Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 26 de noviembre de 2014

Chantre

De Enciclopedia Católica

(Latín Præcentor, de præ, antes y cantor cantante).

Término que describe a veces un dignatario eclesiástico, a veces un oficial administrativo o ceremonial. Antiguamente, el chantre tenía varios deberes: era el cantor principal o dirigente, quien los domingos y en las grandes fiestas entonaba ciertas antífonas, salmos, himnos, responsorios, etc.; le daba el tono al obispo y deán en la Misa (el sochantre realizaba una tarea similar para los canónigos y clérigos); reclutaba y enseñaba al coro, dirigía sus ensayos y supervisaba sus funciones oficiales; interpretaba las rúbricas y explicaba las ceremonias, ordenaba de modo general el Oficio Divino y a veces componía himnos, secuencias, y lecciones de los santos. Era llamado variamente capiscol (caput scholæ, jefe de la escuela del coro), prior scholæ, magister scholæ y primicerius (primicerio, una palabra con varias diferentes implicaciones). Hugo de San Víctor nos dice que el primicerio estaba encargado de los acólitos, exorcistas, lectores, y salmistas (cantores). En la Edad Media los principales dignatarios de la catedral, capítulos de colegiata y órdenes monásticas imitaban el ejemplo de Gregorio I al actuar como directores de las escuelas de canto. La schola estaba siempre presente cuando el obispo oficiaba en su catedral, y al chantre se le asignaba un lugar cerca del obispo y de alta dignidad. Su oficio era uno que obviamente requería mucho conocimiento y habilidad de ejecución, y su dignidad correspondía a sus deberes.

En las catedrales de Inglaterra, Francia, España y Alemania estaba clasificado cercano al deán, a veces próximo al archidiácono. En algunos casos su esfera de actividad era mucho más amplia, e incluía el deber de instalar a los deanes, canónigos y otros dignatarios; y en algunos monasterios, los deberes del bibliotecario y archivero. Pero desde el siglo XIV, su título y la dignidad fueron entregados en gran medida a los titulares cuyos conocimientos musicales no los hacían aptos para las tareas a las que el nombre de chantre daba su origen; las dignidades permanecieron, pero los deberes quedaron oscurecidos. "En Francia, algunos capítulos conservan huellas de la dignidad de chantre, y se puede ver a veces un archidiácono, a veces un canónigo honorario o titular, llevando la batuta cantoral, la insignia de su cargo" (Migne, "Dict. De Droit Canon" , s.v. chantre). Esta "batuta cantoral" es una vara blanca o plateada.

"En las diócesis de Aix, Carcasone, Coutances, Dijon, Metz, Orleans, la dignidad de chantre siendo la más alta en el capítulo… Algunos capítulos tienen sochantres, y los de Arras están entre los canónigos residentes honorarios. (Migne, “Dict. De Jurisprudence”, s.v. Grand Chantre, donde también los citados estatutos del obispo de Dijon pueden servir para ilustrar la idea moderna del oficio de chantre: “el chantre o gran chantre es el jefe del coro y… le trae la antífona al obispo cuando éste oficia pontificalmente. Los sacristanes, cantores, niños del coro y empleados de la catedral se colocan bajo su supervisión. También velará por el orden y el silencio en la sacristía”). En la Iglesia Anglicana el chantre dirige el coro, y su lugar en la catedral corresponde al del deán.


Bibliografía: CURWEN, Studies in Worship Music (Londres, 1888), 141-8, 170-2, da detalles interesantes sobre los deberes del chantre en las Iglesias Presbiterianas Escocesas; Para Præcentrix, Præcentorissa, etc., vea DU CANGE, Glossarium, s.v. Præcentor; VENABLES en Dict. Christ. antiq., s.v.

Fuente: Henry, Hugh. "Precentor." The Catholic Encyclopedia. Vol. 12. New York: Robert Appleton Company, 1911. <http://www.newadvent.org/cathen/12372a.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina. rc