Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Domingo, 16 de diciembre de 2018

Papa Juan VI

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Papa griego, cuya fecha de nacimiento es desconocida; murió el 11 de enero de 705. Ascendió al trono papal el 30 de octubre de 701. En algún momento durante su reinado, llegó a Roma de Sicilia, Teofilactus, “chambelán, patricio y exarca de Italia”. Luego del tratamiento que algunos de sus predecesores en el exarcado habían encontrado con los papas, los italianos sospecharon que su visita no significaba nada bueno para Juan VI. Consecuentemente, de todas partes las milicias locales rápidamente marcharon a Roma y, acampando fuera de los muros, hicieron manifiesto su rechazo al exarca. Para evitar un baño de sangre, Juan envió un número de sacerdotes que lograron pacificarlos; por lo menos en lo que al exarca se refería. Antes de que las milicias se desbandaran, sin embargo, insistieron que ciertos informantes, cuyas denuncias habían puesto la fortuna de algunos ciudadanos en manos de ambiciosos funcionarios, debería ser devuelta como castigo. Aprovechando la ventaja de este enfrentamiento entre el exarca y los italianos adictos al Papa, los lombardos renovaron sus ataques en las partes de Italia que hasta el momento se les habían resistido. Varios pueblos pertenecientes al ducado de Roma fueron tomados, Gisulfo avanzó hasta “Horrea” Puteoli –o tal vez el “fundus Horrea” en el quinto mojón de la Via Latina. Como “ahí no había nadie con poder para resistirle con la fuerza de las armas”, el Papa, afligido por los sufrimientos de la gente, envió sacerdotes con dinero al campo del duque lombardo. No solo lograron rescatar a todos los cautivos que había tomado Gisulfo, sino que lo persuadieron de retirarse a sus propios territorios. Juan VI fue uno de los papas ante quienes San Wilfredo de York llevó sus quejas. Notando que la acción de la Sede Apostólica no sería consistente, el santo lo conminó a confirmar en favor las decisiones de sus predecesores (704). Juan así lo hizo y lo envió a Inglaterra con cartas para el rey Etelredo y otros. No fue, sin embargo, sino hasta el siguiente año que los mandatos papales fueron obedecidos. Juan envió el palio a Brithwald, a quien “él confirmó como Arzobispo de Canterbury”. Fue enterrado en San Pedro. Liber Pontificalis, I, 383 sq.; EDDIUS, Vita S. Wilfridi, xlvi sqq.; BEDE, Hist. eccl., V, 19; MONTALEMBERT, Monks of the West, IV (Edinburgh and London, 1879), 323 sqq.; HODGKIN, Italy and her Invaders, VI (Oxford, 1895), 336, 363 sq.; MANN, Lives of the Popes, vol. I, pt. II, p.105 sqq.

HORACE K. MANN Trascrito por Vivek Gilbert John Fernandez Traducido por Antonio Hernández Baca