Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 18 de octubre de 2017

Abadía Cisterciense de Wilhering

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(HILARIA)


Ulric de Willeheringen dió un castillo para un monasterio, encontrándose la propiedad ubicada en el cauce derecho del Danubio, en la diócesis de Linz, Austria. El propósito inicial era el establecimiento de un un monasterio regular, pero debido a que no se tenían muchas condiciones que se requerían, se estableció un monasterio cisterciense (1146). Bajo la conducción de su primer abad, Geraldus, de la abadía de Runa en Styria, el monasterio fue ricamente dotado y puesto bajo la protección de Eberhard, Obispo de Bamberg. Después de la muerte de Ulric, su hermano Colo, completó el trabajo que se había empezado.


A pesar de todo, la fundación no prosperó y Henry, el tercer abad que tenía dos súbditos, transfirió la abadía a Bukhard, abad de Ebrach (1185). Fue por ese motivo que Wilhering vino a ser conocido más bien como una filial. En el mismo año, Burkhard envío a Henry de nuevo Wilhering, acompañado por doce de sus monjes y desde esa época la abadía prosperó. El duque Leopoldo VI la tomó bajo su protección. Un edificio monástico sustituyó el viejo castillo, las donaciones la enriquecieron y muchas exenciones y privilegios fueron concedidos por las autoridades eclesiásticas y autoridades seculares, especialmente por Inocencio III, Honorius III y el emperador Federico II. Posteriormente se hicieron tres fundaciones, Hohenfurth en Bohemia, Engelszell y Suasenstein en Austria. Este situación continuó hasta la revolución de Lutero y todas las guerras de esa época causaron grandes pérdidas en dominio y utilidades.

Cuando designaron al primer abad imperial (1568) había solamente tres monjes y dos novicios en la comunidad. En 1587, sin embargo, Alexander fue nominado abad y él inauguró la reforma con observancia regular y recuperó las posesiones y muchas de las características anteriores del monasterio. A él también se debe la reconstrucción de los edificios monásticos. Al final de su mandato, había 20 sacerdotes, 4 clérigos, y un hermano en la comunidad (1641).

En 1733 el monasterio fue destruido por el fuego, pero inmediatamente fue reconstruido bajo la dirección del abad Bonus Pomerl. Se evitó que fuera secularizado en el período del josefinismo, aunque sufrió mucho durante la persecución. Después de estos problemas y la guerra napoleónica, el edificio fue terminado, luciendo como está hoy día, con una iglesia especialmente hermosa.

Con el abad 66, Rev. Theobald Grasbock, quién fue electo en 1892, esta comunidad tuvo 39 sacerdotes y algunos clérigos. El monasterio tiene a su cuidado 32 parroquias, además de otras posiciones de importancia.

STULZ, Gesch. des cisterc. Klosters Wilhering (Linz, 1840); GRILLNBERGER, Die altesten Todtenbucher des cist. Stiftes Wilhering (Graz, 1896); HARDMUTH, Die Abteien Oberosterreich u. Salzburg (Vienna, 1858); SARTORIUS, Cistercium bistertium (Prague, 1700); Catalogus personarum religiosarum S. O. Cist. (Rome, 1906); BOETTCHER, Germania sacra (Leipzig, 1874); MANRIQUE, Ang. Annales Cisterc. (Lyons, 1642); JONGELINUS, Notitia Abbatiarum Ord. Cister. (Cologne, 1640); JANAUSCHEK, Originum Cisterc., I (Vienna, 1877).

EDMUND M. OBRECHT

Transcrito por Thomas M. Barrett

Dedicado a la comunicad Cristiana de la abadía de Wilhering

Traducción de Luz Helena Cabrales.