Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Sábado, 21 de octubre de 2017

Ad Sanctam Beati Petri Sedem

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Esta carta fue emitida por el Papa Alejandro VII , y está fechada en Roma, el 16 de octubre de 1656, durante su segundo año de pontificado. Es una confirmación de la Constitución de Inocencio X, mediante la cual condenaba cinco proposiciones tomadas del trabajo de Cornelio Jansen , Obispo de Ypres titulado Augustinus . La carta inicia con una explicación de las razones para su publicación. Observa que, aun cuando lo que ha sido ya definido en la Constitución Apostólica no requiere de confirmación por futuras decisiones, debido a que algunos han intentado arrojar dudas sobre estas definiciones o intentado neutralizar su intención con falsas interpretaciones, la autoridad apostólica no debe diferir la aplicación de un pronto remedio contra la diseminación del mal . La carta posteriormente se refiere a la decisión del Papa Inocencio X, y cita las palabras de su título con la finalidad de mostrar que se trata de una determinación para todos los fieles . Pero debido a que había surgido una controversia, específicamente en Francia , sobre cinco proposiciones tomadas de el Augustinus , varios Obispos Franceses los han presentado al Papa Alejandro VII para que de una clara y definitiva decisión. La carta entonces enumera estas cinco proposiciones: (1) Algunos preceptos divinos son, para los hombres justos dispuestos a cumplirlos y que tratan de cumplirlos por medio de sus propias fuerzas, imposibles de cumplir; la gracia por la cual estos preceptos son posibles, está también ausente en ellos. (2) En estado de naturaleza caída nadie resiste nunca la gracia interior. (3) Para merito y demérito, en estado de naturaleza caída, no le es necesaria al hombre la libertas a necessitate (libertad de elección); la libertas a coactione (libertad de compulsión externa) le es suficiente. (4) Los Semipelagianos admitieron la necesidad de gracia interior preventiva ( praevenientis gratiae interioris ) para todos y cada uno de nuestros actos, inclusive para el inicio de la f e ( initium fidei ); y de tal manera cayeron en herejía , en tanto que sostenían que la gracia podia ser resistida o aceptada por voluntad humana. (5) Es Semipelagiano decir que Cristo murió o derramo su sangre por todos los hombres. La carta pasa enseguida a declarar que, habiendo sido sometidas al debido examen se concluyo que cada una de esas cinco proposiciones resulta en herejía . La carta repite cada proposición individualmente y formalmente la condena. Acto seguido declara que las decisiones obligan a todos los fieles y conmina a todos los obispos a aplicarla y agrega, “Sin embargo, no deberá interpretarse, que habiendo hecho la declaratoria y definición de esas cinco proposiciones, aprobamos otras opiniones contenidas en el antes citado libro de Cornelio Jansen .” Más aun, como hubiere aun quienes insistían en que dichas proposiciones no se encontraban en el Augustinus , o que no era la intención del autor expresarlas en los términos en que habían sido condenadas, la carta continua declarando que si se encuentran contenidas en el Augustinus y que han sido condenadas en el sentido conferido por el autor.

Información de la publicación

Escrito por M. O'Riordan.

The Catholic Encyclopedia, Volume I. Publicada en 1907. New York: Robert Appleton Company. Nihil Obstat, Marzo 1 de 1907. Remy Lafort, S.T.D., Censor. Imprimatur. +John Cardinal Farley, Arzobispo de New York

Traducción de Arturo Salinas Guerrero

Bibliografía

Bullarium Romanum (ed. Turin, 1869), XVI, 245-247.