Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 18 de octubre de 2017

Antigua Sede de York

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(EBORACENSIS)

Sede de la jurisdicción metropolitana para la provincia del norte. No se sabe cuándo o cómo la Cristiandad llegó primero a York, pero había un obispo allí desde época muy temprana, aunque hay una interrupción en la continuidad histórica entre estos primeros prelados y los arzobispos de una fecha posterior. En el Concilio de Arles (314) "Eborus espiscopus de civitate Eboracensis" estuvo presente, y obispos de York están también presentes en el Concilio de Nicea, Sardica y Ariminum. Pero esta temprana comunidad cristiana fue borrada por los Sajones paganos que no dejaron ningún rastro salvo los nombres de tres obispos, Sampson, Pyramus y Theodicus, transmitidos por tradición legendaria. Cuando San Gregorio envió a San Agustín a convertir a los Sajones su intención era crear dos arzobispados -Canterbury y York- cada uno con doce sufragáneas, pero este plan nunca se realizó y a través de San Paulino, quién fue consagrado como obispo de York en 625, recibió el palio en 631, nunca tuvo sufragáneos ni sus sucesores recibieron el palio hasta 732, cuando le fue concedido a Egberto. Luego de la huída de Paulino en el 633 el país volvió a caer en el paganismo y aunque su conversión fue una vez más efectuada por obispos celtas de Lindisfarne, no hubo obispo de York hasta la consagración de San Wilfrido en el 664. Sus sucesores inmediatos parecen haber actuado simplemente como prelados diocesanos hasta el tiempo de Egberto, hermano del rey Edberto de Northumbria, quién recibió el palio del Papa Gregorio III en el 735 y estableció los derechos metropolitanos en el norte.

Esta jurisdicción metropolitana fue al principio vaga y de variable extensión. Hasta la invasión danesa, los arzobispos de Canterbury ocasionalmente ejercían autoridad y no fue sino hasta la Conquista Normanda que el arzobispo de York afirmó su completa independencia. En ese tiempo tuvieron jurisdicción sobre Worcester, Lindsey y Lincoln, como también en las diócesis en las islas del Norte y Escocia. Pero las tres primeras sedes recién mencionadas fueron tomadas de York en 1072. En 1154 las sedes de Man y Orkney fueron transferidas al arzobispado noruego de Drontheim y en 1188 todas las diócesis escocesas, excepto Whithern, fueron liberadas de la sujeción a York, así que Whithern, Durham y Carlisle quedaron como sedes sufragáneas para los arzobispos. De éstas, Durham era prácticamente independiente, porque los obispos de esa sede estaban muy escasos de soberanos en su propia jurisdicción. Durante el siglo XIV Whithern fue reunida con la Iglesia Escocesa, pero la provincia de York recibió algunas compensaciones con la devolución de Sodor y Man. Al tiempo de la Reforma, York poseía así tres sedes sufragáneas, Durham, Carlisle y Sodor y Man, a las cuáles durante el breve espacio del reinado de María (1553-58) pudo ser agregada la diócesis de Chester, cismáticamente fundada por Enrique VIII, pero subsecuentemente reconocida por el Papa.

Las mutuas relaciones entre Canterbury y York fueron frecuentemente agriadas por una larga lucha sobre la precedencia. En 1071 la cuestión fue debatida en Roma entre los arzobispos Lanfranco y Thomas en presencia del Papa Alejandro II, quién decidió en favor de Canterbury. En un sínodo subsecuente se determinó que los futuros arzobispos de York debían ser consagrados en la catedral de Canterbury y jurar alianza al arzobispo de ella y que el río Humber sería el límite sur de la jurisdicción metropolitana de York. Este arreglo duró hasta 1118, cuando Thurstan, arzobispo electo, se negó a hacer sumisión, y en consecuencia, el arzobispo de Canterbury se negó a consagrarlo. Thurstan de allí en adelante apeló con éxito ante el Papa Calixto II, quién no sólo lo consagró él mismo, sino que le dio una Bula liberándolo a él y a sus sucesores de la supremacía de Canterbury. De tiempo en tiempo durante el reino de Enrique II y los reyes siguientes, el pleito estalló de nuevo conduciendo a menudo a escandalosas escenas de disensión, hasta que el Papa Inocencio VI (1352-62) zanjó la cuestión confirmando un arreglo que el arzobispo de Canterbury debería tomar precedencia con el titulo Primado de Toda Inglaterra, pero que el arzobispo de York retendría su título de Primado de Inglaterra. Cada prelado llevaría su cruz metropolitana en la provincia del otro, y si llegaban a reunirse, sus porta-cruces caminarían uno al lado del otro. El arzobispo de York también entendía que cada uno de sus sucesores debería enviar una imagen de oro al santuario de Santo Tomás de Canterbury.

La historia diocesana de York aparte de sus derechos arzobispales presenta pocos rasgos que re-quieran mención especial. Para sus primeras memorias conectadas con sus fundadores San Pauli no y San Edwin, quien fue bautizado en el lugar donde ahora se levanta la catedral, sus prelados canonizados San Bosa, San Juan de Beverley y San Oswaldo, sus grandes eruditos el arzobispo Egberto y Aleuin, debería hacerse referencia a los artículos que tratan con estos nombres venerados. En la Conquista fue el arzobispo Ealdred quien coronó a Guillermo I en Westminster, pero su sucesor, Thomas de Bayeux, el primer arzobispo normando, encontró todo en confusión; la iglesia del monasterio con su gran escuela estaba en una condición ruinosa, abandonada por casi todo su clero. La afamada biblioteca había perecido y la ciudad misma había sido desbastada en la rebelión final de Northumbria contra Guillermo. Thomas tuvo que comenzar todo de nuevo. El arzobispado de San Guillermo, dio otro santo a York, y en 1284 sus reliquias fueron solemnemente depositadas allí. Con Juan de Thoresby (1352 -73) comenzó un muy necesario período de reforma, y fue él quien inició el actual coro de la iglesia. Otro popular arzobispo fue Richard Scrope, decapitado por participar en la rebelión de los Percy contra Enrique IV. Luego de su muerte fue objeto de extraordinaria veneración por el pueblo. Muchos arzobispos además de Thoresby y Scrope -Fitzalan, Lawrence Booth, Scot, entre ellos- tuvieron el puesto de lord canciller y jugaron parte importante en los asuntos de Estado. Como Heylyn escribió: "Esta sede ha dado a la Iglesia ocho santos, a la Iglesia de Roma tres cardenales, al reino de Inglaterra doce Lores Cancilleres y dos Lores Tesoreros, y para el norte de Inglaterra, dos Lores Presidentes".

La siguiente es la lista de arzobispos de York, pero hay gran dificultad en determinar las fechas exactas antes de la Conquista Normanda y no hay acuerdo al respecto. Las fechas de ascenso dadas abajo están basadas en investigaciones recientes de Searle, pero las anteriores al siglo X sólo pueden considerase en la mayoría de los casos como aproximadas:

· St. Caedda · St. Wilfrid, 664-678 · Bosa, 678 · St. Wilfrid (restaurado), 686 · Bosa (restaurado), 691 · St. John of Beverley, 705 · Wilfrid II, 718 · St. Egbert, 732 or 734 · Æthelbeorht (Albert), 767 · Eanbald I, 780 · Eanbald II, 796 · Wulfsige, after 808 · Wigmund, 837 · Wulfhere, 854 · Æthelbeald, 900 · Hrothweard (Lodeward o Redwald), incierto · Wulfstan I, 931 · Oseytel, 956 · Eadwald, 971 · St. Oswald, 972 · Ealdwulf, 992 · Wulfstan II, 1003 · Ælfric Puttoc, 1023 · Ælthrie, 1041 · Ælfric Puttoc, 1042 · Cynesige (Kinsy), 1051 · Ealdred, 1061 · Thomas of Bayeux, 1070 · Gerard, 1101 · Thomas II, 1108 · Thurstan, 1114 · Vacante, 1140 · St. William, 1143 · Mordac, 1147 · St. William (restaurado), 1153 · Roger de Pont l'Evéque, 1154 · Vacante, 1181 · Geoffrey, 1191 · Vacante, 1212 · Walter de Grey, 1216 · Sewal de Bovill, 1256 · Geoffrey of Ludham, 1258 · Walter Giffard, 1266 · William of Wickwaine, 1279 · John de Romeyn, 1286 · Vacante, 1296 · Henry of Newark, 1298 · Thomas of Corbridge, 1300 · Vacante, 1304 · William Greenfield, 1306 · Vacante, 1315 · William de Melton, 1317 · Vacante, 1340 · William la Zouch, 1342 · John of Thoresby, 1352 · Alexander Neville, 1374 · Thomas Fitzalan, 1388 · Ralph Waldby, 1397 · Richard Scrope, 1398 · Vacante, 1405 · Henry Bowet, 1407 · Vacante, 1423 · John Kemp (Cardenal), 1426 · William Booth, 1452 · George Neville, 1464 · Lawrence Booth, 1476 · Thomas Scot (de Rotherham), 1480 · Thomas Savage, 1501 · Christopher Bainbridge (Cardenal), 1508 · Thomas Wolsey (Cardenal), 1514 · Edward Lee, 1531 · Sede vacante durante la cual Robert Holgate fue cismáticamente introducido, 1544-55 · Nicholas Heath, el último arzobispo católico de York, 1555-79. La iglesia ocupa el sitio de la iglesia construida por San Edwin la cual, restaurada por el arzobispo Alberto, fue descrita por Alcuino como "una magnificente basílica". Ésta pereció en la rebelión de 1069. Fue reconstruida por Thomas de Bayeux, pero pocas partes de ese edificio normando permanecen. Los principales rasgos del edificio existente son los transeptos de estilo inglés temprano con ventanas ojivales conocidas como las Cinco Hermanas (finales del siglo XII e inicios del XIII) y la fachada poniente (comienzos del siglo XIV), usualmente considerados como lo más fino de Inglaterra. La nave y la sala capitular, conteniendo espléndidos ejemplos de vitrales medievales, son de la misma fecha; la capilla de la Virgen y el coro, éste último conteniendo una de las más finas ventanas perpendiculares del mundo, fueron obra del siglo XIV. Las torres fueron agregadas en el siglo siguiente y la catedral completa fue re-consagrada el 3 de Febrero de 1472.

La diócesis, que consistía de los condados de York y Nottingham, fue dividida en cuatro archidiaconías -York, Cleveland, East Riding y Nottingham- y contenía 541 parroquias. Las casas religiosas, que eran muy numerosas, incluían al tiempo de la Disolución (1536-39), 28 abadías, 26 prioratos, 23 conventos, 30 monasterios, 13 celdas, 4 comandancias de Caballeros Hospitalarios, y anteriormente había 4 comandancias de Caballeros Templarios. Las abadías y prioratos incluían algunas de las más grandes y famosas, tales como las abadías benedictinas de York misma, Whitby y Selby; la abadía de Bolton, perteneciente a los Agustinos, y las abadías cistercienses en Fountains, Rivaulx, Jervauls, Sawley y Kirkstall. Las iglesias de la propia York eran notables por su belleza y dimensiones. Ripon y Beverley poseían grandes iglesias colegiadas, y muchas de las iglesias parroquiales en la diócesis eran notadas por su tamaño y rasgos arquitectónicos. Los blasones de la sede eran originalmente: campo de gules fondo rojo, un palio de plata adornado con cuatro cruces negras, puntiagudas en su extremo inferior, con filo y orla dorada . Pero subsecuentemente otro escudo fue usado: campo de gules, con dos llaves plateadas en forma de cruz, en el tercio superior una mitra dorada . Los arzobispos anglicanos han sustituido, bastante apropiadamente, la mitra con una corona real. La ciudad de York después de la Reforma llegó a ser objeto de cariño para los católicos ingleses por dos razones: una por ser de allí el mayor número de mártires que sufrieron en la cárcel de Tyburn, la otra siendo el establecimiento en 1680 del famoso Bar Convent fundado en el exterior de Micklegate Bar por las Vírgenes Inglesas, ahora el Instituto de María (Monjas de Loreto). Esta comunidad, que aun opera una de las más famosas escuelas para niñas en Inglaterra, tiene la distinción de ser ahora el más antiguo convento en Inglaterra.

DRAKE, Eboracum: Hist. and Antiq. of the City of York (London, 1736); BRITTON, Hist. and Antiq. of York (London, 1810); BROWNE, Hist. of the Metropolitan Church of St. Peter, York (London, 1847); POOLE and HUGALL, Hist. and Descr. Guide to York Cathedral (York, 1850); RAINE, Fabric Rolls of York Minster (Durham, 1859); ORNSBY, York in Diocesan Histories Series (London, 1882); RAINE, Historians of the Church of York and Its Archbishops in R.S. (London, 1879-94); PUREY-CUST, Heraldry of York Minster (Leeds, 1896); Statutes in Lincoln Statutes, II, ed. WORDSWORTH (Cambridge, 1892-7); CLUTTON-BROCK, York, the Cathedral and See (London, 189); WILLIS, Architectural Hist. of York Minster; IDEM, Survey of the Cathedrals, I (London, 1727). Para la historia de los arzobispos, ver: ALCUIN, De pontificibus poema in P.L., CI; Fragm. hist. de pontificibus et ecclesiae Eborac., c.785 in ACHERY, Acta SS. ord. s. Benedicti (Venice, 1734); SIMEON OF DURHAM, De archiepiscopis Eboraci, 627-1154 in R.S. (London, 1882), i, 75; STUBBS, Chronicon pontificum, 1147-1373 en TWYSDEN (London, 1652); DIXON, Fasti eboracenses, I (London, 1863). Para los arzobispos hasta 1373 ver: Registers of Archbishops GRAY, 1225-55 (Durham, 1872), GIFFARD, 1266-79 (Durham, 1904) and DE WICK-WANE, 1279-85 (Durham, 1907); GAMS, Series episcoporum (Ratisbon, 1873); SEARLE, Anglo-Saxon Bishops, Kings, and Nobles (Cambridge, 1899). Para las casas religiosas, ver: BURTON, Monasticon choracense (York, 1758); BAILDON, Notes on religious and secular houses of Yorkshire (London, 1895); GRAINGE, Castles and Abbeys of Yorkshire (York, 1855); LEFROY, Ruined Abbeys of Yorkshire (London, 1891); y los mapas al final de vol. II of GASQUET, Henry VIII and the English Monasteries (London, 1888); Certificates of Commissioners appointed to survey chantries, etc., 1546 (Durham, 1894-5); LEACH, Early Yorkshire Schools (London, 1899-1903); and city and county histories, such as BAINES, Yorkshire past and present (London, 1871-7); RAINE, York (London, 1893); COOPER, York (London, 1904), DRAKE, Eboracum (London, 1736)); HARGRAVE, Hist. of York (York, 1818); WHELLUN, York (1857-71); SCHROEDER, Annals of Yorkshire (Leeds, 1851-52); SMITH, Old Yorkshire (London, 1881-91), y los nuevos volúmenes de Victoria County Histories (London, 1897-).


EDWIN BURTON

Transcrito por Michael T. Barrett

Dedicado a los que murieron en York por la Fe Católica.

Traducido por Eduardo Torres