Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Jueves, 19 de octubre de 2017

Ammonas: Carta IV sobre el discernimiento

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

El discernimiento 39

¡A los queridísimos hermanos en Cristo, un alegre saludo! 40

Saben que les escribo como a hijos muy queridos, como a hijos de la promesa 41 e hijos del Reino. Por eso me acuerdo de ustedes noche y día, para que Dios los guarde de todo mal y tengan siempre la solicitud por obtener de Dios que les otorgue el discernimiento 42 y la visión de lo alto 43 ; a fin de aprender a discernir en todas las cosas la diferencia entre el bien y el mal. Porque está escrito: El alimento sólido es para los perfectos, para aquellos cuyas facultades están ejercitadas por el hábito de discernir el bien y el mal (Hb 5,14). Estos han llegado a ser hijos del Reino y son contados en el rango de los hijos 44 , de aquellos a quienes Dios les ha dado la visión de lo alto en todas sus obras, para que nadie los engañe, ni hombre ni demonio 45 . Puesto que el fiel es cautivado por la imagen del bien, y así muchos son engañados, pues todavía no han recibido esa visión de lo alto. Por eso el bienaventurado Pablo, sabiendo que esta es la gran riqueza de los fieles, dijo: Doblo las rodillas noche y día ante el Señor Jesucristo por ustedes, para que les otorgue una revelación con su conocimiento, 46 que Él ilumine los ojos de sus corazones, para que sepan cuál es la anchura y largura, la altura y profundidad, 47 a fin de conocer la caridad de Cristo que supera todo conocimiento, etc. (Efe 3,14-19). Como el bienaventurado Pablo los amaba de todo corazón, él quería que toda la gran riqueza que conocía, es decir la visión de lo alto en Cristo, fuera dada a sus hijos queridos. Sabía, en efecto, que si se les daba, ya no se fatigarían más en ninguna cosa y no temerían nada, sino que la alegría de Dios estaría en ellos noche y día, que la obra de Dios les resultaría dulce en todo, más que la miel y que el panal de miel (Sal 18,11); y que Dios estaría siempre con ellos para darles revelaciones y enseñarles grandes misterios, de los que no puedo hablar con la lengua.

Ahora, por tanto, mis amadísimos, puesto que ustedes me han sido dados como hijos, pido noche y día, con fe y l grimas, que reciban el carisma de clarividencia 48 , que todavía no han obtenido después que entraron en la vida ascética. Y yo, el humilde, pido también por ustedes, a fin de que lleguen a ese progreso y a esa estatura, que no han alcanzado muchos monjes, sino sólo algunas almas amigas de Dios aquí y allá 49 . Si desean alcanzar esa perfección no tomen la costumbre de recibir a un monje que lo es solamente de nombre 50 y que se cuenta entre los negligentes, sino aléjenlo de ustedes 51 . De lo contrario, no les permitir progresar en Dios y extinguir su fervor. Porque los corazones negligentes no tienen fervor, sino que siguen sus propias voluntades; y si vienen a ustedes, les hablan de las cosas de este mundo y por medio de esa conversación apagan su fervor y no les permiten progresar. Por eso está escrito: No apaguen el Espíritu (1 Ts 5,19); ya que se apaga por las palabras vanas y las distracciones. Cuando vean tales monjes, háganles el bien, pero escapen de ellos y no se relacionen con ellos, ya que son los que no les permiten a los hombres marchará en la vía de la perfección en estos tiempos presentes.

Compórtense bien en el Señor, mis queridísimos, en el Espíritu de bondad.

Selección José Gálvez Krüger

Fuente Biblioteca Electrónica Cristiana


39

Nro. 4 en sirio y georgiano, nro. 3 en el griego y nro. 11 en el árabe. 40

En el sirio falta este saludo. 41

Cf. G 4,28. 42

Cf. el Apotegma, de la serie alfabética, Pastor 52; PG 65,333. 43

El sirio trae: "Y la iluminación de los ojos". 44

Sirio: "Hijos de adopción"; cf. Rm 8,15. 45

"Ni hombre ni demonio", no se lee en el georgiano y tampoco en el griego. 46

Griego: "Para conocerlo". 47

Sirio: "Para que conozcan las riquezas de la herencia de los santos". 48

Sirio: "Que esta discreción se instale definitivamente en ustedes". 49

Griego: "Poco numerosas bendecidas por Dios". 50

Griego: "De mencionar entre ustedes el nombre de un monje...". 51

Sirio: "De la comunidad".Inicio