Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Miércoles, 18 de octubre de 2017

Mauro Magnencio Rábano

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(También Hrabanus, Reabanus).

Abad de Fulda, arzobispo de Maguncia, célebre teólogo y escritor pedagógico del siglo IX; nació en Maguncia (o Mainz) aproximadamente en 776 (¿784?); murió en Winkel (Vinicellum), cerca de Maguncia el 4 de febrero de 856. Pronunció sus votos a una temprana edad en el monasterio benedictino de Fulda y fue ordenado diácono en 801. Un año más tarde se trasladó a Tours para estudiar teología y artes liberales bajo la enseñanza de Alcuino. Ganó el aprecio de su anciano maestro y recibió de él el sobrenombre de Mauro en memoria del discípulo favorito de San Benito. Después de un año de estudio fue llamado por su abad, se convirtió en maestro y, más tarde, en director de la escuela monástica de Fulda. Su fama como maestro se extendió por toda Europa y así Fulda llegó a ser el más célebre centro de aprendizaje del Imperio Franco.

En 814 fue ordenado sacerdote. Desafortunadamente la obsesión por la construcción del abad Ratgar impidió temporalmente el desarrollo de la escuela, pero bajo el abad Eigil (812-82) Rábano pudo una vez más dedicarse completamente a su vocación de enseñar y escribir (véase Escuelas Carolingias; Diócesis de Fulda). En 822, Rábano fue elegido abad y durante su mandato el monasterio tuvo su mayor prosperidad. Completó los nuevos edificios que habían sido empezados por su predecesor, erigió más de treinta iglesias y oratorios; enriqueció la iglesia de la abadía con mosaicos artísticos, tapicería, baldaquinos, relicarios y otros costosos ornamentos; hizo los arreglos para la enseñanza de los laicos a través de la predicación y aumentando el total de sacerdotes en los pueblos; consiguió numerosos libros para la biblioteca e incrementó de muchas otras formas el bienestar espiritual, intelectual y temporal de Fulda y sus dependencias.

En los disturbios políticos de los tiempos apoyó a Luis el Piadoso contra sus hijos rebeldes y tras la muerte del emperador respaldó a Lotario, el hijo mayor. Cuando este último fue derrotado por Luis el Germano, Rábano abandonó su hogar en 840, quizá para evitar hacer el juramento de lealtad. En 841 regresó y, a principios de 842, renunció al puesto de abad presionado, según se cree por Luis. Se retiró a la cercana Petersburgo, donde se dedicó por entero a la labor literaria y a la oración. En 845 se reconcilió con el rey y en 847 sucedió a Otgar como arzobispo de Maguncia. Su consagración tuvo lugar el 26 de junio.

Realizó tres sínodos provinciales. Los treinta y un cánones aprobados en el primero, en el monasterio de San Albán en octubre de 847, tratan principalmente temas de disciplina eclesiástica (Actas en Mansi, "Conc. Coll. Ampl.", XIV, 899-912). En el segundo sínodo, celebrado en octubre de 848, en relación con una dieta, se condenó al el monje Gottschalk de Orbais y su doctrina sobre la predestinación. El tercer sínodo, efectuado en 852 (¿851?) se ocupó de los derechos y disciplina de la Iglesia. Rábano se distinguió por su caridad hacia los pobres. Se dice en los "Annales Fuldenses" que durante la hambruna de 850 alimentó diariamente a más de 300 personas. Jean Mabillon y los Bolandistas lo llaman "beato" y su fiesta se celebra en la diócesis de Fulda, Maguncia y Limburgo el 4 de febrero. Fue sepultado en el monasterio de San Albán en Maguncia, pero sus reliquias fueron trasladadas a Halle por el Arzobispo Albrecht de Brandenburgo.

Rábano fue probablemente el hombre más ilustrado de su época. En el conocimiento bíblico y patrístico nadie lo igualaba y tenía una familiaridad absoluta con la ley canónica y la liturgia. Su actividad literaria se extendió hacia todos los campos del saber profano y sagrado hasta entonces conocidos. Aun así no puede ser llamado un pionero, ni como un educador ni como escritor, porque siguió el trillado camino de sus sabios predecesores. Todavía carecemos de una edición de sus numerosos escritos. La mayoría de ellos han sido editados por Colvenerius (Colonia, 1627). Esta edición no crítica está reimpresa con algunas adiciones en PL 107-112. Sus poemas fueron editados por Dümmler en "Mon. Germ. Poetae lat. aevi Carol.", II, 154-244. Fue un hábil versificador, pero un poeta mediocre. Sus epístolas están impresas en "Mon. Germ. Epist.", V, 379 ss. La mayoría de sus trabajos son exegéticos. Sus comentarios, los cuales abarcan a casi todos los libros del Antiguo Testamento, así como el Evangelios según san Mateo y las epístolas paulinas---un comentario sobre el Evangelio de San Juan es probablemente falso---están basados principalmente en los escritos exegéticos de San Jerónimo, San Agustín, San Gregorio I Magno, San Isidoro de Sevilla, Orígenes, San Ambrosio y San Beda. Sus principales obras pedagógicas son: "De universo", una especie de enciclopedia en 22 libros, basada en las Etimologías de Isidoro; "De computo", un tratado sobre cálculo; "Excerptio de arte grammatica Prisciani", un tratado sobre gramática, etc. Otros importantes trabajos son: "De ecclesiastics discipline"; sermones, tratados, un martirologio y un penitencial.


Fuente: Ott, Michael. "Blessed Maurus Magnentius Rabanus." The Catholic Encyclopedia. Vol. 12. New York: Robert Appleton Company, 1911. <http://www.newadvent.org/cathen/12617a.htm>.

Traducido por Eladio Megchún. L H M.