Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Domingo, 22 de octubre de 2017

Augsburgo, David de

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

DE AUGUSTA).

Místico medieval alemán, nacido probablemente en Augsburgo, Baviera, a principios del siglo trece; falleció en la misma Augsburgo el 19 de noviembre de 1272. Ingresó en la Orden Franciscana probablemente en Ratisbona, donde existía un monasterio de esta orden en fecha tan temprana como 1226; el monasterio de Augsburg no fue erigido hasta 1243. En Ratisbona, David alcanzó la posición de Maestro de Novicios y escribió, para beneficio espiritual de éstos, su celebrada "Formula Novitiorum". Es, al menos, muy dudoso que el predicador franciscano Berthold of Ratisbon fuera uno de sus alumnos. En 1246 Berthold y David fueron nombrados inspectores de el convento de Niedermünster, en Ratisbona. Aproximadamente desde 1250 David acompañó a Berthold en sus viajes misionales y, probablemente, tomó parte junto con él en la predicación; también tomó parte en los procesos de la Inquisición contra los Valdenses. En el día de su fallecimiento, se dice que Berthold, el cual estaba predicando en otra localidad alejada, se detuvo en mitad del sermón y citó, en referencia a su amigo que acababa de hacer tránsito, las siguientes líneas del himno, "Iste Confessor":

Qui pius, prudens, humilis, pudicus, Sobriam duxit sine labe vitam.

David escribió tanto en latín como en alemán. Durante un largo período, sus obras latinas fueron atribuidas a otros, en ocasiones a San Bernardo de Clairvaux y a San Buenaventura, esto prueba la alta estima en la que fueron tenidas. El caso más sorprendente de error de adscripción es el de la "Formula Novitiorum" la cual se une a dos cartas de David formando tres libros: (1) "De Compositione hominis exterioris" (treats of the external life of the member of an order); (2) "De Reformatione hominis interioris"; (3) "De septem processibus regiliosorum". Esta obra, de la cual sus diferentes partes aparecen a menudo por separado, es una introducción gradual y racional a la vida mística y monástica. Fue primeramente publicada atribuyéndose a San Buenaventura (Brescia, 1485; Venice, 1487; Antwerp,1591; Cologne, 1618); aparece también en la editio Vaticana de las obras de San Buenaventura (Rome, 1588-96), y, consecuentemente, en todas las reimpresiones de esta edición. También aparce en la "Magna Bibliotheca veterum Patrum" (Cologne, 1618), vol. XIII, en la "Maxima Bibliotheca vet. Patr." (Lyons, 1675, vol. XXV, y, en parte, entre las obras dudosas de St. Bernard of Clairvaux in Migne, P. L., CLXXXIII, col. 1189. La edición latina publicada en Augsburgo en 1596 fue distribuida en Alemania en el mismo sitio en 1597. La última, y de lejos la mejor edición, es la de Quaracchi (1889), en cuya introducción positivamente atribuye al hermano David de Augsburg la obra; una lista de 370 manuscritos también es referida. El tratado de David: "De hæresi pauperum de Lugduno" fue erróneamente publicado, de forma incompleta, por Martène y Durand (Thesaurus novus anecdot., V, 1777 sqq.) bajo el nombre de Dominican Yvonnet; sin embargo, resultó probado por Pfeiffer y Preger ser un escrito de David, siendo el texto completo editado por Preger por primera vez. Extractos de la "Expositio Regulæ", de David, una exposición de la reglas monásticas de San Francisco de Asís, han sido editadas por E. Lempp. La primera llamada de atención sobre los escritos alemanes de David, proviene de Pfeiffer, quien en 1845 publicó los siguientes ocho tratados y se los atribuyó a David: (1) "Die sieben Vorregeln der Tugend"; (2) "Der Spiegel der Tugend"; (3) "Christi Leben unser Vorbild" (to this treatise Pfeiffer found later a continuation five times larger than the part published); (4) "Die vier Fittiche geistlicher Betrachtung"; (5) "Von der Anschauung Gottes"; (6) "Von der Erkenntnis der Wahrheit"; (7) "Von der unergründlichen Fülle Gottes; (8) "Betrachtungen und Gebete". Preger manifestó dudas sobre la corrección de atribuirle esos tratados, con excepción de los tres primeros, sin embargo los ataques resultaron fallidos y la opinión de Pfeiffer ha sido defendida con éxito por Hecker y Telinegg. Sin embargo, debe reconocerse que los ocho tratados contienen mucho de lo que era patrimonio común de la edad media. Los tratados alemanes de David son un preclaro ejemplo de prosa alemana y le aseguran un lugar permanente en la historia de la literatura alemana. Como el resplandor de una brillante llama, atraen al corazón y al espíritu del lector a la belleza y a la Divinidad. Apartan la mente del vicio y del error con la más convincente elocuencia y las vuelve hacia el amor de Dios. En esos escritos, así como en el tratado para los novicios, David es siempre un místico circunspecto, enemigo de los éxtasis fantásticos y de la exageración. Un sobrio sentido común preside sus profundas y, al mismo tiempo, amenas exposiciones, las cuales no tienen nada en común con las divagaciones de los místicos alemanes del siglo catorce, aunque la influencia de David en autores posteriores es innegable. Sus escritos denotan alguna influencia, también, en el "Schwabenspiegel" (Swabian Mirror), la bien conocida compilación de leyes civiles utilizadas en el sur de Alemania, la cual apareció en torno a 1268. Personalmente, David perteneció a la primera escuela mística.

PFEIFFER, Deutsche Mystiker des XIV. Jahrhunderts (Leipzig, 1845-57), I; IDEM in HAUPT, Zeitschrift für deutsches Altertum (Leipzig, 1853), IX, 1 sqq.; PREGER, Gesch. der deutschen Mystik im M. A. (Leipzig, 1874-93), I, 268 sqq.; DENIFLE in Historisch-politische Blätter, LXXV, 679 sqq.; LEMPP in Zeitschrift für Kirchengesch. (1898), XIX, 345 sqq.; DAVID OF AUGSBURG, De exterioris et interioris hominis compositione libri III (Quaracchi, 1899), Introduct., 4 sqq.; Ger. tr. by THOMAS VILLANOVA, Wegweiser zur christ. Vollkommenheit von D. von A., with supplementary matter; PREGER, Der Tractat des D. von A. über die Waldenser in Abhandlungen der k. Akademie der Wiss. (Munich, 1878), cl. III, vol. XIV, Pt. II, 183-235, also published separately; RIEDER, Das Leben Bertholds von Regensburg (Freiburg, 1901), 10-16; MICHAEL, Gesch. des deutschen Volkes vom XIII. Jahrhunderts bis zum Ausgang des M. A. (Freiburg im Br., 1897--), II, III, passim; TELLINEGG, David von Augsburg, dessen deutsche Schriften auf ihre Echtheit untersucht (St. Paul, 1904, 1905), not completed; HECKER, Kritische Beiträge zu D. von A. Persönlichkeit und Schriften (Hamburg, 1905).

MICHAEL BIHL Transcribed by Gerald Rossi Traducido por Ramón Olivenza Gallardo.