Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 23 de octubre de 2017

Damieta

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(Gr. Tamiathis, Arab. Doumiât)

Sede titular egipcia de la Iglesia Latina y de los Católicos Griegos Melquitas, en Augustamnica Prima. Damieta, que Stephanus Byzantius menciona por primera vez, estaba situada en la desembocadura de la rama del mismo nombre del delta del Nilo, sobre la orilla derecha. Su prosperidad parece haber coin­cidido con el declive de su metrópolis religiosa, Pelusium. Se conocen sólo cuatro obispos, del año 431 al 879. Bajo el Califa Omar, los árabes la tomaron a traición y la defendieron exitosamente contra los griegos que trataban de recuperarla, especialmente en los años 739, 821, 921 y 968. Los árabes también rechazaron varios ataques de Amaury I, Rey de Jerusalén. Finalmente fue capturada por Jean de Brienne, en 1219, después de un sitio de 15 meses; de sus 70.000 habitantes, sólo sobrevivieron 3.000. San Francisco de Asís visitó el campamento de los cruzados y llegó al del Sultán Malek Kemel para predicar la Fe Cristiana. En el año 1221 los francos fueron vencidos y obligados a abandonar la ciudad. En Junio de 1249, fue nuevamente capturada por San Luis, que transformó en Iglesia a la fastuosa mezquita de El-Fatah y estableció allí un obispo latino, Gilles; pero fue tomado prisionero con su ejército en Abril de 1250 y obligado a someter a Damieta como rescate. En 1251 el Sultán, al saber que el piadoso rey estaba preparando una nueva cruzada, ordenó la destrucción de la ciudad y de su ciudadela, con excepción de la mezquita de El-Fatah. Más tarde los pescadores construyeron resguardos entre las ruinas; de este modo fue levantándose gradualmente la nueva ciudad. Hay historiadores que ubican el lugar de la antigua Damieta en Esbeh el-Bordj, a seis millas de la ciudad moderna. Damieta no está ya en la boca del Nilo, sino a diez millas del mar; no es tupidamente musulmana en su población. Los franciscanos han residido allí desde la época de San Francisco. Los habitantes acaudalados de El Cairo acostumbran a refugiarse en Damieta durante el verano. El puerto es de poca importancia. Damieta también es, quizás desde el siglo V, sede de los coptos monofisitas; además, uno de los metropolitanos griegos no católicos que dependen del Patriarca de Alejandría lleva el título de Pelusium y Damieta.

S. VAILHÉ Transcrito por David M. Cheney Dedicado a Ceil Holman (1907-1996), mi abuela. Traducido por Amparo Cabal