Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Lunes, 23 de octubre de 2017

Abadía y congregación de Melk

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(MOLCK, MELLICUM).

Situada en una roca aislada que domina el Danubio, Melk ha sido un lugar notable desde tiempos de los romanos. Fue un establecimiento eslavo, Magalicha, reemplazado por un fuerte romano que a su vez fue destruido por la invasión magiar de ca. 955, cuando recibió el nombre de Eisenburg. Los magiares fueron expulsados por Leopoldo II el Ilustre, margrave de Austria, que ubicó aquí su capital y fundó una iglesia para canónigos regulares, remplazados por monjes de Subiaco, que Leopoldo II trajo de Lambach, con Sijibold como abad en 1089. Melk fue muy favorecida por S. Leopoldo III así que la nueva fundación floreció rápidamente, recibiendo diezmos tan importantes por los cereales que el nombre popular completo era "Melk" del gran bushel lleno” (N. del T. Bushel, medida de capacidad, en agricultura etc = 36 litros ).

Se convirtió en lugar de peregrinación a la capilla de S. Coloman y se hizo famosa por un gran reliquia de la Santa Cruz. Hacia el siglo quince la observancia monacal estaba relajada, pero en 1418, a petición de Alberto V, archiduque de Austria, Martín V envió al venerable Nicolás de Magen con otros cinco monjes de Subiaco, desde el Concilio de Constanza, para comenzar una reforma de los monasterios de la Baja Austria. El abad de Melk, Juan Flemming, renunció voluntariamente y Nicolás, elegido en su lugar, comenzó enseguida la reforma de la observancia de acuerdo con las constituciones de Subiaco, convirtiéndose la abadía en un modelo para las casa de Austria. Varios monasterios siguieron su ejemplo, entre otros Obenburg, Salzburg, Mariazell, la abadía escocesa de Viena, Kremsmünster, Ratisbona y Tegernsee. Todas estas casas siguieron la misma observancia y se llamaron la Congregación de Melk, aunque no dependían de manera alguna de Melk ni tenían un superior general común. Solicitaban al papa visitadores cuando era necesario.

La abadía de Melk mantuvo el fervor de la reforma y desde 1460 se hicieron varios intentos para realizar una unión más efectiva. En 1470, 17 abades de varias diócesis vecinas se reunieron en Erfurt y decidieron establecer en sus monasterios la observancia común y el ceremonial de Melk. Nada especial ocurrió hasta que Gaspar, abad de Melk, en 1618, invitó a las abades de Austria reunirse en Melk y formar una congregación. Las negociaciones se prolongaron hata1623, año en el que los abades de Melk, Kremsmünster, Garsten, Abadía escocesa de Vien, Altenburg, Gottweich y Mariazell firmaron la constitución acordada para la nueva congregación. Urbano VIII la aprobó en 1625. La congregación incluía las casas de Lambach, Monsee, Leittenstaden y Kleinck.

Eran gobernadas por un superior general, elegido cada dos años, que hacía las veces de visitador de todos los monasterios de la congregación. Cada provincia tenía también su propio visitador. En 1630 hubo un intento de formar una congregación de todos los monasterios del imperio, pero la invasión sueca frustró ese proyecto, aunque muchos de los monasterios alemanes observaron en adelante las constituciones de Melk.

En el siglo XIV se había fortificado Melk con permiso del duque Federico I, de manera que fue capaz de resistir los sucesivos sitios de Matías Corvino, de las revueltas campesinas, de los estados protestantes e Austria, y de los turcos, aunque en casa caso la propiedad de la abadía sufrió grandes pérdidas, así como a manos de las tropas de Napoleón. En 1889 la abadía de Melk fue incluida por León XIII en la Congregación Austriaca de la Inmaculada Concepción.


Bibliografia

Annales Mellicenses, ed. WATTENBACH, in PERTZ, Mon. Germ. Hist. Script., IX (Hanover, 1851), 480-535; BERLIÈRE, La réforme de Melk au XVe Siècle en Revue Bénédictine, XII (1895), 204-13, 289-309; HEIMBUCHER, Die Orden und Kongregationen der Katholischen Kirche, I (Paderborn, 1907), 286-95, 344; H?LYOT, Dictionnaire des ordres religeux, II (Paris, 1863), 1033-39; KATSCHTHALER, Melk (Vienna, 1905); KEIBLINGER, Geschichte des Benediktinerstifts Melk (Vienna, 1851-69); KROPF, Bibliotheca Mellicensis (Vienna, 1747); MABILLON, Annales O. S. B., V (Lucca, 1740), 248-9; PEZ, Ephemerides rerum in Monasterio Mellicensi . . . gestarum . . . 1741-46, ed. STAUFER in Studien O. S. B., VIII-X (1886-9); SCHRAMB, Chronicon Mellicense (Vienna, 1702); WOLFSGR?BER AND H?BL, Abteien unde Kl?ster in γterreich (Vienna, n. d.).


Leslie A. St. L. Toke.


Transcrto por Gerald Rossi.


Traducido por Pedro Royo.


The Catholic Encyclopedia, Volume X. Published 1911. New York: Robert Appleton Company. Nihil Obstat, October 1, 1911. Remy Lafort, S.T.D., Censor. Imprimatur. +John Cardinal Farley, Archbishop of New York