Herramientas personales
En la EC encontrarás artículos autorizados
sobre la fe católica
Viernes, 20 de octubre de 2017

Coro (en Arquitectura)

De Enciclopedia Católica

Saltar a: navegación, buscar

(Este artículo fue escrito en 1908. Actualmente se le llama presbiterio al lugar donde está el altar y donde se sienta el clero.)

Hay mucha ambigüedad acerca de los términos coro y presbiterio. Estrictamente hablando, el coro era un espacio cerrado en el centro de la nave, y unido al presbiterio, donde estaban los asientos del clero. A menudo el término se utilizaba libremente para todo el lado oriental, incluyendo el coro propiamente dicho, el santuario, el trascoro, etc.

En la Abadía de Westminster, la sillería se encuentra en la nave oriental y, por lo tanto, ninguna parte del coro está en el brazo oriental. En Canterbury los asientos se encuentran en el brazo oriental y el coro ocupa sus vanos occidentales, es decir, el espacio entre el transepto y el presbiterio. En las iglesias no colegiatas, el brazo oriental se llama coro, cuya porción oriental es el presbiterio o santuario. En las primeras iglesias cristianas, por ejemplo, Santa María Maggiore en Roma, no había sino dos partes, la nave y el presbiterio; no había coro arquitectónico. El santuario ocupaba el ábside y el ábside se unía inmediatamente a la nave, o en las basílicas de doble nave del siglo IV, al transepto, como en las de San Pedro y San Pablo de Roma; no había interposición de un coro entre la nave y ábside. El coro era simplemente la parte oriental de la nave, y estaba cercado por paredes bajas, generalmente de mármol, talladas o perforadas con patrones entrelazados —pavos reales (el símbolo de la inmortalidad), leones, palomas, etc. Estas paredes se llamaban cancelli, de ahí la palabra inglesa "presbiterio".

La palabra coro fue primero utilizada por los escritores de la Iglesia Occidental. Isidoro de Sevilla y Honorio de Autun la derivaron de la corona o círculo de clérigos o cantantes que rodeaban el altar. El coro propiamente dicho no existió hasta el tiempo de Constantino, cuando el clero pudo desarrollar los servicios de la Iglesia. La introducción del coro, o espacio cerrado en el centro de la nave, unido al bema o presbiterio, como se llamaba el espacio elevado, fue el último gran cambio de plan. Se permitía que los fieles se congregaran alrededor de los tres lados de este coro para oír los Evangelios o las Epístolas que eran leídas desde los dos púlpitos o ambones, que se construían dentro de ese recinto, uno a cada lado; o para oír los servicios que eran leídos o cantados por el orden inferior del clero que ocupaba sus precintos.

El espacio del coro se mantuvo bajo, para no ocultar la vista del presbiterio levantado. En los distritos del suroeste de Francia y de toda España, también en San Juan de Letrán, San Clemente, San Lorenzo Extramuros y Santa María la Mayor en Roma, el coro ocupa el centro de la nave con un pasillo cerrado hacia el presbiterio. En algunas partes de Italia el coro todavía conserva su antigua posición detrás o hacia el este del altar. En el Duomo de Fiésole, y en Lucca, hay dos coros, uno detrás y el otro delante del altar mayor. En el norte de Alemania, los coros suelen estar elevados sobre criptas (el de Milán está sobre la confessio) y encerrados con sólidos enrejados de piedra; el mismo arreglo existe en Canterbury, Auch, Augsburgo, Chartres, Bourges, Saint Denis, Amiens y Notre-Dame en París. Los mejores recintos existentes son los de París y Amiens.


Bibliografía: BOND, Gothic Architecture in England, 183-85; FERGUSSON, History of Architecture, I, 407; PARKER, Glossary of Architecture, I, 102, 103; WALCOTT, Sacred Archaeology, 146, 147, 148; REBER, History of Medieval Art, 182, 183.

Fuente: Poole, Thomas. "Choir." The Catholic Encyclopedia. Vol. 3, p. 693. New York: Robert Appleton Company, 1908. 4 Aug. 2017 <http://www.newadvent.org/cathen/03693a.htm>.

Traducido por Luz María Hernández Medina