Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 23 de octubre de 2017

Santa Angela Merici

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Fundadora de la Orden de las Ursulinas. Nació el 21 de marzo de 1474 en un pequeño poblado en la ribera suroeste del lago Garda en Lombardía. Murió el 27 de enero de 1540 en Brescia. Quedó huérfana a la edad de 10 años y junto a su hermana mayor, fueron a vivir con su tío en el pueblo vecino de Salo, donde tuvo una vida angelical.

Cuando repentinamente su hermana murió, sin habérsele dado los últimos sacramentos, la joven Ángela quedó en estado de mucha conmoción. Se abocó a San Francisco y aumentó significativamente tanto oraciones como mortificaciones en pro del descanso del alma de su hermana. En medio de su angustia y piadosa simplicidad oró a Dios pidiéndole le revelara la condición de su hermana fallecida. Se dice que por medio de una visión ella quedó satisfecha en cuanto a saber que su hermana se encontraba en compañía de los santos en el cielo.

Cuando tenía 20 años de edad, su tío murió y a consecuencia de ello, retornó a su hogar paterno en Desenzano. Convencida que la mayor necesidad de su tiempo era la instrucción religiosa que las jóvenes necesitaban, al menos en términos rudimentarios, convirtió su hogar en una escuela. En ella con ciertos intervalos diarios, logró reunir a las muchachas de Desenzano y les enseñó elementos de la Cristiandad.

Se dice que un día, en éxtasis, tuvo una visión. En la misma se le revelaba que tenía que fundar una asociación de vírgenes que dedicaran sus vidas a la enseñanza religiosa de muchachas. La escuela que ella había fundado en Desenzano, rápidamente dio frutos y fue invitada a la vecina ciudad de Brescia, en donde se le pedía que estableciera una escuela similar. Ángela gustosamente aceptó la invitación.

En 1524, mientras que realizaba un peregrinaje a la Tierra Santa, quedó repentinamente ciega, estando en la isla de Creta. Continuó su viaje a Tierra Santa y se curó a su retorno, mientras oraba frente a un crucifijo, en el mismo lugar donde semanas antes había quedado ciega. Al ir a Roma en el año del Jubileo de 1525, para ganar indulgencias, el Papa Clemente VII la invitó a permanecer en Roma. El Pontífice había oído de la gran santidad de Ángela y de sus éxitos en la enseñanza religiosa a muchachas. No obstante Ángela, a quien no halagaba la publicidad, regresó a Brescia.

Finalmente, el 25 de noviembre de 1535, nuestra santa seleccionó a doce vírgenes y fundó la Orden de las Ursulinas, en una pequeña casa cerca de la Iglesia de San Afra en Brescia. Murió habiendo sido durante cinco años superiora de la nueva orden. Su cuerpo se encuentra enterrado en la Iglesia de San Afra en Brescia. Fue beatificada en 1768 por el Papa Clemente XIII, y canonizada en 1807 por Pío VII. Su festividad se celebra el 31 de mayo.

HEIMBUCHER, Orden und Kongregationen (Paderborn, 1896), 1 511 y sigs.., SEEB`CK, Herrlichkeit der katholischen Kirche (Innsbruck, 1900); GUÉRIN, Les petite Bollandsstes (Paris), III, 326 sig.., Bullarii Romani Continuatio, VII, pt. I; su biografía fue escrita en francés por BAUTHORS (Abbeville, 1894) en Notre Dame d'Alet (1885), PASTEL, (Paris, 1878); en alemán por dos monjas ursulinas (Innsbruck, 1893), y (Paderborn, 1892), en italiano por GIRELLI (Brescia, 1871); y SALVATORI (Rome, 1807).

MICHAEL OTT Transcripción: Monjas Dominicas Enclaustradas del Monasterio del Niño Jesús, Lufkin, Texas. Dedicado a las Hermanas Ursulinas Traducción al castellano: Giovanni E. Reyes