Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 23 de octubre de 2017

Juan el Diácono

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(Johannes Diaconus).

Entre los escritores de la Edad Media que llevan este nombre, cuatro historiadores merecen una mención particular por la importancia de su trabajo. En orden cronológico son los siguientes:

(1) Juan, diácono de Roma, de fecha de nacimiento desconocida; murió antes del 882. Juan, de sobrenombre Himónides, hacia mediados del siglo IX era monje de Monte Casino y después diácono de la Iglesia Romana. Poseedor de considerables estudios, estaba muy relacionado con el sabio Anastasio, bibliotecario de la Iglesia Romana (m. 879) y a instancias de Juan VIII (872-82) escribió una vida de Gregorio I, haciendo uso de las obras de este Papa y de extractos hechos en fechas anteriores de las cartas del Papa que había en los archivos de la Iglesia de Roma. La obra se divide en cuatro libros: en el primero narra la vida de Gregorio hasta al momento del pontificado; en el segundo, sus actividades como Papa; en el tercero, sus enseñanzas; y en el cuarto su progreso hacia la perfección. La vida ha sido editada por Mabillón ("Acta SS. ord. S. Benedicti", I, 398-496; "Acta SS.", marzo, 2, 137-211; P.L., LXXV, 50 ss). Intentaba también escribir una historia eclesiástica detallada, y por petición suya el mencionado Anastasio compiló una historia en tres partes (tripartita) según las fuentes griegas, para el uso de Juan, cuyo plan, sin embargo, nunca se llevó a cabo. Por invitación del obispo Gauderico de Velletri (867-79), emprendió la re-edición de la "Gesta Clementis", una vida de Clemente I (murió al final del siglo I) pero no vivió para terminar la obra, la cual Gauderico tomó completarla, aunque nunca apareció completa. Se dice que en la Biblioteca Nacional de París hay todavía en manuscrito un breve comentario sobre el Heptateuco basado en fuentes patrísticas y escrito por este Juan. Una carta de un cierto Juan Diácono a Senario “vir illustris” trata de las ceremonias del bautismo; sin embargo, esa no es obra de este Juan, sino de un diácono más antiguo con su mismo nombre (ed. P.L., LIX, 399-408).

(2) Juan, diácono de Nápoles, murió después de 910. Este diácono, o jefe de una diaconia en la iglesia de San Genaro de Nápoles, floreció a finales del siglo IX y principios del X, y por sus escritos parece haber sido un clérigo muy erudito y consumado. Le debemos varias obras históricas, que están entre las fuentes más importantes de información para su historia contemporánea. Primero escribió una continuación de la historia diocesana de Nápoles (Gesta episcoporum Neapolitanorum), comenzada por otro clérigo, pero él la trae desde el 762 hasta el 872. Hace uso de la tradición oral y la escrita y contribuye con su conocimiento personal. La narración es gráfica y vigorosa e impresiona al lector como una historia franca y exacta (ed. Waitz in "Mon. Germ. Hist.: Script. Langobardorum", 398 ss.; ed. Capasso, "Monumenta ad Neapolitani ducatus historiam pertinentia", I, Nápoles, 1881, pp. 307 ss). También escribió la historia del traslado en el siglo V de los restos de San Severino, el apóstol de Norico, desde el Castillo Luculano, cerca de Nápoles, a un nuevo monasterio dentro de la ciudad. Esta obra contiene la importante narración de la destrucción de Taormina en Sicilia por los sarracenos de Ibrahim y del martirio del obispo Procopio (ed. "Acta SS.", enero 1, 1098 ss.; ed. Waitz in "Mon. Germ. Hist.", loc. cit., 452-9). Cuando en 910 las reliquias de San Sossius, un compañero de San Genaro, fueron llevadas de la arruinada Mesina al mismo monasterio en Nápoles, Juan escribió una historia de San Genaro y sus compañeros en la que como testigo ocular describe el traslado (Acta SS., 6 de sept., 874 ss.; el texto de la "Translatio" solo está en Waitz, loc. cit., 459-63). Una biografía de San Nicolás de Mira (ed. cardenal Mai en "Spicilegium Romanum", IV, 323 ss.), no es de este Juan sino de otro autor del mismo nombre.

(3) Juan, diácono de Venecia, murió después de 1008. La más antigua crónica de Venecia, conocida antes como "Chronicon Sagonini", fue compilada por un diácono llamado Juan, capellán y quizás pariente del dux Pedro II Urseolo (991–1009). Juan disfrutó de la confianza del gran dux y era enviado con frecuencia como embajador a los emperadores Otón III y Enrique II. En la primera parte de su crónica, que trata del primer período de la república, la narración es con frecuencia confusa y deficiente; más tarde es más exacta y completa y cuando llega al propio tiempo del cronista es particularmente valiosa. Lleva la narración hasta 1008 y trata en detalle el reinado del dux Pedro Urseolus [ed. Pertz, "Mon. Germ. Hist.: SS.", VII, 1-36; ed. Monticolo, "Cronache Veneziane antichissime", I (1890), 59-171, en "Fonti per la storia d' Italia", IX]. A este Juan también se le ha atribuido, aunque erróneamente, el "Chronicon Gradense", que en los manuscritos se suele dan con el "Chronicon Venetum".

(4) Juan, un diácono romano que vivió en la segunda mitad del siglo XII. Este canónigo de San Juan de Letrán compiló una obra sobre esta basílica papal y la dedicó, en el prefacio, al Papa Alejandro III (1159-81), indicando así la fecha de su composición. Obviamente uno de los objetivos del autor al componer esta obra era apoyar a los canónigos del Lateranense en su disputa sobre precedencia con los canónigos de la Basílica de San Pedro (ed. Mabillon, "Iter Italicum", II, 560-76; P.L., CXCIV, 1543-50).


Bibliografía:

(1) HURTER, Nomenclator, I (3ra. ed, Innsbruck, 1903), 858; WATTENBACH, Deutschlands Geschichtsquellen im Mittelalter, I (7ma. ed., Berlín, 1904), 338; MABILLON, Museum Italicum, I, II, 78 ss.; Florilegium Bibliothecae Casiniensis, IV, 373-90; FRIEDRICH en Sitzungsberichte der Munchener Akademie der Wiss. (1892), 393-442; POTTHAST, Bibl. histor. medii aevi, II, 1349.

(2)HURTER, Nomenclator, I (3ra. ed.), 889 ss.; WATTENBACH, Geschichtsquellen, I (7ma ed.), 341; Ebert, Allgem. Gesch. der Literatur des Mittelalters im Abendland, III (1887), 206-9; POTTHAST, Bibl. Hist., I, 666.

(3) HURTER, Nomenclatur, I (3ra. ed.), 963; WATTENBACH, Geschichtsquellen, I, 485; KOHLSCHUTTER, Venedig unter Herzog Peter II Orseolo (Gottingen, 1886); MONTICOLO, La Cronaca del Diacono Giovanni (Pistoia, 1882); POTTHAS, Bibl. hist., I (2da. ed.), 666.

(4) HURTER, Nomenclatur, II (3ra. ed.), 150; DE ROSSI, Inscriptiones Christianae urbis Romae, II (Roma, 1888), 195-305.

Fuente: Kirsch, Johann Peter. "John the Deacon." The Catholic Encyclopedia. Vol. 8. New York: Robert Appleton Company, 1910. <http://www.newadvent.org/cathen/08491a.htm>.

Traducido por Pedro Royo. rc