Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Martes, 24 de octubre de 2017

Frances Allen

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

La primera mujer que llegó a ser monja en Nueva Inglaterra; nació el 13 de noviembre de 1784 en Sunderland, Vermont. Murió el 10 de septiembre de 1819 en Montreal. Su origen, educación y ambiente fueron de tal manera, que hubiera sido la última mujer en Estados Unidos que hubiese tomado la decisión de una vida religiosa. Su padre fue Ethan Allen el patriota soldado de la Revolución, un ateo, pionero en el estado de Vermont.

Su padre se casó con su tercera esposa, la viuda Frances Montressor, el 16 de febrero de 1784, y Frances nació el 13 de noviembre de ese año. Luego de la muerte de Ethan Allen el 12 de febrero de 1789, la señora Allen, cinco años más tarde, se casó con el Dr. Jabez Penniman. Se trataba de un hombre que no era ateo como su esposo anterior, pero era lo suficientemente adverso a la religión como para excluir cualquier pensamiento al respecto, tanto como fuera posible de la mente de su hijastra.

No obstante esta situación, el inquisitivo intelecto de Frances, le permitió adquirir tal conocimiento de la Religión Católica, que cuando tuvo veintiún años les solicitó permiso a sus padres para ir a Montreal a fin de aprender francés, pero en realidad la intención era familiarizarse con la vida del convento-escuela, con las creencias y prácticas de los católicos. Obtuvo el consentimiento al respecto, pero primero requirió ser bautizada por el Reverendo Daniel Barber, un Ministro Protestante de Claremont, Nueva Hampshire.

Llegó a ser alumna de las Hermanas de la Congregación de Nuestra Señora en Montreal, en 1807. Una día, una hermana le solicitó que depositara algunas flores en el altar, y le recomendó que realizara un acto de adoración, ante la Real Presencia de Jesucristo. Cuando la joven intentó caminar en el Santuario, se encontró incapacitada para hacerlo. Luego de tres intentos infructuosos, se sintió llena de la convicción de la Real Presencia, y cayó de rodillas en humilde adoración.

Recibió instrucción y el Bautismo; según las disposiciones de su padre adoptivo el Sr. Barber, esto le dejaría como en acto que no era válido. En su Primera Comunión, sintió el inconfundible sentido de la vocación hacia la vida religiosa. Sus padres rápidamente la retiraron del convento, y trataron de darle a la joven los placeres mundanos y el disfrute social a fin de anular los sentimientos religiosos que declaraba habían llegado a enraizar en ella.

Tales placeres y condiciones de vida, no llegaron a distraerle de su deseo en pos de una vida religiosa, y en el curso del siguiente año, tenía ya el consentimiento y la decisión. Regresó a Montreal y entró en el Hôtel-Dieu, llegando a hacer profesión de fe el 18 de mayo de 1811. El convento llegó a contar con mayor reforzamiento; se generaron vocaciones en muchas muchachas estadounidenses ante el espectáculo sin precedentes que significaba ver a la hija de Ethan Allen llegar a ser una monja católica. Luego de once años de estricta vida religiosa, Frances Allen murió en Hôtel-Dieu, debido a problemas pulmonares, el 10 de septiembre de 1819.

Escrito por John Joseph A'Becket.

Trascrito por J.L. Case.

Traducción al castellano de Giovanni E. Reyes.