Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 23 de octubre de 2017

Cuatro témporas

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Cuatro témporas (corrupción del latín Quatuor Tempora, cuatro veces) son los días al comienzo de las estaciones ordenados por la Iglesia como días de ayuno y abstinencia. Ellos fueron ordenados definitivamente y prescritos para toda la Iglesia por el Papa Gregorio VII (1073-1085) para los miércoles, viernes y sábados después del 13 de diciembre (Santa Lucía), después del Miércoles de Ceniza, después de Pentecostés y después del 14 de septiembre (Exaltación de la Santa Cruz). El propósito de su introducción, además del de todo ayuno y oración, era dar gracias a Dios por los regalos de la naturaleza, enseñar a los hombres a usarlos con moderación y ayudar a los necesitados. La ocasión inmediata fue la práctica de los paganos de Roma. Los romanos eran originalmente entregados a la agricultura, y sus dioses nativos pertenecían a la misma clase. Al comienzo del tiempo de la siembra y de la cosecha, se realizaban ceremonias religiosas para implorar la ayuda de sus deidades: en junio para una cosecha abundante, en septiembre para una rica vendimia, y en diciembre para la siembra; de ahí sus feriae sementivae, feriae messis, y feri vindimiales.

Al convertir naciones paganas, la Iglesia ha tratado siempre de santificar cualesquier prácticas que puedan ser utilizadas para un buen propósito. Al principio la Iglesia en Roma tenía ayunos en junio, septiembre y diciembre, los días fijos no estaban establecidos, pero eran anunciados por los sacerdotes. El Liber Pontificalis le atribuye al Papa Calixto (217-222) una ley ordenando el ayuno, pero probablemente es más antigua. León el Grande (440-461) la considera una institución apostólica. No se puede asegurar cuándo fue añadida la cuarta estación, pero Gelasio (492-496) habla de las cuatro. Este Papa también permitió el conferir el sacerdocio y diaconato en los sábados de las cuatro témporas---éstos anteriormente se concedían sólo en Pascua. Antes de Gelasio las cuatro témporas eran conocidas sólo en Roma, pero después de él se extendió su observancia. Fueron traídas a Inglaterra por San Agustín; a Galia y Alemania por los carlovingios. España las adoptó con la liturgia romana en el siglo XI. Fueron introducidas a Milán por San Carlos Borromeo. La Iglesia Oriental no las conoce. El Misal romano actual, en el formulario para las cuatro témporas, retiene en parte la vieja práctica de enseñanzas de las Sagradas Escrituras en adición a las dos ordinarias: tres para los miércoles, seis para los sábados y siete para los sábados de diciembre. Algunas de estas lecciones contienen promesas de una cosecha abundante para los que sirven a Dios.


Fuente: Mershman, Francis. "Ember Days." The Catholic Encyclopedia. Vol. 5. New York: Robert Appleton Company, 1909. <http://www.newadvent.org/cathen/05399b.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina. rc