Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Jueves, 19 de octubre de 2017

Abadía de San Denis

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

La abadía de San Denis está situada en una pequeña ciudad a la cual se le ha dado este nombre, aproximadamente a unas cuatro millas al Norte de París. San Denis (Dionisio), el primer obispo de París, y sus acompañantes fueron martirizados en el 270; y enterrados allí. La pequeña capilla construida sobre el lugar se convirtió en un famoso lugar de peregrinación durante los siglos quinto y sexto. En el año 630 el Rey Dagoberto fundó el monasterio para los monjes benedictinos, reemplazando la capilla original por una gran basílica, de la cual en poco permanece en la actualidad. El abad y sus sucesores enriquecieron la nueva construcción con muchos obsequios y privilegios; y con el sepulcro de San Denis, este lugar se convirtió en uno de los más ricos e importantes monasterios en Francia. En el año 653 fue liberado de la jurisdicción episcopal. Una nueva iglesia fue empezada en el año 750 por Carlomagno, en cuya consagración se cree, de acuerdo a la tradición popular, que asistió Cristo en persona. Durante el siglo nueve ocurrieron irregularidades en el interior y con los monjes que transformaron su canon en reglas relajadas. El Abad Hilduin trató en vano reformarlos y fue obligado a retirarse por un tiempo, con algunos de los más fervientes monjes, a un priorato vecino. A la larga, sin embargo, logró éxito en obtener un mejor estado de cosas y fue capaz de reasumir el gobierno de su monasterio. Desde ese tiempo avanzó su esplendor y su importancia continuó creciendo bajo la sabia sucesión de grandes abates, a quienes se otorgó el derecho de pontificalía por medio del Papa Alexander III en el año 1179. Quizás el más famoso entre estos fue Sigerio, el número treinta y seis de la serie (1122-52). Además de ser un gran eclesiástico también fue un gran estadista y actuó como regente de Francia mientras el Rey Luis VII se ausentó del trono por estar en las Cruzadas. La actual iglesia de San Denis fue empezada por él aproximadamente en el año 1140, marcando el inicio de la tendencia Gótica en la arquitectura y su transición del estilo Romanesco. Más allá de adiciones y alteraciones bajo la sucesión de diversos abates resultó en la producción de uno de las construcciones Góticas más finas en Francia (ver Arquitectura Gótica).

El monasterio figuró prominentemente en la Historia de Francia y sus abates fueron por varios siglos considerados entre los principales señores del reino. El "Oriflamme", originalmente estandarte del monasterio, se convirtió en el estandarte de los reyes de Francia. Era colocado colgando sobre el altar mayor, de donde se sacaba cuando el rey tomaba su puesto. Su última aparición fue en la batalla de Agincourt en 1415. Juana de Arco ocupó con sus fuerzas la iglesia de San Denis en 1429. Muchos reyes, príncipes y otras nobles personas fueron enterradas en ese lugar y tres de los pontífices romanos permanecieron en el monasterio en diferentes tiempos: Esteban II en 754, Inocencio II en 1131 y Eugenio III en 1146. Otro gran abad, Mateo de Vendome, actuó como administrador del reino cuando San Luis fue a las Cruzadas en el 1269. Después del Concilio de Trento el monasterio de San Denis se volvió la cabeza de una congregación de diez monasterios, y en el año 1633 se asoció con sus con sus recintos dependientes en la nueva congregación de San Mauro, cuando su construcción conventual fue enteramente reconstruida. En 1691 Luis XIV suprimió la abadía y unió el monasterio con sus propiedades a la casa real de las damas nobles en Saint Cyr, fundada por Madame de Maintenon. La abadía fue finalmente disuelta durante la Revolución, en la que se hizo mucho daño a la iglesia y a los sepulcros. Fue posteriormente restaurado, bajo Napoleón III, por Viollet-le-Duc. Las reliquias de San Denis, transferidas a la iglesia de la ciudad de París en el año 1795, fueron devueltas a la abadía en el año 1819. Éste es ahora un “monumento nacional” y uno de los sitios de interés turístico en París. Muchas de las escrituras y otros manuscritos referidos a su historia están ahora en los archivos Nacionales o en la Biblioteca Nacional.

STE. MARTHE, "Gallia Christiana," VII (Paris, 1744); DOUBLET, "Histoire de l'abbaye de Saint-Denys" (Paris, 1625); FELIBEIN, "Histoire de St-Denys" (Paris, 1706); DAVID, "Les Grandes Abbayes de l'Occident" (Lille, 1907); BEALE, "The Churches of Paris" (London, 1893).

G. CYPRIAN ALSTON

Transcrito por John Looby

Dedicado a Denis Gainty

Traducido por Ramiro Banda Valdivia