Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Viernes, 20 de octubre de 2017

Abraham de Santa Clara

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

Fraile Agustino Descalzo, predicador y autor de populares libros de devoción, nacido en Messkirch, Baden, en 1644; fallecido el 1 de diciembre de 1709. El octavo de nueve hijos nacidos de Mateo Megerlin, o Megerle, un acomodado siervo que tenía una taberna en Kreenheinstetten, recibió en el Bautismo el nombre Juan Ulrico. A la edad de seis años asistió a la escuela del pueblo en su lugar natal y, aproximadamente tres años después, inició sus estudios de latín en Messkirch. Durante los años 1656-59, realizó consecutivamente los tres cursos de enseñanza media en los jesuitas, en Ingolstadt. A la muerte de su padre, que aconteció aproximadamente este tiempo, el muchacho fue adoptado por su tío Abraham von Megerlin, canónigo de Altötting, que lo llevó a la escuela benedictina en Salzburgo. En el otoño de 1662, a la edad de 18 años, Juan se unió a los agustinos descalzos en la Viena antigua, escogiendo el nombre de Abraham, indudablemente por respeto a su tío, con el añadido de Santa Clara. Hizo el noviciado y completó sus estudios teológicos en Mariabrunn, no lejos de Viena. Tras su ordenación en Viena (1666) fue enviado, después de una breve preparación, como predicador al santuario de Taxa, cerca de Augsburgo; pero, después de aproximadamente tres años, fue reclamado a Viena, un centro de mayor actividad. El 28 de abril de 1677, fue nombrado predicador de la corte imperial por Leopoldo I, y mientras desempeñaba este cargo, experimentó los horrores de la peste del año 1679. Después de un descanso de cinco meses, como capellán del gobernador de la Baja Austria, subió al púlpito otra vez. En 1680 le encontramos como rector del convento de Viena, y dos años después como capellán en la iglesia monacal de su orden en Gratz, dónde permaneció por tres años como predicador dominical y después como prior. Estando en este puesto fue a Roma en 1687. En 1690 se le menciona de nuevo en la crónica local del monasterio de Viena, como predicador de la corte, y al año siguiente como provincial. Con este cargo emprendió su segundo viaje a Roma (1692), dónde tomó parte en el capítulo general de su orden. A su retorno, retomó sus deberes de costumbre, al tiempo que recibió el cargo de definidor. Se convirtió eventualmente en definidor provincial. El mantenimiento de estos múltiples esfuerzos, sin embargo, había minado gradualmente su fortaleza, dañada incluso más por años de padecimiento de gota y finalmente le llevó a la muerte. Abraham tenía a su alcance una cantidad increíblemente grande de información que, con una gran inteligencia para conocer el sentir de su tiempo, hizo de él un eficaz predicador. Su peculiar talento yacía en su facultad para presentar las verdades religiosas, incluso las más amargas, con el tal encanto gráfico que cada oyente, tanto el elevado como el sencillo, encontraban placer en su discurso, aunque es cierto que sus contemporáneos se manifestaron con gran virulencia contra "el bufón, el traficante de noticias y el arlequín del púlpito". Incluso en su papel de escritor, parece estar como en el púlpito y habla a sus lectores por medio de su pluma. Sus trabajos son numerosos. Su primera ocasión para el trabajo literario se la proporcionó la peste, durante la que escribió tres tratados; “Merk, Wien” , una descripción detallada de la destructiva muerte (Viena, 1680), muestra cómo la muerte no respeta ni a sacerdotes, mujeres, hombres sabios, personas casadas ni a los soldados. El segundo tratado, “Lösch Wien” (Viena, 1680), que es menos profundo, exhorta a los sobrevivientes de la plaga a extinguir con sus buenas obras los tormentos del Purgatorio de aquéllos que habían sido víctimas. “Die grosse Totenbruderschaft” (1681) enumera a las personas prominentes que habían muerto entre 1679-80, para ilustrar enérgicamente, y casi groseramente, la reflexión "que tras la muerte, el príncipe real huele tan terriblemente como el niño recién nacido de un campesino". Igualmente basado en la crítica a un hecho histórico fue el pequeño libro titulado “Auf, auf, ihr Cristhen” (Viena, 1683), una conmovedora exhortación a los cristianos en armas contra los turcos. Este es principalmente famoso, tanto como el sermón original, por el Wallenstein’s Lager de Schiller. Una colección de sermones que realmente había predicado apareció en Salzburgo, en 1684, bajo el título de “Reim dich, oder ich lis dich”. Al año siguiente fue impreso en el monasterio de Taxa un pequeño libro de peregrinación, titulado “Gaik, Gaik, Gaik a Ga einer wunderseltsamen Hennen”. Este grotesco título surge de la historia del origen del monasterio, según la cual, una imagen de la Bendita Virgen fue vista impresa en el huevo de una gallina. La obra maestra de Abraham, fruto de diez años de trabajo, es “Judas der Erzschelm” (Judas el archibribón, Salzburgo, 1686-95). Trata de la vida apócrifa de Judas el traidor y está aliñado con muchas reflexiones morales. Mientras trabajaba en este extenso libro, publicó un compendio de enseñanza moral católica, “Gramática religiosa” (Salzburgo, 1691), que constaba de cincuenta y cinco lecciones, y recogía los temas de treinta y tres sermones. Este apareció en una traducción alemana (Colonia, 1699). Los restantes trabajos famosos del predicador descalzo son, en su mayor parte, una desconcertante mezcla de versos, reflexiones, y sermones. Así: “Etwas für alle” (Algo para todos; Würzburg, 1699); “Sterben und Revén” (La muerte y la herencia; Amsterdam, 1702); “Neu eröffnete Welt-Galleria” (La recién abierta galería del mundo; Nürnberg, 1703); “Heilsames Gemisch-Gemasch” (Una saludable mezcla; Würzburg, 1704); “Huy! und Pfuy der Welt” (¡Ho! y Fie en el mundo; Würzburg, 1707). Todos estos tratados muestran la influencia de “Narrenschiff” (Nave de locos) de Sebastián Brant, que aparece aún más clara en sus dos trabajos siguientes: “Centifolium stultorum in Cuarto” (Viena, 1709) y “Wunderwürdiger Traum von einem grossen Narrenest” (El Sueño maravilloso de un gran nido de necios, Salzburgo, 1710; también impreso durante la vida de Abraham). Un año después de su muerte aparecieron “Geistliche Kramerladen” (La Tienda del comerciante espiritual); “Wohl angefüllter Weinkeller (Una bodega repleta; Würzburg); y “Besonders meublirt und gezierte Toten-Kapelle” (Una capilla mortuoria extrañamente amueblada y adornada; Nürnberg). Se publicaron póstumamente cinco volúmenes en cuartilla de su restante literatura: “Abrahamisches Bescheidessen” (Fiestas en honor de Abraham; Viena, Br, nn 1717); “Abrahamische Lauberhutt” (Viena y Nürnberg, 1721-23); “Abrahamisches Gehab dich wohl” (La despedida de Abraham; Nürnberg, 1729). Una edición colectiva de sus trabajos apareció (Passau, 1835-46) en diecinueve volúmenes de octavilla. Schiller, un compatriota suabo de Abraham, nos ha transmitido este interesante juicio sobre el monje literato en una carta a Göthe: “Este padre Abraham es un hombre de originalidad maravillosa a quien debemos respetar y sería interesante, aunque nada fácil, intentar aproximarse o superarlo en su disparatado ingenio y destreza”. Es más, Schiller fue grandemente influenciado por Abraham; también Jean Paul Richter y otras mentes inferiores. Incluso en los tiempos más recientes, la influencia de Abraham es principalmente notable en la literatura del púlpito, aunque quedan lejos de la suya. En honor a la memoria de Abraham, la ciudad de Viena realizó una nueva edición de sus trabajos.

VON KARAJAN, Abraham a Sancta Clara (Viena, 1867) (todavía el mejor trabajo sobre el famoso monje); SCHERER, Vortrage und Aufsatze zur Geschichte des geistlichen Lebens in Deutschland und osterreich (Berlín, 1874); ID.., MARETA, en Abraham en “Allgemeine deutsche Biographie”; MARETA ubre Judas Erzschelm, en Programm des Schottengymnasium (Viena, 1875); BOBERTAG, Abraham a Sancta Clara, Judas der Erzschelm, en la Literatura Nacional Alemana de KURSCHNER; BLANlKENBURG, Studien uber die Sprache Abrahams a Sancta Clara (Halle, 1897); NAGL, Die erziehische Einwirkung Abrahams a Sancta Clara auf das osterreicherische Volk en DITTES Paedagogium (1891); NAGL Y ZEIDLER, Deutsch-sterreichische Literatur Geschichte (Viena, 1899) 621-651.

N. SCHEID

Traducido por Quique Sancho