Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 18 de octubre de 2017

Apolonio de Éfeso

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Anti-montanista griego, escritor eclesiástico, entre 180 y 210, probablemente de Asia Menor, pues estaba completamente familiarizado con la historia cristiana de Éfeso y los hechos de los montanistas de Frigia. Si podemos aceptar lo que dice el desconocido autor de "Praedestinatus" (I, 26, 27, 28; PL, LIII, 596), fue un obispo de Éfeso hace, pero el silencio de otros escritores cristianos hace este testimonio dudoso.

Tomó a su cargo la defensa de la Iglesia contra Montano, y siguió las huellas de Zótico de Comano, Julián de Apamea, Sotas de Anquialo y Apolinario de Hierápolis. Su obra es citada por Eusebio (Hist. Ecl., V.18), y es alabada por San Jerónimo (Ill. Men. 40), pero se ha perdido, y ni siquiera se conoce su título. Parece cierto que mostraba la falsedad de las profecías montanistas, relataba la vida poco edificante de Montano y sus profetisas, puso en circulación al informe de su suicidio por ahorcamiento, y arrojó luz sobre ciertos adeptos de lasecta, incluyendo al apóstata Temisón y al pseudo-mártir Alejandro. El primero evadió el martirio por medio del dinero, se hizo pasar por innovador, y dirigió una carta a sus partidarios a la manera de los Apóstoles, y finalmente blasfemó contra Cristo y la Iglesia; el segundo, un notorio ladrón, condenado públicamente en Éfeso, se hizo adorar como a un dios.

Sabemos por Eusebio que Apolonio habla en su obra de Zótico, quien había tratado de exorcizar a Maximila, pero que Temisón se lo había impedido y del obispo mártir Traseas, otro adversario del montanismo. Muy probablemente él dio la señal en ella para el movimiento de oposición al montanismo que se desarrolló en la reunión de los primeros sínodos. En cualquier caso, recuerda la tradición según la cual Nuestro Señor les había aconsejado a los Apóstoles a no ir muy lejos de Jerusalén durante los doce años inmediatamente después de su Ascensión, una tradición conocida por Clemente de Alejandría a través del apócrifo "Priedicatio Petri". Relata además la restauración a la vida de un difunto en Éfeso, hecha por el apóstol San Juan, cuyo Apocalipsis conocía y cita. Toma rango entre los adversarios del montanismo con el "Anónimo" de Eusebio (Hist. Eccl., V, 16, 17), con Melquíades y con Apolinar. Eusebio (loc. cit.) Dice que su obra constituyó "una abundante y excelente refutación del montanismo". San Jerónimo la calificó como "un volumen extenso y notable". Por lo tanto, no pasó desapercibido, y debe haber despertado un sentimiento entre los montanistas puesto que Tertuliano sintió la necesidad de responder a ella. Después de sus seis libros peri ekstaseos, en el que se disculpó por el éxtasis en el que caían las profetisas montanistas antes de profetizar, Tertuliano compuso un séptimo especialmente para refutar a Apolonio; lo escribió también en griego para el uso de los montanistas asiáticos.


Bibliografía: BAREILLE in Dict. de théol. cath., II, 1507; VENABLES en Dict. of Christ. Biogr., I, 135; BARDENHEWER, Gesch. d. altkirchl. Litt. (Friburgo, 1902), I, 525. Para los fragmentos de Apolonio vea ROUTH, Reliquiae Sacrae (2da. ed.), I, 463-85.

Fuente: Grey, Francis. "Apollonius of Ephesus." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1. New York: Robert Appleton Company, 1907. <http://www.newadvent.org/cathen/01617d.htm>.

Traducido por L H M.