Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 16 de octubre de 2017

Alfonso Rodriguez, San

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Nació en Segovia en España el 25 de Julio de 1532; murió en Mallorca, 31 de Octubre de 1617. A causa de la semejanza de nombre lo confunden a menudo con el Padre Rodríguez el autor de “Perfección Cristiana”, quien a pesar de su eminente santidad nunca fue canonizado. El Santo fue un Jesuita hermano lego quien entro a la Sociedad a la edad de cuarenta. Fue el hijo de un mercader de lana quien fue reducido a la pobreza cuando Alfonso aun era joven. A la edad de veintiséis se caso con Maria Suárez, una mujer de su misma posición, y a los 31 se encontró viudo con un hijo, habiendo muerto otros dos previamente. A partir de ese momento comenzó una vida de oración y mortificación, aunque separado del mundo a su alrededor. Tras la muerte de su tercer hijo sus pensamientos se enfocaron a la vida en alguna orden religiosa. Asociaciones previas lo pusieron en contacto con los primeros Jesuitas que llegaron a España, Bl. Peter Faber entre otros, pero era aparentemente imposible llevar a cabo su propósito de entrar a la sociedad, como no tenía educación, teniendo solo un año incompleto en un nuevo colegio comenzado en Alcalá por Francisco Villanueva. A la edad de treinta y nueve el intento subsanar esta deficiencia siguiendo un curso en el Colegio de Barcelona, pero sin éxito. Su austeridad también había minado su salud. Después de un retrazo considerable fue admitido en la Sociedad de Jesús como un hermano lego el 31 de Enero de 1571. Distintos noviciados no habían sido establecidos aun en España, y Alfonso comenzó su termino de prueba en Valencia o Gandia – este punto esta sujeto a disputa – y después de seis meses fue enviado al recientemente fundado colegio de Mallorca, donde permaneció en la humilde posición de portero por cuarenta y seis años, ejerciendo una maravillosa influencia sobre la santificación no solo de los miembros de la casa, sino sobre un gran numero de personas que llegaban a la caseta del portero por consejo y dirección. Entre los distinguidos Jesuitas que estuvieron bajo su influencia esta San Pedro Clavier, quien vivió con el por algún tiempo en Mallorca, y quien siguió su consejo al preguntar por las misiones de Sur América. Las mortificaciones corporales que se auto impuso fueron extremas, los escrúpulos y agitación mental a la que estaba sujeto fueron frecuentes, su obediencia absoluta, y su contemplación en asuntos espirituales incluso cuando estaba envuelto en ocupaciones mayor distracción, continua. Se ha dicho muchas veces que fue el autor del bien conocido “Pequeño Oficio para la Inmaculada Concepción”, y la afirmación es hecha por Alegambe, Souhwell, e incluso por el Padre de Backer en su Biblioteca de la Compañía de Jesús. Aparte del hecho de que el hermano no tenia la educación requerida para tal tarea, el Padre Costurer dice con seguridad que el oficio que usaba fue tomado de una vieja copia impresa fuera de España, y el Padre Colin asegura que existía antes de la época del Santo. Se puede admitir, sin embargo, que a través de él se popularizo. Dejo un considerable número de manuscritos detrás de él, algunos de los cuales han sido publicados como “Obras Espirituales del B. Alonso Rodríguez” (Barcelona, 1885, 3 vols., octavo, edición competa, 8 vols. in cuarto). Estas no tienen pretensión de estilo; a veces son solo reminiscencias de exhortaciones domesticas; los textos a menudo se repiten; las ilustraciones son de la vida diaria; al hablar de una virtud ocasionalmente se apoya en otra; pero son notables para la corrección y la validez de su doctrina y del conocimiento espiritual profundo que revelan. No fueron escritos con miras a su publicación, pero fueron escritos por el Santo mismo, o dictado a otros, en obediencia a una orden superior. Fue declarado Beato en 1626. En 1633 fue escogido por el Concilio General de Mallorca como uno de los patrones especiales de la ciudad y la isla. En 1760 Clemente XIII declaro que “se probo que las virtudes de el Venerable Alonso fueron de un grado heroico”; pero la expulsión de la Sociedad de España en 1773, y su supresión, retrasaron su beatificación hasta 1825. Su canonización se efectuó el 6 de Septiembre de 1887. Sus restos son venerados en Mallorca.

Goldie, Vida de San Alfonso Rodríguez en Serie Trimestral (Londres, 1889); Vie admirable de Alfonse d'après les Mémoires (Paris, 1890); Sommervogel, Bibliothèque de la C. de J., VI.

T.J. CAMPBELL Transcribed by Michael Donahue A.M.D.G. Traducido por Fabian Gerardo Hernandez Moreno