Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Jueves, 19 de octubre de 2017

San Angilberto

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Abad de Saint Riquier (Francia durante la ocupación de Carlomagno), Falleció el 18 febrero del 814. Gilberto parece haber sido admitido en la corte de Carlomagno, donde él era alumno y amigo del gran Maestro inglés Alcuin. Le Formaron para la vida eclesiástica y debe de haber ingresado en órdenes menores a temprana edad, pero él acompañó al joven Rey Pepin a Italia en el año 782 en la conducción de palatii del primicerius, tarea que implicó mucha administración secular. La academia de hombres de letras formó a Gilberto como ilustre judicial de la corte de Carlomagno. Era conocido como Homero, y partes de sus trabajos, todavía existen, mostrando que la habilidad invertida fue considerable. En varias oportunidades fue como enviado al Papa, identificándose en su controversia con la visión heterodoxa de Carlomagno. En el 790 fue nombrado Abad de Centula, después conocido como Saint Riquier, en Picardy, y por la ayuda de sus amigos poderosos no sólo reconstruyó sino que restauró el monasterio de manera suntuosa y lo dotó de una preciosa biblioteca de 200 volúmenes. En el 800 tuvo el honor de ser recibido por Carlomagno como su invitado. Por lo que parece probable que Gilberto en este periodo (si era ya sacerdote es dudoso) estaba llevando una vida muy mundana. Las circunstancias no son claras para los historiadores de entonces, pero los modernos consideraron indudablemente que Gilberto tenía un amorío con Bertha, hija de Carlomagno, y fue con ella padre de dos niños, uno de ellos fue el muy conocido cronista Nithard. Esta intriga sobre Gilberto, a veces considerada como matrimonio, ha sido disputada por algunos estudiosos, pero ahora se admite generalmente. Probablemente debamos recordar que las canonizaciones populares de esa época estaban sujetas a una investigación pequeña o muy informal y envuelta de conducta pasada o virtud. Sin embargo, el biógrafo de Gilberto en el siglo XII declara que el abad, antes de su muerte, hizo una ardua penitencia por este "matrimonio", y el historiador Nithard, en el mismo pasaje en el que afirma que Gilberto era su padre, también declara que el cuerpo de Gilberto se encontró incorrupto algunos años después de su entierro. Se le considera autor de un fragmento de un poema épico de Carlomagno y León III, pero la paternidad literaria aún se disputa. Por otro lado, Monod cree que él es con toda seguridad responsable de las porciones del famoso "Annales Laurisenses “

HERBERT THURSTON Transcrito por Michael C. Tinkler Traducción Gustavo A. Flores