Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Sábado, 21 de octubre de 2017

Alain de l'Isle

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(También llamado ALAIN DE LILLE, ALANUS AB INSULIS, o DE INSULIS, ALAIN VON RYSSEL, etc.)

Monje, poeta, teólogo y filósofo ecléctico, nació probablemente en Lille alrededor de 1128, de allí su nombre. Murió en Citeaux en 1203. Existen razones que nos hacen suponer que estudió y enseñó, durante un tiempo, en París. En 1179, tomó parte en el Tercer Concilio Lateranense. Más tarde, entró al monasterio de Citeaux, donde murió en 1202 ó 1203. Alano alcanzó una extraordinaria celebridad en su época como profesor y erudito; se lo llamó Alano el Grande, Doctor Universal, etc. La leyenda alude a esa circunstancia. Según ella, un estudiante que en un concurso dialéctico se encontraba molesto, exclamó que su contrincante debía ser “Alano o el demonio”.

La obra principal de Alano es “Ars Fidei Catholicæ”, dedicada a Clemente III, compuesta con el objeto de refutar, con argumentos racionales, los errores de los mahometanos, judíos y herejes. Con la misma intención escribió “Tractatus Contra Hereticos” y “Theologicæ Regulæ”. Compuso dos poemas, “De Planctu Naturæ” y “Anticlaudianus”. La única colección existente de las obras de Alano es la edición, algo falta de sentido crítico, de Migne, P.L., CCX. Ambos poemas han sido publicados por Wright en “Poetas Satíricos del Siglo XII”, II (Rerum Britannicarum Scriptores). Todavía existen varios tratados inéditos de Alano, entre ellos: “De Virtutibus et Vitiis” (Codex, París, Bibl. Nat., n. 3238). La teología de Alano se caracteriza por una variedad peculiar de racionalismo matizado con el misticismo que se puede encontrar en los escritos de Juan Escoto Erígena, y que, más tarde, reaparecen en los de Raimundo Lulio. Quizás el misticismo se encuentre más en el estilo que en la materia; el racionalismo se halla en el esfuerzo por probar que todas las verdades religiosas, aun los misterios de la fe, surgen de principios evidentes para la razón humana sin necesidad de la ayuda de la revelación. Su filosofía constituye un sincretismo o eclecticismo, en el cual los principales elementos son el platonismo, el aristotelismo y el pitagorismo. Alano consideraba a Platón como el filósofo; a Aristóteles lo tenía simplemente por un lógico sutil. Su conocimiento de Platón lo había tomado de Marciano Capella, Apuleyo, Boecio, y los miembros de la escuela de Chartres; su familiaridad directa con los “Diálogos” se encontraba reducida a la versión de Calcidio de un fragmento del “Timæus”. Conocía algunos de los escritos aristotélicos de lógica con los comentarios de Boecio y Porfirio. Su pitagoreanismo procedía de los escritores llamados Herméticos, Asclepio y Mercurio. En realidad, su manera mística de escribir estaba influenciada por el Psudo-Dionisio y por Juan Escoto Erígena.

El efecto de todas estas influencias constituyó un intento de Alano por fundir en un solo sistema los diversos elementos derivados de distintas fuentes, sin tomarse demasiado trabajo en encontrar una base común o un principio de síntesis orgánica. En consecuencia, en psicología propone, en diferentes épocas, tres distintas divisiones de las facultades del alma: una doble (ratio, sensualitas), triple (sapientia, voluntas, voluptas), y una quíntuple (sensus, imaginatio, ratio ,intellectus, intelligentia). Enseña que el alma es espíritu; el cuerpo, materia (en el sentido platónico posterior); y el nexo entre ambos es un espíritu físico (spiritus physicus). En cosmología enseña que Dios primero creó la “naturaleza”, cuyo papel era actuar como intermediaria (Dei auctoris vicaria) en los detalles de crear y organizar la materia para constituir el universo visible. En todos los pasos de esta parte de su filosofía, aparece la influencia del neo-pitagorismo. Como escritor, Alano demuestra una combinación inusual de imaginatividad poética y de precisión dialéctica. Modeló su estilo en el de Martino Capella, aunque en años posteriores la influencia de Boecio fue, tal vez, predominante. Se lo puede enumerar entre los escritores medievales que influenciaron a Dante.


Bibliografía: BAUMGARTNER, Die Philos. D. Alanus de Insulis etc. In Beitr. z. Gesch. D. Philos; d. M.A., (Münster, 1896) Bd II; BAUMKER, Handschriftliches zu den Werken des Alanus (Fulda, 1894); UEBERWEG, Gesch. D. Philos., (Berlín, 1905), Bd II, 9 Ed., 214 sqq.; HAURÉAU, Hist. de la phil. scol. dans les Pays-Bas (Lovaina, 1895), 41 sq. ; TURNER, Hist. of Phil. (Boston, 1903), 301, 302.

Fuente: Turner, William. "Alain de l'Isle." The Catholic Encyclopedia. Vol. 1. New York: Robert Appleton Company, 1907. <http://www.newadvent.org/cathen/01244e.htm>.

Traducido por Estela Sánchez Viamonte