Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 16 de octubre de 2017

Septuagésima

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(Latín, septuagesima, la septuágésima).

Septuagésima es el noveno domingo antes de la Pascua, el tercero antes de la Cuaresma conocido entre los griegos como “Domingo del Pródigo” del Evangelio según San Lucas 15, el cual leen en ese día, llamado también Dominica Circumdederunt por los latinos, de la primera palabra del introito de la Misa. En la literatura litúrgica el nombre “Septuagésima” aparece por primera vez en el Sacramentario Gelasiano. Es asunto de discusión entre los escritores por qué el día (o semana, o período) lleva el nombre Septuagésima y el próximo domingo sexagésima, etc. Ciertamente no es el septuagésimo día antes de la Pascua, y mucho menos el próximo domingo es el sexagésimo, quincuagésimo, etc. Amulario,“De eccl. Off.”, I, I, pondría a la septuagésima representando místicamente el Cautiverio en Babilonia de setenta años, si comenzara con este domingo en el cual los sacramentarios y antifonarios dan el introito "Circumdederunt me undique" y terminara con el domingo después de Pascua, cuando la Iglesia canta "Eduxit Dominus populum suum." Quizás la palabra es sólo una de una serie numérica: cuadragésima, quincuagésima, etc. De nuevo, puede simplemente denotar el primer día en el cual algunos cristianos comenzaban los cuarenta días de la Cuaresma, excluyendo los jueves, sábados y domingos de la observancia del ayuno.

En el Martirologio Romano la septuagésima se inaugura con las palabras: “domingo de Septuagésima, en el cual se deja de decir el cántico al Señor, Aleluya”. El sábado anterior, el Breviario Romano señala que después de "Benedicamus" de vísperas se añaden dos aleluyas, y que de ahí en adelante se omite hasta la Pascua, y en su lugar se dice el “Laus tibi Domine” al principio del Oficio. Anteriormente el adiós al Aleluya era bastante solemne. En el antifonario de la Iglesia de San Cornelio en Campaña encontramos dos antífonas especiales. España tenía un oficio corto que consistía de un himno, capítulo, antífona y secuencia. Los misales en Alemania hasta el siglo XV tenían una bella secuencia. En las iglesias francesas cantaban el himno “Alleluia, dulce carmen” (Guéranger, IV, 14) que era muy conocido entre los anglosajones ( Rock, IV, 69). El "Te Deum" no se recita en maitines, excepto en las fiestas. Las lecturas del nocturno se toman del Génesis, que narra la caída y posterior miseria del hombre y da una preparación adecuada para la temporada de Cuaresma. En la Misa del domingo y ferias se omite por completo el Gloria In Excelsis Deo. En todas las Misas se añade un tracto al gradual.


Fuente: Mershman, Francis. "Septuagesima." The Catholic Encyclopedia. Vol. 13. New York: Robert Appleton Company, 1912. <http://www.newadvent.org/cathen/13721b.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina. rc