Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Domingo, 22 de octubre de 2017

Quenitas

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Una tribu o familia mencionada a menudo en el Antiguo Testamento, personificada como Qavin, de la que se deriva el nomen gentilicium Qeni. A pesar de varios intentos de una solución, tanto el origen del nombre como el de la tribu es aún obscuro. Jobab el pariente (¿cuñado?) de Moisés era un quenita (Jc. 1,16, 4,11); como Jobab es llamado también madianita (Núm. 10,29), se deduce que los quenitas pertenecían a esa nación. A juzgar por las apariencias, los quenitas eran verdaderos adoradores de Yahveh. Algunos estudiosos, basados en Éxodo 18, van incluso tan lejos como para afirmar que fue de ellos que los israelitas recibieron gran parte de su teología monoteísta; sin embargo, el pasaje trata directa y únicamente con la organización social. De todas formas, los rekabitas, un clan de los quenitas [1 Crón. 2,55] eran incluso ascéticos e insistían en mantener los hábitos nómadas de los seguidores de Yahveh (Jer. 35). Pese a que Balaam pronosticó calamidades para los quenitas (Nm. 24,21ss.), suelen ser siempre presentados como estando en términos amigables con los israelitas.

Debido probablemente a su alianza con Moisés y a los lazos de una religión común, establecieron vínculos de amistad durante los años de Israel en el desierto (Nm. 10,29-32; 1 Sm. 15,6) y se les unieron en su marcha hacia Canaán (Jc. 1,16). No hay indicación alguna de enemistad entre ambas naciones. (cf. 1 Sam. 27,10; 30,29). Los quenitas vivieron al sur de Palestina con los amalecitas, como es evidente de Núm., 24,21ss., 1 Sam. 15,6, y probablemente de Jueces 1,16 si, en vez de la versión masorética, se usa una lectura hebrea alterna---una lectura respaldada por diversos manuscritos griegos y por la versión sahídica copta (cf. Ciasca, Fragm. Copto-Sahidica). Un clan de los quenitas dejó la tribu y se instaló en el norte bajo Haber, en la época de Baraq y Débora (Jc. 4,11); Yael, que mató a Sísara, era la esposa de Jéber el quenita (Jc. 4,17ss. y 5,24ss.). De los hechos de que encontramos a los quenitas al norte y al sur, y que en arameo la raíz de donde se deriva quen implica la idea de forjador, Sayce (en Hastings, Dict. Bib., s.v. Kenites) concluye que los quenitas eran un gremio de forjadores errantes. Esta opinión tiene en su contra el significado obvio de los textos (vea especialmente Gn. 15,19. Aparentemente los quenitas compartieron el exilio a Babilonia y la restauración, pero no aparecen más como una tribu distinta y muy probablemente fueron asimilados por los judíos.


Fuente: Butin, Romain. "Cinites." The Catholic Encyclopedia. Vol. 3. New York: Robert Appleton Company, 1908. <http://www.newadvent.org/cathen/03776b.htm>.

Traducido por O.A. rc