeza, los cristianos tomaron represalias destruyendo el famoso templo de Serapio, sobre cuyas ruinas el patriarca erigió una iglesia. También construyó una magnífica iglesia en Canope. En 391 ó 392 el Sínodo de Capua le pidió a Teófilo que usara su influencia para terminar el cisma en Antioquía. Sin embargo, él no pudo establecer la paz, y fue sólo en 398 que San Juan Crisóstomo, con la ayuda de Teófilo, pudo restablecer la comunión eclesiástica entre Flaviano y Roma.

Hasta el año 399 Teófilo era considerado como amigo de Orígenes y los Origenistas. Muchos de los llamados monjes origenistas estaban entre sus mejores amigos; a algunos los nombró a puestos y dignidades eclesiásticas; por ejemplo, él nombró a Isidoro archipresbítero y oeconomos patriarcal, y elevó a otros al episcopado. En la disputa entre Johannes-Rufinus y Epifanio-Jerónimo él se alineó con los primeros (Sócrates, VI, 10); en 396 le informó a Jerónimo a través de Isidoro que debía mostrar mayor respeto por la autoridad de su obispo, Juan de Jerusalén (Epp. LXIII and LXXXII; "Contra Rufin.", III, 17; "Contra Johannem Hieros.", 37), y acusó a San Epifanio de antropomorfismo. También desterró al obispo egipcio Paulo, un oponente de los origenistas, y le reclamó a San Jerónimo por la hospitalidad que le brindó (Jerome, “Contra Rufinum”, III, 17 y 78).

Entre 399 y 400 Teófilo cambió su actitud repentinamente; el principal motivo para el cambio parece haber sido una disputa personal con el arcipresbítero Isidoro, muy conocido por ser amigo de los origenistas. Isidoro había tomado una suma de dinero, y según la voluntad expresa del donante, no le informó a Teófilo, quien sufría de una “manía por construir” y avaricia (San Isidoro de Pelusio, Ep. I, 152). Sin embargo, el patriarca se enteró del asunto y no se apartó de las más viles calumnias contra Isidoro e incluso actos de violencia (Pall., VI; Sozomeno, VIII, 12). Isidoro encontró protección con sus amigos los monjes de Nitria, tras lo cual Teófilo se ensañó contra ellos también. Al principio puso a los monjes seguidores del antropomorfismo, enemigos de los origenistas, contra ellos, aunque él habia condenado sus opiniones en la carta de Pascua de 399 (Sozomeno, VIII, 11; Cassian, “Coll.”, X, 2), luego dirigió hacia ellos su carta de Pascua de 401 (P.L., XXI, 773), y finalmente condenó el origenismo en un sínodo en Alejandría en 399 (Vea Concilios de Alejandría).

Luego se puso al frente de un contingente de soldados y sirvientes armados y marchó él mismo contra los monjes, quemó sus viviendas y maltrató a los que capturó (Pall., VII; Sócrates, VI, 7; para la felicitación de Jerónimo a Teófilo vea Jerónimo, Ep. LXXXVI). Los cerca de trescientos monjes se fueron primero a Palestina, donde la mayoría se estableció cerca de Scitópolis; los cuatro Hermanos Mayores se fueron a Constantinopla a pedir protección y justicia a San Juan Crisóstomo y al emperador. Teófilo fue citado a Constantinopla para responder a sus cargos, y así comenzó su conexión con la tragedia de Crisóstomo, que pronto tomó el primer lugar en el interés público y el suyo propio (vea San Juan Crisóstomo. En el Sínodo de Oak en 403 Teófilo firmó una paz equitativa con los monjes perseguidos, y a su regreso a Alejandría se dice que recibió de nuevo los libros de Orígenes (Sócrates, VI, 17). El que Teófilo tenía una mente muy abierta se muestra en el hecho de que consagró obispo al filósofo Sinesio cerca de 410, aunque éste último no estaba bautizado, y había estipulado que cuando fuera obispo retendría a su esposa y la adherencia a las opiniones platónicas (preexistencia del alma, explicación alegórica de la resurrección, etc.).

Teófilo no no tuvo gran prominencia como escritor. Además de sus cartas de Pascua, de las cuales existen tres en una traducción al latín de San Jerónimo (P.L., XXII, y P.G., LXV, 53 ss.), escribió "un gran volumen contra Orígenes” (Genadio, 33), del cual se conservan algunos fragmentos (coleccionados en Andrea Gallandi, "Bibl. vet. patr.", VII, 801-52; P.G., LXV, 33-68; Zahn, "Forschungen zur Gesch. des neutest. Kanons", II, Erlangen, 1883, p. 234 sqq.). Los cánones atribuidos a Teófilo están en Pitra, "Juris eccles. Graecor. hist. et monum.", I (Roma, 1864), 546-649. Escritos no auténticos y dudosos también estuvieron en circulación bajo el nombre de Teófilo (Genadio, 33: "Legi et tres libros suo nomine titulatos, sed lingua inconsonans est. Non valde credidi").


Bibliografía: Además de las fuentes ya mencionadas, consulte: TEODORETO, Historia de la Iglesia V.22; SULPICIO SEVERO, Dial., I, 6-7, en P.L., XX, 187-8; TILLEMONT, Memoires, XI (París, 1698-1712), 441-99, 633-8; CEILLIER, Hist. generale, VII (París, 1729-63), 438-47; PRAT, Orígenes (París, 1907), XLVIII ss.; VINCENZI, Historia critica; quaestiones inter Theophilum Epiphanium, Hieronymum, adversarios Origenis et inter Origenis patronos Joh. Chrysostomum, Rufinum et monachos Nitricenses (Roma, 1865); CAVALLERA, Le schisme d'Antioche (París, 1905), 283-4; KOCH, Synesius von Cyrene bei seiner Wahl u. Weihe zum Bischof in Histor. Jahrb., XXIII (1902), 751-74.

Fuente: Baur, Chrysostom. "Theophilus." The Catholic Encyclopedia. Vol. 14. New York: Robert Appleton Company, 1912. <http://www.newadvent.org/cathen/14625b.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina.