Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Sábado, 1 de noviembre de 2014

Roscelino

De Enciclopedia Católica

Roscelino, un monje Compiègne, estaba enseñando tan pronto como en 1087. Tuvo contacto con Lanfranc, san Anselmo, e Ivo de Chartres. Traído ante un concilio en Soissons (1093), donde fue acusado de triteísmo, negó las doctrinas atribuidas a él, pero esto fue hecho por miedo a la excomunión, pues después regresó a sus doctrinas anteriores. Estuvo sucesivamente en Inglaterra, en Roma, y finalmente regresó a Francia. De sus escritos sólo queda una carta dirigida a Abelardo. Hauréau evoca su nombre en conexión con un texto: "Sententia de universalibus secundum magistrum R." ("Notices et extr. de quelques manuscr. lat.", V, Paris, 1892, 224) pero ésta es una conjetura. Por otro lado tenemos como evidencia de su doctrina textos de san Anselmo, Abelardo, Juan de Salisbury, y un epigrama anónimo. Su aportación a la historia de las ideas y especialmente el valor de su nominalismo han sido exagerados, debiendo su celebridad mucho más a su triteísmo teológico.

I. EL NOMINALISMO DE ROSCELINO, O "SENTENTIA VOCUM" De acuerdo con Otto de Freisingen, Roscelino "primus nostris temporibus sententiam vocum instituit" ("Gesta Frederici imp". in "Mon. Germ. Hist.: Script. , XX, 376), pero el cronista de "Historia Francia" (cf. Bouquet, "Rec. des hist. des Gaules et de la France", XII, Paris, 1781, 3, b, c) menciona antes de él un "magister Johannes", cuya personalidad es más discutida y quién no ha sido enteramente identificado. ¿En qué consiste la “sentencia vocum"? Para juzgarla tenemos, aparte de los textos antes mencionados que mencionan directamente a Roscelino, una exposición del tratado "De generibus et speciebus (s. XIII), erróneamente atribuido a Abelardo por Victor Primo. La "sententia vocum" fue una de las soluciones anti-realistas al problema de los universales aceptadas en la Edad Media. Resumiendo la alternativa de Porfirio (mox de generibus et speciebus illud quidem sive subsistent sive in nudis intellectibus posita sint) los primeros filósofos medievales encontraron los géneros y las especies (substancia, corporeidad, animalidad, humanidad) ya como cosas o como no teniendo existencia (véase NOMINALISMO), y aplicando esto a esta terminología alternativa de Boecio, se derivaban ya como res (cosas) o voces (voces, palabras, locuciones). Para los nominalistas los universales eran voces, que significa: (1) por sobre de todo que los universales no son cosas "res", esto es que sólo el individual existe: nam cum habeat eorum sententia nihil esse praeter individuum . . ." (De gener. et spec., 524). El nominalismo fue esencialmente anti-realista. (2) Que los universales son meras palabras, "flatus vocis", v.g., la palabra "homo", divisible en sílabas, consonantes, y vocales. "Fuit autem, nemini magistri nostri Roscellini tam insana sententia ut nullam rem partibus constare vellet, sed sicut solis vocibus species, ita et partes ascridebat (Abelard, "Liber divisionum , ed. Cousin, 471). "Alius ergo consistit in vocibus, licet haec opinio cum Roscelino suo fere omnino evanuerit (John of Salisbury, Metalog. , II, 17). El universal es reducido a una emisión de sonido (flatus vocis), en conformidad con la definición de Boecio: Nihil enim aliud est prolatio (vocis) quam aeris plectro linguae percussio. El universal de Roscelino corresponde a lo que ahora es llamado el "universale in voce" en oposición al "universale in re" y al "universale in intellectu".

Pero esta teoría de Roscelino no tuvo connexion con los conceptos abstractos de género y especie. Es cierto que no negó la existencia o posibilidad de estos conceptos, y luego no fue un nominalista a la manera de Taine o en el sentido en el que el nominalismo es hoy día entendido. Ésta es la razón, en referencia al sentido moderno de la palabra, por la que lo hemos llamado un pseudo-nominalismo. Juan de Salisbury, hablando de "nominalis secta" (Metalog., II, 10) le da bien otro significado. Así la rudimentaria, incluso infantile, solución de Roscelino no compromete el valor de los conceptos universales y podría ser llamado una etapa en el desarrollo del realismo moderado.

Roscelino también fue llamado a comparecer por san Anselmo y Abelardo por la idea menos clara que dio de la substancia entera y compuesta. De acuerdo con san Anselmo sostuvo que el color no existe independiente del caballo el cual sirve como su soporte y que la sabiduría del alma no está fuera del alma la cual es sabia (De fide trinit., 2). Niega al entero, como la casa, el hombre, real existencia de sus partes. Sólo las palabras tienen partes, "ita divinam paginam pervertit, ut eo loco quo Dominus partem piscis assi comedisse partem hujus vocis, quae est piscis assi, non partem rei intelligere cogatur (Cousin, P. Abaelardi opera , II. 151). Roscelino no careció de simpatizantes; entre ellos estaba su conteporaneo Raimberto de Lille, y lo que el monje Hériman relata de su doctrina concuerda con las sentencias del maestro de Compiègne. Las substancias universales, dice Hériman, no son sino un respiro, que significa “eos de sapientium numero merito esse exsufflandos". Apenas comenta el dicho de Anselmo caracterizado por el mismo gesto de tono: a spiritualium quaestionum disputatione sunt exsufflandi" (P. L., 256a), y dice que para entender la airosa locuacidad de Raimberto de Lille no no tiene más que soplar a su mano (manuque ori admota exsufflans "Mon. Germ. Hist.", XIV, 275).

II. TRITEISMO DE ROSCELINO Roscelino consideró las tres Personas Divinas como seres independientes, como tres ángeles; si el uso lo permite, añade, verdaderamente podría decirse que son tres Dioses. De lo contrario, continua, Dios Padre y Dios Espíritu Santo se habrían encarnado con Dios Hijo. Para retener la apariencia del dogma sostuvo que las tres Personas no tienen sino una sola voluntad y poder [Audio . . . quod Roscelinus clericus dicit in tres personas esse tres res ab invicem separatas, sicut sunt tres angeli, ita tamen ut una sit voluntas et potestas aut Patrem et Spiritum sanctum esse incarnatum; et tres deos vere posse dici si usus admitteret (letter of St. Anselm to Foulques)]. Este triteísmo característico, el cual san Anselmo y Abelardo acordaron refutar incluso tras la conversión de su autor, parece una indiscutible aplicación del anti-realismo de Roscelino. Arguye que si las tres Personas Divinas forman un único Dios, las tres se han encarnado, lo que es inadmisible. Luego hay tres Substancias Divinas, tres Dioses, como hay tres ángeles, porque cada substancia constituye un individuo, que es la principal aseveración del anti-realismo. Las ideas del teólogo están próximas a las del filósofo.

M. DE WULF Transcrito por Michael C. Tinkler Traducido por Mauricio Villaseñor Terán