Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Domingo, 22 de octubre de 2017

Doctrina de Addai

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

( Latín, Doctrina Addoei).

Documento siríaco que relata la leyenda de la conversión de Edesa. Comienza con la historia de la carta del rey Abgar a Cristo (ver Leyenda de Abgar) y la respuesta de Éste, con algunas variaciones del relato elaborado por Eusebio (Hist. Ecl., 1.13) de los archivos de Edesa. La respuesta no fue una carta, como dice Eusebio, sino un mensaje verbal, junto con un retrato de Cristo (no en Eusebio). Después de la Ascensión Judas Tomás envió a Addai, uno de las setenta y dos discípulos, a Abgar. Addai (Tadeo en Eusebio) sanó al rey de su enfermedad, y predicó ante él, sobre el descubrimiento de la Cruz Auténtica por Protonice, esposa del emperador Claudio; esto, con todo lo que sigue, es posterior a Eusebio, que se basa en los historia de Santa Elena. Addai luego le predica a la gente, quienes se convierten. Se derriban los altares paganos, y se bautiza al pueblo. El rey Abgar induce el emperador Tiberio a castigar a los judíos por haber crucificado al Salvador. Addai construye iglesias, y ordena diáconos y sacerdotes. En su lecho de muerte nombra a Aggai como su sucesor, ordena sacerdote al diácono Palut, y da sus últimas amonestaciones. Fue enterrado en el sepulcro de los antepasados del rey.

Muchos años después de su muerte, Aggai, quien ordenó santos sacerdotes para el país, fue martirizado mientras enseñaba en la iglesia por un hijo rebelde de Abgar. Su sucesor, Palut, fue obligado a irse a Antioquía para obtener la consagración episcopal, la cual recibió de manos de San Serapión, obispo de Antioquía, quien “él mismo recibió de mano de Ceferino, Obispo de la ciudad de Roma, a partir de la sucesión de la mano del sacerdocio de Simón Cefas, la cual recibió de Nuestro Señor, quien fue obispo allí durante veinticinco años, en los días del César, quien reinó allí trece años” (evidentemente denota a Nerón, quien reinó desde octubre de 54 a junio de 68). Es interesante la ansiedad del escritor por relacional la sucesión de Edesa con Roma; para él no es suficiente su derivación de la Sede de Pedro antioquena.

La doctrina del libro es heterodoxa, a pesar de que algunas expresiones podría entenderse en un sentido apolinarista. Se debe notar la mención de la Sagrada Escritura: "Ellos leían el Antiguo Testamento y el Nuevo, y los Profetas, y los Hechos de los Apóstoles, todos los días meditaban sobre ellos", "cada día se congregaba un gran número de personas y venían a la oración del servicio, y para [la lectura] del Antiguo y Nuevo Testamento, del Diatesaron", "Pero la Ley y los Profetas y los Evangelios, que habéis leído todos los días delante del pueblo, y las Epístolas de Pablo, que Simón Pedro nos envió desde la ciudad de Roma, y los Hechos de los Apóstoles, que Juan, el hijo de Zebedeo, nos envió desde Éfeso, lean estos libros en las Iglesias de Cristo, y con éstos no lean ningún otro, ya que no hay ningún otro en que esté por escrito la verdad que afirmamos, excepto estos libros, que los mantienen a ustedes en la fe a la que habéis sido llamados.” Por lo tanto, el canon excluye el Apocalipsis y todas las Epístolas Católicas; en esto concuerda con Afraates, Teodoro de Mopsuestia, la lista esticométrica siríaca del Códice Sinaítico 10 (en el Catálogo de Manuscritos del Sinaí de la Sra Lewis) y probablemente con San Efrén. De hecho, la Iglesia de Siria nunca aceptó el Apocalipsis y las cuatro Epístolas Católicas más cortas; de todos modos las tres más largas fueron aceptadas después del 400, un una fecha incierta. La Iglesia Siríaca usó el Diatesarón de Taciano desde su composición (c. 160) hasta que fue proscrito por el famoso obispo de Edesa, Rábulas (m. 435).

Nos parece encontrar terreno firme histórico en la afirmación de que Palut fue consagrado obispo por Serapión, obispo de Antioquía (c. 191-212) y realmente contemporáneo del Papa Ceferino. Pero esto demuestra que Addai, quien ordenó sacerdote a Palut, no era uno de los setenta y dos discípulos de Cristo. El primer rey cristiano de Edesa fue en realidad Abgar IX (179-214), que se convirtió poco después de 201, y esta fecha coincide con la de Palut. Es posible que Palut fuese el primer obispo de Edesa, pero seguramente es más probable que ya existía una Iglesia y un obispo bajo el gobierno de los reyes paganos en tan importante ciudad. Una fecha temprana para la leyenda de Abgar a veces se basa en la promesa en el mensaje de Cristo: "Tu ciudad será bendecida, y ningún enemigo volverá a ser dueño de ella para siempre." Se argumenta que esto no pudo haber sido inventado después del saqueo de la ciudad bajo Trajano en 116; pero el escritor pudo haber omitido este evento después de un siglo y medio. La confusión de fechas difícilmente puede haber surgido antes de la segunda mitad del siglo III, y las Actas de Edesa utilizadas por Eusebio probablemente no eran muy antiguas cuando él escribió. La "Doctrina de Addai" es todavía más tardía. El Hallazgo de la Cruz debe estar fechado algún tiempo después Santa Elena; la milagrosa imagen de Cristo no fue vista por la abadesa Eteria en su visita a Edesa cerca del 385. De ahí que la fecha de la obra puede estar cerca del 400.

La "Doctrina de Addai" fue publicada por primera vez en siríaco en forma fragmentaria por Cureton, "Ancient Syriac documents” (Londres, 1864, obra póstuma), con una traducción; otra traducción en "Ante-Nicene Chr.. Libr." XX. El texto siríaco completo fue publicado por Phillips, con una traducción (Londres, 1876). Una versión armenia y una traducción al francés (por separado), por el Padre mequitarista Leo Alishan, "Laboubnia, Lettre d'Abgar" (Venecia, 1868).


Bibliografía: La literatura sobre el asunto (incluyendo la Leyenda de Abgar, el Hallazgo de la Cruz, la leyenda griega en el Acta Thaddæi, y los orígenes de la Iglesia de Edesa) es muy extensa. Se puede mencionar especialmente las siguientes obras: LIPSIO, Die edessenische Abgarsage kritisch untersucht (Brunswick, 1880); TIXERONT, Les origines de l'Église d'Edesse et la légende d'Abgar (París, 1888); MARTIN, Les origines de l'Église d'Edesse et des glises syriennes (extr. from Revue des sc. eccl., París. 1889); BURKITT, Early Eastern Christianity (Londres, 1904); NESTLE, De sancta cruce (Berlín, 1889); sobre la pintura de Cristo, VON DOBSCH TZ, Christusbilder (Leipzig, 1899). Se hallarán más referencias en BARDENHEWER, Gesch. der altkirchl. Litt., I, 458; CHEVALIER, Répertoire, s.v. Abgar.

Fuente: Chapman, John. "Doctrine of Addai." The Catholic Encyclopedia. Vol. 5. New York: Robert Appleton Company, 1909. <http://www.newadvent.org/cathen/05088a.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina.