Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Sábado, 16 de diciembre de 2017

Las Santas Llagas

De Enciclopedia Católica

Revisión de 11:57 27 mar 2012 por Sysop (Discusión | contribuciones)

(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar
421040 325290217520789 100001194418102 845911 449846350 n.jpg
Cinco llagas.jpg
420310 10150735136428210 564603209 11400557 1477522982 n.jpg
CONVER~1.JPG
458485 329148587134952 100001194418102 856571 748798077 o.jpg
Latín:

Adoratio Quinque Vulnerum

I. Adoramus, Domine noster Iesu Christe, Sacrum Vulnus pedis tui sinistri et per ipsum te rogamus ut gressus nostri per viam salutis progrediantur. Pater, Ave et Gloria Patri.

Sancta mater, istud agas,

Crucifixi fige plagas

Cordi meo valide.

II. Adoramus, Domine noster Iesu Christe, Sacrum Vulnus pedis tui dexteri et per ipsum te rogamus ut omnes vanitates mundi calcantes contemnamus. Pater, Ave et Gloria Patri.

Tui nati vulnerati

Tam dignati pro me pati,

Poenas mecum divide!

III. Adoramus, Domine noster Iesu Christe, Sacrum Vulnus manus tuae sinistrae et per ipsum te rogamus ut Divinae Providentiae manu per omnes peregrinationis huius vitae educamur. Pater, Ave et Gloria Patri.

Fac ut portem Christi mortem,

Passionis fac consortem

Et plagas recolere.

IV. Adoramus, Domine noster Iesu Christe, Sacrum Vulnus manus tuae dexterae et per ipsum te rogamus ut fides nostra fructificet in bonis operibus. Pater, Ave et Gloria Patri.

Fac me plagis vulnerari,

Fac me Cruce inebriari,

Et cruore Filii.

V. Adoramus, Domine noster Iesu Christe, Sacrum Vulnus latus tui sanctissimi et per ipsum te rogamus ut corda nostra purificentur et sanctificentur divina gratia per Missam et Sacramenta Ecclesiae. Pater, Ave et Gloria Patri

Quando corpus morietur

Fac ut animae donetur

Paradisi gloria. Amen.

Ant. Fodérunt manus meas et pedes meos: dinumeravérunt ómnia ossa mea.

V. Adoramus te, Christe, et benedicimus tibi.

R. Quia per sanctam Crucem tuam redemisti mundum.

Oremus. Deus, qui unigéniti Fílii tui passióne et, per quinque Vúlnera ejus, sánguinis effusióne, humánam natúram peccáto pérditam reparásti: tríbue nobis, quaésumus ; ut, qui ab eo suscépta Vúlnera venerámur in terris, ejúsdem pretiosíssimi sánguinis fructum cónsequi mereámur in caelis. Per eúmdem Christum Dominum nostrum. R. Amen.


Español: Adoración de las Cinco Llagas de Cristo

I. Adoramos, Señor nuestro Jesucristo, la llaga de vuestro pie izquierdo y por ella os pedimos que nuestros pasos se encaminen por la vía de la salvación. Padrenuestro, Avemaría y Gloriapatri.

Haz por mí, ¡oh Santa Madre!

Que en mi corazón las llagas

Del crucifijo se graben.

II. Adoramos, Señor nuestro Jesucristo, la llaga de vuestro pie derecho y por ella os pedimos que despreciemos, pisoteándolas, las vanidades del mundo. Padrenuestro, Avemaría y Gloriapatri.

Parte conmigo las penas

De tu Hijo vulnerado,

Que tanto sufrió por mí.

III. Adoramos, Señor nuestro Jesucristo, la llaga de vuestra mano izquierda y por ella os pedimos ser conducidos por la mano de la Divina Providencia a través de las vicisitudes de esta vida. Padrenuestro, Avemaría y Gloriapatri.

De Cristo la muerte lleve,

De su pasión hazme socio, Y que sus llagas venere.

IV. Adoramos, Señor nuestro Jesucristo, la llaga de vuestra mano derecha y por ella os pedimos que nuestra fe fructifique en buenas obras. Padrenuestro, Avemaría y Gloriapatri.

Haz que me hieran las llagas, Y que me embriague la cruz Y la Sangre de tu Hijo.

V. Adoramos, Señor nuestro Jesucristo, la llaga de vuestro santísimo costado y por ella os pedimos sean purificados y santificados nuestros corazones por la divina gracia a través de la misa y de los sacramentos de la Iglesia. Padrenuestro, Avemaría y Gloriapatri.

Cuando este cuerpo muera

Haz que se le dé al alma

Del Paraíso la gloria. Amén.

Ant. Han perforado mis manos y mis pies y han contado todos mis huesos.

V. Adorámoste, oh Cristo, y te bendecimos.

R. Que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

Oremos. Oh Dios, que con la pasión de tu Hijo unigénito y por sus cinco llagas reparaste la caída naturaleza humana: concédenos, te rogamos, que los que veneramos en la tierra esas mismas llagas por Él recibidas, merezcamos conseguir en los cielos el fruto de su Preciosísima Sangre. Por el mismo Cristo, Señor nuestro. R. Amén.

Colaboración de R.V.R

Selección de imágenes: José Gálvez Krüger