Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 18 de octubre de 2017

Arquidiócesis de Albi

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Comprende el Departamento de Tarn. Fue una sede arzobispal que desde 1678 hasta el tiempo de la Revolución Francesa tenía como sufragantes a los obispos de Rodez, Castres, Vabres, Cahors y Mende. No se reestableció sino hasta 1822, y con una nueva distribución, unificó a los antiguos obispados de Castres y tenía por sufragantes, además de la Diócesis de Rodez (unida a la de Vabres), la de Cahors, y Mende, el Obispado de Perpignan. Una tradición local que data del Siglo XII atribuye la fundación de la sede a San Clarus un nativo de África, quien instaló a su discípulo Anthimus como su sucesor, y fue a la cuidad de Lectoure donde fue decapitado.

Los detalles de esta leyenda habrían causado que los Bollandistas legitimaran su autenticidad. El primer obispo que se le conoce a esta sede es Diogenianus (aproximadamente en 406). La Iglesia en Albi tiene riqueza en su historia; fue en Vieux, en la Diócesis de Albi al final del Siglo V, que el primer monasterio de los Gauss ( coetus sanctorum ) fue fundado por San Eugenio, Obispo exiliado de Cartago, San Longino y San Vindemialis, cerca de la tumba de San Amarandus (mártir del Siglo III). Del Siglo VI al Siglo VIII, dos grandes familias de Albi dieron muchos santos a la iglesia, la familia Salvia, a la que perteneció San Desiderius, Obispo de Cahors, y Santa Disciola, quien fue compañía de Santa Radegonda; la familia Ansbertina, a la cual pertenece San Goeric y San Sigisbaldo, Obispo de Metz, y su hermana Santa Sigolina, Abadesa de Traclar en la Diócedsis de Albi. El famoso Cardenal de Bernis, embajador de Luis XV en Roma, fue el obispo titular de Albi de 1764 a 1794.

Está aún fresca la memoria de Santo Domingo, quien vigorosamente combatió a la herejía albigense o cátara. En las vecindades de Castres se encuentran un lugar con varias habitaciones las que se llaman el “grotto” de Santo Domingo. La tradición indica que este fue el lugar de retiro del santo. El Consejo de Albi de 1254 triunfó sobre la herejía albigense, organizando la Inquisición en la región. Se dice que la parroquia de Lautrec fue fundada en los tiempos de Carlomagno. La Catedral de Santa Cecilia de Albi (1282-1512) es un típico modelo respecto a una iglesia fortificada; su galería con esculturas es la más grande de su género en Francia.

La antigua abadía benedictina de Soreze, fundada en 757, fue convertida en una escuela en 1824 bajo la dirección del dominico Lacordaire. Las ciudades de Castres y Gaillac deben su origen a las abadías benedictinas, la primera de las cuales, se dice, fue fundada por Carlomagno, y la segunda por Raymundo I, Conde de Toulouse, en 960. La Arquidiócesis de Albi a fines del año 1905, tenía 339,369 habitantes, 49 parroquias de primera clase, 447 parroquias de segunda clase, 68 vicariatos con salarios que anteriormente eran pagados por el Estado.

Escrito por Georges Goyau.

Trascrito por Tim Drake

Traducción al castellano de Giovanni E. Reyes.