Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Viernes, 20 de octubre de 2017

Giacomo Antonelli

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Cardenal, Secretario de Estado de Pío IX; nació en Sonnino, en los Estados Pontificios, el 2 de abril de 1806; murió en Roma el 6 de noviembre de 1876. Fue hijo de padres acomodados luego ennoblecidos por Gregorio XVI. Hizo sus estudios preliminares en el Seminario Romano, y tomó el curso de derecho en la Sapienza, donde, a sus veintiún años de edad, obtuvo el grado de doctor en leyes.

Al entrar al servicio diplomático de la Santa Sede, Gregorio XVI lo nombró sucesivamente prelado secular (1830), referendario del tribunal superior de justicia, asesor del tribunal penal, delegado para Orvieto, Viterbo y Macerata, canónigo de la Basílica de San Pedro (hecho diácono en 1840). En 1841 fue nombrado Ministro del Interior y en 1845 Tesorero de la Cámara Apostólica. Cuando Pío IX ascendió al trono pontificio (1846) le creó cardenal con el título diaconal de Santa Agata alla Suburra (1847), y más tarde el título de Santa Maria in Via lata. El Papa lo creó a su vez Ministro de Finanzas en el primer consejo ministerial, presidente del recién organizado Consejo de Estado, miembro de la comisión eclesiástica para la reforma civil (febrero de 1848), y primer ministro de su primer ministerio constitucional (10 de marzo de 1848), en el que había preponderancia del elemento laico. Renunció a este puesto (3 de mayo de 1848) a favor del conde Mamiani, quien organizó un nuevo ministerio liberal, y Antonelli se convirtió en Prefecto de los Palacios Sagrados, y después de la muerte de Rossi organizó la huida del Papa a Gaeta, donde él fue nombrado Secretario de Estado y condujo las negociaciones para la restauración del gobierno papal. Regresó a Roma con el Papa (12 de abril de 1850) donde retuvo las riendas del poder que mantuvo hasta su muerte, veintisiete años después.

Su vida durante este período está inextricablemente ligada a la historia del reinado de Pío IX. Hasta 1870 fue prácticamente el gobernante temporal de Roma, pues Pío IX le encargó el cuidado de los intereses públicos, de modo que el Pontífice pudo dedicarse más exclusivamente a sus deberes espirituales. Es imposible aún formar un estimado justo de las obras de Antonelli, o reconciliar la alabanza extravagante de sus admiradores con los vituperios de sus enemigos. Hay que decir que defendió vigorosamente los derechos de la Santa Sede, se ganó el respeto de príncipes y estadistas por su habilidad diplomática, y se mostró valiente, desafiando por igual la opinión pública y los celos privados. Para atenuar la acusación de que su objetivo era en gran medida de engrandecimiento personal, hay que recordar que él fue un hombre de Estado más que un prelado, y que él no era sacerdote, aunque muy asiduo en el cumplimiento de sus deberes religiosos.


Bibliografía: DE WAAL in Kirchenlex.

Fuente: Rudge, F.M. "Giacomo Antonelli." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1. New York: Robert Appleton Company, 1907. <http://www.newadvent.org/cathen/01583d.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina. rc