Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 23 de octubre de 2017

Akhmin

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Un ciudad del alto Egipto, situada en las riberas del Nilo. En los últimos tiempos ha llegado a tener bastante importancia en función de los descubrimientos realizados en los cementerios. La colina de Akhmin de unas dos millas de largo, está llena de restos humanos los que se encuentran en nichos apilados verticalmente, y que contienen entre ocho y diez pequeñas cámaras, con una docena de ataúdes cada una.

También hay cuevas que contienen momias juntas en gran número en una tumba común. Heteanos y cristianos fueron apilados de manera tan cercana, que hace frecuentemente imposible decir a quien pertenecían los pequeños objetos encontrados. Ya sea que fueran de un cristiano o de un hereje. Todo ello basado en que sabemos que el Euticanismo había llegado a ser la religión de casi toda la nación copta, a partir del Siglo XV.

Fundamentalmente la ciudad se conoce por sus papiros y sus textos en tejidos. Entre estos últimos es muy conocido el “Evangelio de Pedro”, el “Apocalipsis de Pedro” y el “Libro de Enóc” sin embargo estos aspectos no serán discutidos aquí. Los tejidos se refieren a objetos de importancia primaria en la historia de las artesanías textiles en los tiempos antiguos. Cierto número de piezas cuya datación es desconocida se encuentran en varios museos europeos.

Las excavaciones en Akhmin y las copias hechas por R. Forrer nos han provisto de una cantidad importante de materiales excelentemente preservados y de notable variedad. El estilo de estos textos en mantos tejidos son muchas veces originales, pero en otros casos se trata de instancias de decoraciones de tipo romano pertenecientes al arte de oriente. Existen otros que son muy superiores en diseño, especialmente los que se dedican a la figura humana. El grado creciente de habilidades, nos permite trazar, paso a paso, el progreso de la decadencia.

Los tejidos más antiguos están en dos colores, amarillo y café pálido. Con la introducción de policromías, ornamentos y decoraciones animales, que toman el lugar de la figura humana. Aún esta decoración con animales es muy angular, que semeja figuras geométricas.

Los descubrimientos de Akhmin no sólo se limitan a los tejidos, aunque estos tengan gran importancia en la historia de las artes industriales. Forrer ha iluminado también los trabajos en terracota, en barro y bronce, así como también joyas y artículos de bajo en oro y marfil. Los descubrimientos sin embargo, han revelado poco simbolismo que no se conocía previamente. Un tejido, ciertamente, muestra al Cordero de Dios, teniendo una cinta con mensaje, lo que constituye muy probablemente el ejemplo más antiguo de este simbolismo.

Bibliografía

LECLERCQ, in Dict. d'archéol. chrét. et de liturgie, I, 1042-53; GERSPACH, Les tapisseries coptes (Paris, 1890); FORRER, Die Grüber und Textilfunde von Achmin Tanopolis (Strasburg, 1891); FORRER, Die Textilien von Achmin und ihr Verh ltniss zu den Katakombenmalereien, in Die frühchristleichen Alterthümer aus dem Gräberfelde von Achmin Tanopolis (Strasburg, 1893).

Escrito por H. Leclercq.

Traducción al castellano de Giovanni E. Reyes