Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Viernes, 20 de octubre de 2017

Anatas

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Las primicias o ingreso del primer año de un beneficio eclesiástico pagado a la Curia Romana (en la Edad Media también a los obispos).

Un resultado de la centralización de la administración eclesiástica en la Curia Romana en el curso del siglo XIII fue que los beneficios eclesiásticos fueron cada vez más generalmente "colacionados", es decir concedidos directamente por el Papa. Esto fue así, no sólo en el caso de los obispados y monasterios, vacantes que eran llenadas por Roma, ya sea por designación directa o por confirmación papal, sino también en el caso de los beneficios de iglesias más pequeñas (canonjías, parroquias, etc.). En tales ocasiones, el tesoro papal recibía del nuevo titular un determinado impuesto derivado del ingreso del beneficio. Desde el siglo XV este impuesto se ha conocido generalmente como anatas, un término que comprende todos los impuestos en dinero pagados a la Cámara Apostólica (tesorería papal) con motivo de la colación de cualquier beneficio eclesiástico por el Papa

Bajo este término se incluían cuatro clases de pagos:

  • (1) el servitia communia, pagadero al concederse obispados o monasterios, nombramientos hechos en un consistorio; estos pagos se dividían entre los cardenales y el tesoro papal;
  • (2) el servitia minuta, debida en ocasiones similares a varios oficiales subordinados de la Curia;
  • (3) la annatæ real en el sentido estricto del término, que se pagaba cuando el Papa concedía un beneficio eclesiástico menor fuera del consistorio; todos estos pagos revertían a la Cámara Apostólica;
  • (4) el llamado quindennia, pagadero cada quince años por beneficios unidos permanentemente a algún otro beneficio.

Originalmente, sin embargo en los siglos XIII y XIV, los annatae o annalia significaban sólo la tercera clase, los impuestos derivados de beneficios menores. En su origen, por lo tanto, así como en su carácter real, las anatas son distintas de otros tributos monetarios recibidos por el tesoro papal, o Cámara, de personas e instituciones eclesiásticas ---desde el censo (census) pagado por iglesias y monasterios individuales en reconocimiento de su dependencia directa en la Cátedra de San Pedro, el dinero de palio aportado por un arzobispo al recibir el palio, los tributos de visitas dados por un obispo y arzobispo individuales en su visita ad limina regular. Las anatas se deben distinguir aún más del Óbolo de San Pedro debido a la Curia Papal principalmente por los reinos del norte de Europa (Inglaterra, Dinamarca, Polonia, etc.) en señal de cierta protección otorgada por la Iglesia Romana, y del tributo feudal debido por tales territorios que tienen una verdadera relación feudal con Roma (por ejemplo, Nápoles.

Entre los pagos efectuados a la Curia Romana en el siglo XV bajo el término general de anatas, los más antiguos son los servitia communia y los servitia minuta. En un período muy temprano los obispos que recibían la consagración episcopal en Roma estaban acostumbrados a presentar regalos a las distintas autoridades eclesiásticas concernidas. De esta costumbre se formó un derecho prescriptivo a tales dones; en la primera mitad del siglo XIII se prescribió una escala regular de pago para todas las diócesis y abadías sujetas a este impuesto con ocasión del nombramiento o confirmación de sus prelados. Asimismo, durante el siglo XIII surgió en muchas catedrales y colegiatas la costumbre de asignar a los obispos u otros oficiales eclesiásticos el ingreso de un año de los beneficios vacantes. En casos excepcionales algunos obispos recibían del Papa la autoridad para imponer esta anata a todos los beneficios en sus diócesis que estuviesen vacantes dentro de un período especificado.


En 1306 el Papa Clemente V reservó para el tesoro pontificio los ingresos de un año de todos los beneficios a través de Inglaterra y Escocia que estaban vacantes en ese momento o que quedasen vacantes dentro de un plazo de tres años. En 1316 el Papa Juan XXII hizo una reserva similar de anatas por tres años sobre todos los beneficios eclesiásticos, con unas pocas excepciones. A partir de entonces los Papas del siglo XIV se vieron forzados frecuentemente a adoptar estas medidas para obtener alivio en sus dificultades financieras. Por otra parte, a partir del siglo XIII, se requería la anata de beneficios que habían sido colacionados directamente por el Papa por cualquier motivo. Juan XXII (1316-1334) fijó este tributo a la mitad de los ingresos anuales.

En el Concilio de Constanza (1414-18) y más tarde, se hicieron muchas denuncias relativas a estas imposiciones, y en los concordatos realizados por los Papas con los países por separado las anatas fueron reguladas de nuevo. En particular, se decidió que las anatas sobre beneficios reservados se podían pagar a la Curia sólo cuando los ingresos anuales superaran los veinticuatro florines de oro. Con la transformación gradual del sistema de beneficios, las anatas, propiamente dichas, desaparecieron. Hoy día sólo se imponen con motivo de los nuevos nombramientos a las diócesis que no están sujetas a la Propaganda, y del modo fijado por los últimos concordatos o por los documentos papales (Bulas de Circunscripción) que establecen legalmente una diócesis.


Bibliografía: FERRARIS, Prompta Bibliotheca, s.v. Annatæ (ed. 1884, 247 ss.); TOMASINO, Vetus et nova eccles. disciplina, Part. II, I, XLIV; PHILIPPS, Kirchenrecht, V, 540 ss.; BERTHIER, Histoire de l'église gallicane, XIX, 1 ss. (4ta. ed. París, 1827); KÖNIG, Die päpstliche Kammer unter Klemens V u. Johann XXII (Viena, 1894); KIRSCH, Die päpstlichen Annaten in Deutschland während des 14 Jahrh. (Paderborn, 1903), I; ID., Die Finanzverwaltung des Kardinalkollegiums in Kirchengeschichtl. Studien (Münster, 1895), II, 4; HALLER, Papsttum und Kirchenreform (Berlín, 1903), I; GOTTLOB, Die Servitientaxe im 13. Jahrh.., (Stuttgart, 1903); GÖLLER, Mitteilungen und Untersuchungen über das päpstliche Register- und Kanzleiwesen im 14. Jahrh., in Quellen und Forschungen aus ital. Archiven (Roma, 1904); SAMARAN ET MOLLAY, La fiscalité pontificale en France au XIVe siecle (París, 1905.

Fuente: Kirsch, Johann Peter. "Annates." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1. New York: Robert Appleton Company, 1907. <http://www.newadvent.org/cathen/01537b.htm>.

Traducido por L H M.