Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 23 de octubre de 2017

Aldfrith

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Rey de Oswin; quien nació el 14 de diciembre de 705. Sucedió en el trono a su hermano Ecgfrith. William de Malmesbury dice que recibió su educación en Irlanda, donde pasó los primeros años de su vida, y allí desarrolló un amor especial al aprendizaje. Llegó a dominar con buen conocimiento las Sagradas Escrituras. Su gusto por la literatura se hace evidente, por que hecho de que dio una parte importante de sus propiedades de tierra, como pago por una copia de “Cosmographi”.

Adamnan, Abad de Iona, con motivo de su vista a Inglaterra, por la redención de algunos cautivos, presentó su libro “De Locis Sanctus” a Aldfrith como un testimonio del aprecio que el rey tenía respecto al aprendizaje; y Aldhem Abad de Malmesbury, dedicó su trabajo “Metres” a nuestro personaje. Aldfrith restauró Northumbria, que había sido recientemente, para ese entonces, arruinada por la guerra en el reinado que le precedió; y propició la paz y la prosperidad. Llamó a San Wilfredo a su obispado en Hexham, y más tarde al de York, pero tiempo después llegó a tener hostilidad contra el santo. Un esfuerzo de reconciliación se realizó algunos años más tarde en el Consejo de Aetswinapath, pero Aldfrith no tuvo éxito en ese empeño.

Los malos entendidos entre Aldfrith y Wilfrid se debió en gran parte a que ellos apoyaban a escuelas diferentes en cuanto al aprendizaje, la romana y la irlandesa, y en cuanto a la administración, uno a favor de Roma y otro en pro del partido irlandés. Justo antes de su muerte, sin embargo, Aldfrith reconoció la necesidad de estar de acuerdo con Wilfrid. Poco se conoce acerca de los resultados de las normas de Aldfrith. William de Malmesbury indica que las condiciones de vida en Northumbria fueron considerablemente restringidas debido a las victorias de Picts, y Bede; y luego el deterioro de la administración eclesiástica en el reino, luego de la muerte de Aldfrith.

Escrito por John Joseph A'Becket.

Trascrito por Ramona Cooper.

Traducción al castellano de Giovanni E. Reyes